Torturados y muertos con tiros de gracia los esposos desaparecidos

3.488

Natalia Jiménez Casas y Edgar Rodrigo Monsalve Rincón la pareja que había sido reportada como desaparecida el pasado viernes  Sus cuerpos fueron hallados con signos de torturas y con capuchas.

Nuevamente la capital del Magdalena se conmociona por un nuevo hecho criminal que ha puesto en ‘jaque’ la seguridad y tranquilidad de turistas y habitantes durante la temporada navideña y fin de año.

Ayer, la Policía confirmó el hallazgo de los cuerpos sin vida de la pareja de casados que se encontraba desaparecida desde el pasado 20 de diciembre, cuando se dirigían al corregimiento de Palomino, zona turística del departamento de La Guajira a pasar su luna de miel.

 IDENTIDAD DE LAS VÍCTIMAS

Las víctimas identificadas como  Natalia Jiménez Casas, de 35 años de edad y contratista de la Fundación Natura, la organización ambientalista más antigua del país, donde se ocupaba del proyecto GEF enfocado en la conservación de la cuenca de los ríos Magdalena y Cauca, llamado Magdalena-Cauca VIVE. La Ecóloga recientemente se había casado con Edgar Rodrigo Monsalve Rincón, de 40 años, también antropólogo y de Bogotá, quien se dedicaba a acompañar eventos como Dj en la misma ciudad.

INDÍGENA ARHUACO HALLÓ LOS CUERPOS

Según la información suministrada por las autoridades, el hallazgo de los cuerpos se registró en horas de la mañana de ayer, en una zona boscosa a 30 metros de la Troncal del Caribe, jurisdicción de la vereda de Perico Aguao, de Guachaca, por integrantes del Grupo Gaula del Ejército Nacional. Pero fue un  indígena Arhuaco que se encontraba realizando sus labores diarias, quien alertó a las autoridades sobre el macabro hallazgo, guiados por unas aves de rapiñas que merodeaban por el sector, “yo iba para el camino y vi un poco de goleros, me asomé y había dos muertos ahí”, indicó el hombre.

Posteriormente tras un operativo; la Fiscalía, el Ejército, la Policía Metropolitana de Santa Marta encabeza del coronel Berdugo Garavito y la Armada Nacional se desplazaron en helicóptero hasta la zona a fin de verificar si se trataba de Jiménez Casas y Rodrigo Monsalve, quienes desaparecieron cuando se dirigían hasta el río Palomino en una camioneta de su propiedad, y posteriormente avanzar en las investigaciones que permitan el esclarecimiento del doble homicidio que tiene consternado al departamento del Magdalena.

CON SIGNOS DE TORTURA Y CARAS CUBIERTAS

Así mismo se conoció que los cuerpos presentaban estado de descomposición, signos de tortura  y posiblemente fueron asesinadas no menos de 15 minutos después de su rapto, el mismo viernes, “estas dos personas las encontramos en los arbustos, tienen apariencia de violencia, con manos amarradas y capuchas en la cabeza. Estamos esperando la inspección judicial de los cadáveres para determinar los signos de violencia que pudieron haber recibido”, indicó el coronel Gustavo Berdugo Garavito, comandante de la Mesan.

MEDICINA LEGAL CONFIRMÓ SUS IDENTIDADES

Mientras las unidades investigativas realizaban la verificación de información y compilaban datos suministrados por un integrante de la Red de Cooperantes de la Policía Nacional, quien reportó el hallazgo y el sitio exacto, los funcionarios de la Sijín realizaban la inspección judicial de los cadáveres con equipos especiales, donde se logró confirmar que ambos cuerpos pertenecen a los ambientalistas desaparecidos.

ASESINADOS CON TIRO DE GRACIA

No menos de 15 minutos después de haber sido raptados, las autoridades calculan que sería el tiempo que dejaron pasar los delincuentes para trasladarlos a un lugar solitario, amordazarlos, taparles las cabezas con bolsas plásticas, y darles un tiro en la cabeza a cada uno. Así mimos fueron hallados por personal del Gaula del Ejército y la Policía.

Lo que ayuda a tomar más fuerza esta hipótesis, es el avanzado estado de descomposición en los que fueron encontrados los cadáveres, los cuales empezaban a ser devorados por aves de rapiña (goleros).

EL VEHÍCULO DE LOS ESPOSOS SE LO LLEVARON PARA LA GUAJIRA

Personal de inteligencia de la Policía judicial que trabajan en conjunto de varias entidades, tiene la certeza que el vehículo fue trasladado hasta el departamento de La Guajira, y los principales responsables sería una banda de delincuentes de carros que opera en La Guajira y Santa Marta. Teniendo en cuenta el modus operandi que maneja esta banda, para luego vender los vehículos raptados a Venezuela.

RECOMPENSA DE $50 MILLONES

Momentos en que se pretendía desarrollar un consejo de seguridad  la mañana de ayer precisamente para analizar la situación que se registra en la capital del Magdalena por los homicidios ocurridos en las últimas dos semanas, el alcalde Rafael Martínez anunció una recompensa de $50 millones por información sobre el trágico e infortunado hecho. “Ofrecemos una recompensan de $50 millones que conduzca a los autores materiales e intelectuales de este hecho desafortunado, del que no encontramos lógica o conectores. Dos personas que van a una actividad turística y aparecen tres días después ultimados y con capuchas en la cara; realmente estamos muy dolidos”, precisó el mandatario.

De igual forma, explicó que una vez fueron notificados de la situación las instituciones de tipo operativo se desplegaron hasta la zona y continúan trabajando en la investigación; de la que se esperan resultados o avances que permitan esclarecer el doble homicidio, “Esperamos que las investigaciones avancen y podamos determinar que hay detrás de este caso, para poder contarle a la opinión pública”.

INSPECCIÓN JUDICIAL

Unidades de la Sijín de la Metropolitana de Santa Marta fueron los encargados de realizar  el levantamiento de los cuerpos que fueron llevados hasta la morgue de Medicina Legal de esta capital, para practicarle la necropsia de rigor antes de ser entregados a sus familiares que le brindarán cristiana sepultura en su tierra natal.

RECORRIDO DE LA PAREJA

Natalia Jiménez, contratista de la Fundación Natura, y su esposo Rodrigo Monsalve, un reconocido DJ de Santa Marta, viajaban en una camioneta negra Ford Eco Sport el viernes 20 de diciembre para disfrutar del fin de semana, y en cámaras de seguridad del puesto de control del peaje de Neguanje y de negocios privados de la zona se logró observar su paso por la carretera Troncal del Caribe.

Alrededor de las 4:15 p.m. llegaron al peaje, lo que captó la cámara de seguridad del puesto, posteriormente los vídeos de establecimientos evidencia su paso por una calle de Guachaca, corregimiento de Santa Marta, sobre las 5:10 p.m.  El siguiente punto de referencia fue un restaurante de Buritaca, por el que pasaron hacia las 5:37 p.m.

Finalmente, entre el límite entre Magdalena y La Guajira se perdió el rastro debido a un corte de luz, las cámaras que están en la zona no estaban funcionando, explicó el coronel Berdugo Garavito.

ÚLTIMA COMUNICACIÓN CON FAMILIARES

Minutos después el padre de Nathalia recibió una llamada para conocer detalles del viaje y, según cuenta la misma familia de la antropóloga, de un momento a otro se escucharon gritos de su hija y Rodrigo suplicando que nos los mataron, “mi hija hablaba normal conmigo a eso de la 5:30 p. m. cuando de repente gritó porque alguien le dijo que colgara el celular o la mataba”. Por lo que las autoridades al conocer que habrían sido abordados en algún punto de la carretera, tras los gritos y el corte de la comunicación; intensificaron las labores de búsqueda en los diferentes sectores, hasta ayer en horas de la mañana que fueron alertados del macabro hallazgo de dos cuerpos que correspondían a la descripción de ambos.

HIPOTESÍS

Mientras se esclarece la muerte de esta pareja, encontrada una hora más allá de carretera de donde fue vista por última vez, las autoridades señalaron que una de las hipótesis que se tiene hasta el momento era que a la pareja trataron de robarles la camioneta, teniendo en cuenta que en esa zona de La Guajira opera una peligrosa banda denominada Los Carriteros, además de fuertes estructuras criminales reorganizadas por antiguos exjefes paramilitares.

 “Ni la camioneta, ni las pertenencias de la pareja aparecen, lo que nos hace pensar que fue un crimen perpetrado por grupos delincuenciales dedicados al robo que operan en esta parte rural de la ciudad. No descartamos otro motivo, por lo que seguimientos investigando”, precisó el alto uniformado de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

GOBERNADOR ELECTO Y  SECRETARIA DEL INTERIOR RECHAZARON EL CRIMEN

Los principales mandatarios del Magdalena también han alzado sus voces en señal de absoluto repudio y condena por el lamentable hecho, entre ellos Carlos Caicedo Omar, gobernador electo del Magdalena.

 “Lamento profundamente la muerte de Rodrigo Monsalve y Natalia Jiménez. Se requieren acciones urgentes por parte de las autoridades para que esto no vuelva a pasar. Le demostraremos al país que el Magdalena tiene una vocación muy distinta a la agenda de los violentos”, afirmó Caicedo Omar.

Del mismo modo, confirmó que el equipo que encabezó ha comenzado a diseñar un Plan de Seguridad Especial para la Sierra Nevada, por lo que, solicitó amablemente al Ministro de Defensa y al señor presidente Iván Duque que acompañen la elaboración de este Plan, la misma petición le hizo el mandatario del Magdalena a los gobernadores entrantes de La Guajira y el Cesar.

 “Durante años, algunas autoridades han intentado negar este fenómeno, es decir, la presencia de organizaciones criminales estructuradas en la Sierra Nevada de Santa Marta, pero la actual situación que se vive en algunos sectores de la Sierra, hace necesario reconocer los problemas, actuar de forma coordinada y lograr controlar los factores de riesgo e inseguridad que afecta a ese territorio. Es necesario sumar esfuerzos para enfrentar el crimen organizado”, consolidó Caicedo Omar.

En el Magdalena, Norma Vera Salazar, Secretaria de Interior del Magdalena, a través de un trino en redes sociales también le dijo no a la violencia. “Como funcionaria pública, madre y defensora de los Derechos Humanos, lamento profundamente las afectaciones a la seguridad, en el distrito, que llevaron a desenlaces fatales. Me solidarizo con las familias de Natalia Jiménez y Rodrigo Monsalve quienes fueron secuestrados y asesinados en zona rural de Santa Marta. Asimismo, con las familias de las otras tres personas asesinadas ayer, entre ellas, un niño de 16 años”, indicó la secretaria.

Vera señaló además: “Como investigadora del conflicto y académica hago un seguimiento riguroso y he advertido hasta el cansancio que esta situación se veía venir y que se estaba preparando el terreno para la llegada de Hernán Giraldo. Desde la Gobernación del Magdalena nunca desconocimos la realidad del territorio y su complejidad; la evaluamos, la visibilizamos e invertimos en seguridad sobre los municipios del Magdalena”.

En otro trino, aseguró que el modelo de seguridad del distrito debe revisarse, esto tras los  asesinatos que han costado las vidas humanas de 10 personas en las dos últimas semanas.

 “Finalmente, nos despedimos de este gobierno, con la certeza de la labor cumplida en materia de seguridad: Fuimos a las zonas, hablamos con las personas, protegimos los líderes, apoyamos a las instituciones y diseñamos un plan de inversión para evitar el reclutamiento forzado”, concluyó Vera Salazar.

FUNDACIÓN NATURA LAMENTA LO OCURRIDO

Por medio de un comunicado oficial, la Fundación Natura lamentó profundamente este hecho y acompañó a los familiares y amigos de Nathalia y Rodrigo, su esposo, y hace un llamado a las autoridades para que adelantan las investigaciones necesarias que permitan esclarecer lo sucedido. “Nathalia de 37 años de edad, dedicó su vida a proteger y amar la naturaleza en su casa en Santa Marta dio hogar, con su esposo Rodrigo Monsalve, a nueve perros y cuatro gatos adoptados de la calle”, indicó el oficio.

Además resaltaron su profesionalismo y la experiencia de 13 años que le permitió destacar su trabajo con la Fundación Herencia Ambiental Caribe, Parques Nacional Naturales de Colombia, El fondo del Patrimonio Natural, entre otros.

DESCARTAN AMENAZAS DE MUERTE

Finalmente, la Fundación Natural descartó ayer lunes, a través del escrito que su funcionaria hubiera recibido amenazas asociadas a su trabajo ni la entidad no gubernamental para la que prestaba sus servicios como integrante del grupo técnico de la organización.

También podría gustarte