La erosión costera se ‘come’ las pocas vías del Magdalena

El municipio de Cerro de San Antonio está en máxima alerta debido a que esta vía poco a poco se está viniendo abajo.

Por:
Gissell
Campo Acosta

Por estos días mucho se ha hablado sobre la problemática que está afectando algunas  vías del departamento del Magdalena, a tal punto que amenazan con desaparecer barrios y pueblos enteros si no se toman las medidas pertinentes del caso.

La población afectada se encuentra en máxima alerta  ante el incremento de este fenómeno de erosión costera del departamento, que como todos saben es el proceso natural responsable de la reducción de las playas, el retroceso de las dunas y acantilados. Por ello muchas costas sedimentarias están sujetas a la erosión.

PRINCIPALES VÍAS AFECTADAS

Uno de los casos más puntuales se presenta en el municipio de Salamina donde hace pocos días se descubrió un nuevo ‘comelin’ que pone en evidencia que se deben tomar soluciones de manera inmediata.

En el antiguo hospital San Juan de Dios de  la ciudad de Santa Marta, se llevó a cabo un  Consejo Departamental de Gestión del Riesgo donde se trató el tema relacionado con la erosión costera que amenaza con desaparecer la vía que comunica al municipio de Salamina con El Piñón, Cerro de San Antonio, Concordia y demás municipios ribereños que están en la vía.

Ante esta situación se viene gestionando una serie de proyectos liderados por la actual administración en cabeza de su alcalde José Díaz Marchena junto con INVÍAS, COORMAGDALENA, UNGRD, COORPAMAG y  la Gobernación del Magdalena.

VÍA CIÉNAGA BARRANQUILLA

Otra de las vías afectadas por la  erosión costera en la Vía Ciénaga-Barranquilla es un tema de atención urgente del Gobierno Nacional. Los viaductos se hacen necesarios para evitar quedar incomunicados y cuidar el ecosistema de la Ciénaga Grande de Santa Marta.

El Gerente de Proyectos de la Gobernación del Magdalena, Fabio Manjarrez,  reportó desde esa parte de la vía, que el problema con la erosión costera en el kilómetro 19  es un tema que requiere una solución de fondo.

Como se recuerda, hace varios años que se han venido realizando estudios y proyectos para la mitigación de la erosión y protección de esta vía que comunica a los departamentos del Magdalena y Atlántico, pero que también es de tránsito constante desde el interior del país para el tráfico de mercancía que salen desde el puerto de Santa Marta.

CERRO DE SAN ANTONIO

En el municipio de Cerro de San Antonio, se presentó de manera sorpresiva un ‘comelín’ en el río Magdalena a la altura del barrio Clavel, este fenómeno presentó una erosión y socavación de los diques de contención poniendo en peligro la vida de los moradores de este barrio.

Ante esta situación la comunidad manifestó su preocupación teniendo en cuenta que hay muchas familias que residen cerca de este sector donde el terreno se está cayendo a pedazos, sin poder evitarlo.

“Hago un llamado urgente a la Gobernación del Magdalena, Unidad de Gestión del Riesgo Departamental, Unidad de Gestión del  Riesgo Nacional, Cormagdalena, Corpamag, para que hagan presencia en nuestro municipio ya que en el día de hoy la presencia de un comelin (remolino) en el sector del río en el barrio Clavel ha erosionado de manera  sorpresiva el muro de contención poniendo en  peligro las vidas de los habitantes del barrio”, manifestó Edgar Fernández alcalde de Cerro de San Antonio.

VÍA BARROBLANCO- SANTA ANA

La vía que comunica al municipio de Santa Ana con el corregimiento de Barro Blanco también viene sufriendo por esta situación, es por ello que la alcaldía de Santa Ana ha gestionado ante el OCAD la asignación de los recursos necesarios para el mejoramiento de esta importante vía que se ha ido deteriorando con el paso del tiempo.

El nombre del proyecto es: Rehabilitación del dique para protección contra inundaciones ubicado entre Santa Ana y el corregimiento de Barroblanco, por valor superior a los $4.083 millones, el cual busca mejorar el diseño carreteable entre estas dos vías, por otro lado orientar a lograr la integración de la vía del municipio con la transversal de las Américas.

MATA DE CAÑA, EL BANCO

Por lo menos 700 familias que  habitan en el caserío Mata de Caña, área rural de El Banco, se ven en peligro constante por la amenaza de la erosión creciente en el sector conocido como ‘El Muro’ ubicado a orillas del río Magdalena, según sus habitantes  los gobiernos local y departamental solo brindaron pañitos  de agua tibia y hoy el peligro es latente.

En años anteriores la administración municipal ha realizado actividades de reforzamiento del muro de contención ubicado en el corregimiento Mata de Caña, del municipio de El Banco, a partir del cual se viene haciendo levantamiento del mismo, trabajando en las partes más bajas que se han ido debilitando.

Según la información presentada, el muro de contención se ha venido debilitando por las fuertes olas invernales que ha sufrido la región, en ese entonces se realizaron los trabajos con  retroexcavadora de oruga por parte de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, UNGRD, a través del cual buscaban reforzar jarillones y evitar que las comunidades próximas a las orillas de los ríos se vieran afectadas por la temporada invernal.

En reiteradas ocasiones la comunidad desesperada por esta situación, ha bloqueado la vía que comunica al municipio de El Banco con Tamalameque y a su vez con la troncal o ruta del sol, para que las autoridades se den cuenta del peligro constante por la erosión creciente en el sector conocido como El Muro ubicado a orillas del río Magdalena. Pero las manifestaciones poco o nada les han servido teniendo en cuenta que todavía no encuentran una solución a su problema.

LA EROSIÓN COSTERA PASA AL TABLERO

Esta problemática ha llegado hasta el Congreso de la República, donde se llevó a cabo un debate de control político sobre el tema  de la erosión costera en el departamento del Magdalena, el cual busca dar una solución pronta y definitiva a esta situación.

Por otro lado determinar cuáles son las vías más afectadas, determinar los recursos y saber que tanto se está haciendo para evitar que esto siga avanzado.

También podría gustarte