Nuevos procesados por entramado de corrupción en el Vichada

307

Ante un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá fue imputado el exgobernador de Vichada (2012-2015), Sergio Andrés Espinosa por los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado agravado. Estos mismos cargos le fueron imputados a Manuel Villalba Tavera, actual mandatario encargado del departamento.

Dice la Fiscalía que los políticos, presuntamente, estarían involucrados en las aparentes irregularidades alrededor de la suscripción de un contrato de compraventa celebrado en diciembre de 2015, entre la Unión Temporal Dotación Vichada y la Gobernación cuyo objeto era la dotación del Centro de Formación e Investigación en Energías Renovables (CINER). Negocio calculado en más de 2.318 millones de pesos.

Ante el estrado se hizo referencia a que en la etapa de indagación “se evidenció un benefició indebido a favor de la mencionada unión temporal y un posible peculado de 1.601 millones de pesos”.

La investigación también tiene respondiendo ante la justicia a Germán Salas, jefe de la oficina jurídica de la Gobernación, y Carlos González Arias, jefe de Compras y Servicios de la entidad. Sobre el primero hay una medida privativa de la libertad, mientras que del segundo afronta su proceso en libertad.

El ente acusador precisa que Salas y González Arias son procesados por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, peculado por apropiación agravado y falsedades.

En todo este entramado también hay un fiscal aparentemente responsable del delito de cohecho. Se trata de Luis Sáenz, delegado ante los jueces municipales del departamento y de quien se dice que supuestamente intentó obtener información privilegiada sobre las investigaciones en las que estaría involucrado el exgobernador Espinosa.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte