Contraloría encontró hallazgos fiscales por $ 5.927 millones

283

Junto a la ESE Distrital 12 hospitales departamentales también fueron objeto del control excepcional por parte de la Contraloría General de la República.

Un total de $89 mil 899 millones encontró la Contraloría General en controles excepcionales a 13 hospitales departamentales públicos, entre los que también se encuentra la ESE Alejandro Próspero Reverend que evidenció en varias de estas entidades hechos preocupantes en materia financiera que pueda llevarlos a su liquidación.

Según el informe del máximo órgano de Control Fiscal, en el caso de la ESE Distrital se detectaron hallazgos fiscales por $5.927 millones; y como resultado del Control Excepcional, la Contraloría General de la República constituyó 29 hallazgos administrativos.

De igual forma, dentro de los hallazgos se dan  a razón de castigo de Cartera por glosas a la facturación de la venta de servicios que originó un hallazgo fiscal por $5.100 millones, sumado a que las cuentas por pagar han ido en ascenso, pasando de $8 mil 809 millones en 2016 a $13 mil 212 millones a marzo de 2019.

Precisamente, sobre la alta cartera por pagar de la entidad, hace tan solo unas semanas el agente interventor delegado por la Superintendencia Nacional de Salud, Román De la Rosa Montenegro, precisó que, “durante la etapa de saneamiento de las finanzas de la entidad, evidenciamos que varios proveedores estaban presentando nuevamente las facturas de algunos servicios que ya habían sido cancelados, es decir, una lluvia de proveedores, pero gracias a la labor cuidadosa de nuestro equipo financiero que ha permitido evitar que esos avivatos pudieran hacerse con recursos públicos nuevamente” señaló De la Rosa Montenegro.

Sobre los restantes 12 hospitales públicos vinculados al informe de control excepcional, se encuentran: Hospital Universitario Erasmo Meoz de Cúcuta, Hospital San Jerónimo De Montería, Hospital San Jorge de Pereira, Hospital Clarence Lynd Mewball de San Andrés Islas, Hospital Universitario de Sincelejo, Hospital Departamental San Francisco de Asís De Quibdó, Hospital San Rafael de Girardot, Hospital Lacario Barbosa Avendaño, de Acandí; Hospital José María Hernández de Mocoa, Hospital Universitario de Santander, Hospital Ese Luis Ablanque de la Plata de Buenaventura, y el Hospital Universitario del Valle Evaristo García.

Al respecto de estos centros asistenciales la Contraloría General aseguró que existe gran preocupación por la situación financiera de varios hospitales que pueden llevar a su liquidación, entre ellos los de Montería, Sincelejo, Pereira y Quibdó. Mientras que, a escasos 2 años de funcionamiento, la Nueva E.S.E. San Francisco de Asís, en Quibdó, ya se encuentra en riesgo medio y con problemas de liquidez por la disminución del efectivo para atender las cuentas por pagar. Por su parte, hay grandes falencias de los hospitales en el trámite de facturación y cobro, llevan a iliquidez y graves problemas financieros.

Así mismo, se encontraron obras inconclusas, convertidas en “elefantes blancos”, son la Unidad de Neonatales en el Hospital Universitario de Santander y la Unidad de Cuidados Intermedios del Hospital San Jorge de Pereira. Y en el Hospital de San Andrés se perdieron el 80% de los recursos que debían invertirse en infraestructura hospitalaria.

También podría gustarte