Contraloría General expone millonarias deudas del fondo ganadero del Tolima

469

Cuentas embargados, la apropiación de recursos de tributos, el no pago de parafiscales y de diferentes impuestos municipales y departamentales, fue el panorama que encontró la Contraloría General al auditar la vigencia de 2018 en el Fondo Ganadero del Tolima, los cinco hallazgos fiscales determinados suman $9 mil 303 millones.

Tras una auditoría adelantada por la Contraloría General de la República, se conoció la necesidad que hubo de adelantar un proceso de reorganización al Fondo Ganadero del Tolima S.A., entidad que tendría una situación de insolvencia y en la que se generaron ocho hallazgos administrativos, cinco de ellos, con una incidencia fiscal que superan los $9 mil millones.

Asimismo, hay siete presuntas irregularidades disciplinarias, cinco con incidencia penal y tres son de otro tipo.

La revisión que se hizo sobre la vigencia 2018 y cuyos resultados quedaron plasmados en un informe del 9 de diciembre y que fue publicado por Noticias Uno, muestra que la entidad, aunque recaudó el dinero, no pagó en su debido momento las retenciones en la fuente, la cuota de fomento ganadero con destino a la Cuenta Nacional de Carne y Leche.

Igualmente, la cuota de fomento porcícola, ni el impuesto de degüello de ganado mayor del orden departamental y el impuesto de degüello de nivel municipal.

Según el ente de control, dichos dineros fueron recibidos de los contribuyentes, pero no se transfirieron a la Administración de Impuestos Nacionales.

“Los cuales no son ingresos del Fondo sino dineros que han sido recaudados en atención a las disposiciones legales y estatutarias que le asignan la función de recaudador de estos tributos”.

Para el ente de control, al existir una apropiación de recursos considerados públicos, la entidad se encontraría inmersa en “un delito y las correspondientes conductas disciplinarias y de responsabilidad fiscal”, se precisa en el documento.

FOMENTO DE GANADO MAYOR

El FGT durante octubre, noviembre y diciembre de 2018 no giró a la Cuenta Nacional de Carne y Leche, el dinero recaudado a través del fomento ganadero por cabeza de bovino sacrificado en las plantas ubicadas en Espinal e Ibagué.

El valor adeudado más los intereses de mora suman $259 millones 810 mil 441 mil. Esta novedad con presunta incidencia fiscal se trasladó a la CGR, la Procuraduría General y a la Fiscalía.

FOMENTO PORCINO

Además de ello, el Fondo tampoco giró la cuota correspondiente al sector porcino a Porkolombia, cuyo valor asciende a $688 millones 114 mil 787 y que corresponde a los años 2016, 2017 y 2018 con intereses, hecho que fue visto como una “incorrecta decisión de la Administración que recaudó y se apropió de los recursos por cuota de fomento porcino, lo que genera un detrimento patrimonial”.

DEGÜELLO DE GANADO

Otro de los hallazgos está relacionado con el no pago por varios años a las rentas del Tolima.

En lo que respecta al 2018 del impuesto de ganado mayor por cabeza sacrificada en las plantas del Espinal e Ibagué se generó un recaudo de mil 322 millones 466 mil e intereses de mora por $154 millones 706 mil, es decir, un total de mil 477 millones de pesos.

Además de este dinero, estaba pendiente la cancelación de las vigencias de 2014, 2015, 2016 y 2017, deuda que junto a los intereses asciende a $6 mil 38 millones 861 mil.

Se anota que la administración del Fondo omitió el giro de los impuestos correspondientes “a las rentas del Departamento del Tolima, lo que generó un daño patrimonial al Estado por $7 mil 516 millones 033 mil e incumplimiento de la normatividad vigente”, el hecho generó que el hallazgo se trasladara a la Contraloría del Tolima y a la Procuraduría General.

Pero las cuentas del ente de control no paran ahí, pues se suma el recaudo correspondiente al impuesto de ganado menor por cabeza de porcino sacrificado en la planta de Ibagué.

De 2018, el Fondo le debe al Municipio, 150 millones 933 mil pesos con intereses de mora; y lo correspondiente entre noviembre de 2014 y diciembre 2017, es 336 millones 158 mil pesos más los intereses que ascienden a 152 millones 399 mil pesos. En este punto, la Contraloría calcula un daño patrimonial de $487 millones 091 mil.

OTROS HALLAZGOS

Además del anterior listado, la Contraloría General llama la atención en el que el Fondo tampoco consignó a la Dian los impuestos a la riqueza correspondientes a los años 2015, 2016 y 2017.

De la misma forma, adeuda las prestaciones sociales del cargo de gerente desde abril de 2016 a diciembre de 2018, en un total de $306 millones.

En medio de la auditoría, el ente de control señaló que la entidad cuestionada “maneja el recaudo del efectivo en forma manual en la caja de la tesorería ubicada en las instalaciones de la empresa de Ibagué y Espinal, por lo que no consigna en una entidad bancaria los dineros (…)”.

Sobre esta situación calificada como hallazgo administrativo con otras incidencias, se dio traslado a la Superintendencia de Sociedades y a la Administración de Impuestos y Aduanas Nacionales.

ENTRE LOS ARGUMENTOS

Ante el panorama encontrado la Superintendencia Delegada para Inspección, Vigilancia y Control, solicitó que se adelantara un proceso de reorganización por la situación de insolvencia empresarial que hay en FGT, por ello, se procedió a designar un promotor encargado.

Entre las conclusiones de la auditoría está los procesos de modernización a las plantas de sacrificio “no se realizan como resultado de una gestión eficiente, sino de estas decisiones que se tomaron apropiándose de recursos públicos por concepto de contribuciones parafiscales y obligaciones tributarias del orden nacional y territorial (…)” .

De otro lado, entre los argumentos del Fondo Ganadero del Tolima ante los hallazgos, estuvo que se creció la informalidad en el sacrificio de ganado debido a una ordenanza de la Asamblea del Tolima que incrementó el valor del impuesto de degüello.

Asimismo, en algunas respuestas señala que los recursos fueron usados para mantener el “negocio en marcha”, igualmente, que las cuentas referidas por la Contraloría con sus respectivos intereses están reconocida como pasivos dentro de la contabilidad, también, que no hay detrimento pues no se ha disminuido el patrimonio de la sociedad.

CIFRA

$352 millones adeuda el Fondo Ganadero del Tolima a la Dian por retención en la fuente desde abril de 2017 a diciembre de 2018.

IBAGUÉ (El Nuevo Día).

También podría gustarte