‘El Pumarejo’ le cambiará la ‘cara’ a la Región Caribe

800

Con un sobrecosto de 136 mil millones de pesos y un año de retraso en su entrega; se puso ayer en funcionamiento el que será el puente más moderno e imponente de Colombia: el Pumarejo, que comunica a Barranquilla con Santa Marta y por el que se movilizan diariamente cerca de 8.000 carros.

La obra de infraestructura, y así lo destacaron varios expertos consultados por este diario, será un referente para la ingeniería nacional no solo por sus dimensiones –es uno de los puentes más anchos del mundo– sino también por la instalación de los 352 pilotes que lo sostienen. Sin embargo, hay algo que hoy, día en que el presidente Iván Duque lo pondrá en operación, no pasará desapercibido: su utilidad.

A manera de contexto hay que saber que el Invías construyó un nuevo puente Pumarejo, paralelamente, al viejo que funciona desde hace 45 años. Es decir, en la actualidad hay dos puentes Pumarejo, como se puede ver en la fotografía.

Pero entonces, ¿por qué no será útil la nueva estructura? Por dos cosas. La primera: el puente se construyó con una altura –mide 45 metros de alto, 30 más que la del puente actual– para que navegaran por el río Magdalena, hasta Barrancabermeja, buques de gran calado. Sin embargo, no podrá ocurrir esto debido a que el viejo puente no se tumbará, por ahora, ya que el Gobierno Nacional no tiene recursos para hacerlo. En otras palabras: hasta que no se tumbe el viejo puente, la nueva estructura no será útil para la navegabilidad.

Segunda razón: el puente comunica exactamente a Barranquilla con el municipio de Palermo en Magdalena. Debido a su gran tamaño –tiene tres calzadas en cada sentido– cuando los carros lo atraviesan en el sentido Barranquilla-Palermo encontrarán un cuello de botella porque la vía queda reducida a un carril.

Según se conoció demoler el viejo puente puede valer cerca de 100 mil millones de pesos ya que “no es tan sencillo como ponerle dinamita y volarlo. Hay que hacer un desmonte gradual, es más, ya está diseñado el proceso. Es necesario ir cortando y bajando en barcazas, llevar los pedazos hasta la orilla y ahí demoler. No es tan fácil”, explicó un ingeniero consultado.

LA PUJANZA DE UN PAÍS

Como la “demostración de la pujanza de un país que piensa en grande y que no va a dejar nunca de pensar en grande”, calificó el Presidente Iván Duque Márquez el nuevo Puente Pumarejo, considerado como el quinto más ancho del mundo y el primero de América Latina, que fue inaugurado y puesto en operación este viernes en Barranquilla.

 “Este puente no es, solamente, un gran puente; es la demostración de la pujanza de un país que piensa en grande y que no va a dejar nunca de pensar en grande. Este es el puente más ancho de América Latina y uno de los cinco puentes más anchos del mundo. Este es uno de los puentes más altos que tiene Colombia, y que permite dimensionar la grandeza del Magdalena y la naturaleza que la acompaña”, enfatizó el Mandatario durante su intervención en el acto de inauguración de esta obra emblemática para la región Caribe, y que une a los departamentos de Atlántico y Magdalena.

 “Ya hay una fe de bautizo para este puente, que ayer certificó la señora Ministra de Transporte: este puente es, se llama y se llamará siempre el Puente Pumarejo, para que no haya ninguna duda”, agregó.

El nuevo Puente Pumarejo, que contó con una inversión cercana a los $800.000 millones, remplazará la estructura actual, inaugurada en 1974, marcando así un nuevo hito en la infraestructura del transporte terrestre, que se moderniza de acuerdo con las necesidades del comercio y de la conectividad que demanda la región Caribe.

El Puente Pumarejo mejora la conectividad y la navegabilidad del río Magdalena, al permitir el paso de buques de mayor tonelaje y altura, lo que lo convierte en una de las obras más importantes para el desarrollo urbanístico del país.

