‘La Mesa Verde’, el proyecto ganador de la convocatoria fragmentos 2020

398

El pensamiento crítico de la historia del país y el feminismo fueron los ejes de inspiración de Ana María Millán para crear ‘La mesa verde’, una obra que combina los elementos multimedia y puestas en escena que tienen como reflexión el rol de la mujer en la construcción del país a través del tiempo.

Esta propuesta fue la ganadora de la convocatoria Fragmentos 2020, organizada por el Museo Nacional que hará un acompañamiento y asesoría para el proceso de instalación y el cuidado de la obra. Para la realización de Mesa Verde se desarrollarán conversaciones, diseño de fichas de personajes y discusiones acerca de la reinterpretación de textos de la historia colombiana.

“Mesa Verde será llevado a cabo en tres partes. La primera empieza con un laboratorio de juegos de rol de tres semanas, que será abierto al público. La siguiente fase consistirá en el desarrollo de un videojuego animado con base en el taller. El proyecto finalizará con la puesta en escena de la obra en Fragmentos, Espacio de Arte y Memoria, donde se presentará el resultado de los cinco meses de trabajo e investigación”, comenta la artista colombiana.

Ana María nació en Cali, en 1975, pero actualmente reside y trabaja en Berlín, Alemania. Su obra se ha destacado por tener una voz personal a través de la narración del video. Durante más de 20 años ha indagado las diferentes formas de transmisión de información en relación con las subculturas, las ideas de violencia y los discursos de exclusión.

Su trabajo se ha basado en una exploración de las formas en que las narrativas históricas se socializan a través de imágenes, especialmente en cómics, películas y videojuegos. Esto último motivó a la artista a abordar los usos de la fantasía en los juegos y en las comunidades Live Action Role Play (LARP).

Entre sus exposiciones más relevantes se encuentran Elevación 2019, curada por Eugenio Viola en el MAMBO, y A solo exhibition, en Witte de With, Rotterdam, 2017, curada por Sofía Hernández Chong Cuy y Rosa de Graaf.

Bogotá (Colprensa).

También podría gustarte