Con esta nueva infraestructura, la altura de los barcos que podrán pasar por debajo es de 45 metros.

La nueva infraestructura tiene dos calzadas de tres carriles cada una, de 2,25 kilómetros de longitud; un kilómetro de viaductos y accesos, 3,2 kilómetros de andenes peatonales y otros 3,2 kilómetros de ciclorruta.

Así mismo, el Jefe de Estado aseguró que el Gobierno avanza “con los estudios para que podamos hacer el recorte del puente (antiguo), permitiendo la navegabilidad, pero manteniendo los dos extremos con una estructura sólida, para que se convierta en un centro cultural, gastronómico y musical, que le permita a la ciudadanía apreciar el nuevo puente”.

NUEVO AIRE PARA LA INFRAESTRUCTURA

El Gobierno del Presidente Duque, con el liderazgo de la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco, priorizó este proyecto como de importancia estratégica para el país; gracias a ello, se gestionaron los recursos necesarios, por cerca de $142.000 millones, para garantizar su terminación, que se encontraba desfinanciada y con atrasos en su cronograma de ejecución.

Así, con una serie de decisiones acertadas por parte del Gobierno Nacional, se lograron acelerar trabajos para poder disfrutar del que es hoy una obra admirada en el mundo, por ser el puente más largo y ancho del país, con su estructura tipo atirantado.

LICITACIÓN PARA LA NAVEGABILIDAD

El Presidente de la República, Iván Duque Márquez, dijo ayer que el Gobierno Nacional espera adjudicar en el primer semestre de 2020 la licitación para recuperar la navegabilidad plena del río Magdalena.

El Jefe de Estado hizo el anuncio durante la inauguración del nuevo Puente Pumarejo, considerado como el quinto más ancho del mundo y el primero de América Latina, acto al que asistieron la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez; la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco; el Director del Instituto Nacional de Vías (Invías), Juan Esteban Gil; el Presidente de la empresa Sacyr, Manuel Manrique, así como el Alcalde de Barranquilla, Alex Char, y los gobernadores del Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa, y del Magdalena, Rosa Cotes, entre otros.

En su intervención, el Mandatario aseguró que “quiero, además, decirles que el proyecto de navegabilidad del río Magdalena, este año 2020, va a tener un salto sustancial”.

En este sentido, manifestó que “esperamos que se adjudique la licitación en el primer semestre del año 2020 y que empecemos a tener rápidamente esa navegabilidad plena de transporte intermodal, que viene demandando la ciudad (de Barranquilla) y la costa Caribe, desde hace tantos años”.

DATOS DE SU CONSTRUCCIÓN

De acuerdo con el Invías, el proyecto fue adjudicado el 29 de abril de 2015 a la firma Colombo-española, Consorcio S.E.S. Puente Magdalena, conformado por Sacyr Construcción con el 40 % de participación, Sacyr Chile con el 30 % y Esgamo Ingenieros Constructores con el 30%. Las obras iniciaron el 19 de agosto de 2015.

El ingeniero Juan Carlos Sáenz, interventor de la obra, explicó que uno de los retos de este proyecto fue la instalación de los pilotes. “Al principio era la ruta crítica y había atrasos importantes. En ese momento, junio de 2016, se le solicitó al contratista incrementar los números de frentes de trabajo del pilotaje y empezamos a recuperar ese atraso. Todo esto es la cimentación que soporta el peso del puente con su tablero de 38,1 metros de ancho. Ese ancho y la altura han generado una cantidad de acero y de concreto muy pesadas”.

El ingeniero recordó que el contrato tiene dos prórrogas por efectos de nuevos frentes de obra que se originaron por la aplicación del último código colombiano de puentes ya que los diseños originales los entregó el Invías sin esa aplicación. “Por eso, además se incrementó el valor del contrato, hay que decir que aunque el contratista es español y aquí había españoles, la mano de obra no calificada y calificada en su gran mayoría eran locales. Es un puente hecho con manos colombianas”. dijo Sáenz.

También podría gustarte