Que la diabetes no le impida celebrar el Fin de Año

533

El 56,4% de los colombianos están en sobrepeso y el 37,7% sufren de obesidad. Una de las razones es que existe un gran consumo de alimentos ultraprocesados que, acompañados de la ingesta excesiva decembrina de natilla, buñuelos o galletas, representan un peligro para la salud.

La llegada de diciembre está acompañada de diversas celebraciones alusivas a la Navidad y el Año Nuevo, fiestas que suelen tener alimentos y bebidas en exceso que pueden generar complicaciones para la salud como aumento del colesterol, de la tensión arterial e incremento en los niveles de azúcar en sangre.

Los antojos tradicionales como natilla, buñuelos, galletas y bebidas azucaradas son los alimentos que más consumen los colombianos y los que más riesgos pueden traer en esta temporada.

La Encuesta ENSIN (2015) demostró que el 56,4% de los colombianos están en sobrepeso y el 37,7% en obesidad. Una de las razones es que existe un gran consumo de alimentos ultra procesados, productos elaborados a partir de procesos industriales que usan saborizantes, aditivos y colorantes parecidos a la comida original.

La obesidad es una condición que predispone a enfermedades como la diabetes; las dos representan riesgos en la salud para las personas cuando no se controlan adecuadamente y pueden llegar a afectar a órganos vitales, como el riñón o el corazón.

Cuidar a estos órganos, con el tratamiento adecuado y la alimentación, son la dupla perfecta; todos los antojos no deberían representar ningún problema, cuando se lleva a cabo una adecuada selección de sus ingredientes y cantidades, para no afectar estas celebraciones.

A continuación, hay una serie de recomendaciones para mantener un óptimo control y que las personas con diabetes puedan disfrutar sin grandes preocupaciones.

Natilla, buñuelos, licor, galletas y bebidas: SÍ, pero con un manejo inteligente

Los colombianos son grandes consumidores de comida ultra procesada y bebidas azucaradas; de acuerdo a ENSIN, el 74% de encuestados consumen una o más bebidas azucaradas al día y el 84% consumen alimentos ultraprocesados por lo menos una vez al día.

Para el médico y endocrinólogo Óscar Rosero, “se pueden consumir buñuelos, natilla, licor, galletas sin caer en el impacto negativo que pueden generar estos alimentos, con el fin de tener una ganancia de peso mínima en diciembre reemplazando formas de preparación, ingredientes y disminuyendo las porciones. La idea es balancear la alimentación para darle la cantidad perfecta que el cuerpo necesita, sin caer en excesos”.

Se puede preparar natilla sin azúcar, usar leche descremada y deslactosada en vez de leche entera, incrementar la dosis de proteína en los buñuelos agregando más queso o freír en aceites que no hayan sido reutilizados, preferiblemente de palma o girasol.

Metabolismo lento o rápido: conoce como puedes trabajarlo

Los cuerpos obtienen la energía que necesitan a través del metabolismo. Este proceso permite transformar la energía que contienen los nutrientes de los alimentos en ese combustible necesario para todas las actividades que realizamos, desde movernos hasta pensar o caminar.

Esas reacciones químicas que permiten el metabolismo, van de la mano con el plan de alimentación que cada uno debe tener con porciones de proteínas, carbohidratos, vegetales y grasas.

Al respecto el doctor Óscar Rosero afirma que, “para saber cómo es mi metabolismo, necesito saber cuántas calorías mi cuerpo necesita diariamente; cualquier persona que quiera estar en su peso ideal, debe saber cómo está su metabolismo, si es lento o es rápido. Por esta razón, es importante visitar a un experto y realizar una medición del metabolismo antes de iniciar cualquier cambio en la alimentación diaria. Así mismo, el ejercicio ayuda a mantener nuestro peso, porque mejora el rendimiento muscular y esto permite que el metabolismo se mantenga sin variar significativamente”.

Cambie el tamal por opciones llenas de variedad

Es normal que en la temporada decembrina sea propicia para los desbalances, debido al aumento del consumo de productos con altos índices de azúcar, grasas saturadas o embutidos; por ejemplo, un tamal que solamente aporta casi el 90% de carbohidratos y baja proteína, y cubre casi el 100% de la cuota diaria de carbohidratos.

Los expertos recomiendan que en estas fechas se haga una escogencia proporcionada de los alimentos a ingerir y lograr balancear cada una de las comidas del día (desayuno, almuerzo, cena, onces).

“Se recomienda incluir proteínas naturales y no ultra procesadas, ensaladas sin cocinar; en vez de freír las carnes, se pueden preparar al horno o a la parrilla y eliminar las bebidas azucaradas y reemplazarlas por productos cero azúcares o sin calorías”, dijo el doctor Rosero.

Comer de noche no es malo, lo malo es excederse durante el día

Son muchas las creencias que circulan sobre la alimentación; por ejemplo, si ingerimos carbohidratos por la

noche nuestro cuerpo automáticamente los almacenará como grasa o que, si se quiere llevar una vida saludable, es mejor evitar la comida por las noches.

El verdadero problema no guarda relación con la hora en la que el individuo come, sino con la cantidad que se ingiere durante todo el día.

“Es necesario quitarnos ese imaginario que el cuerpo se engorda por comer de noche. Realmente el cuerpo se afecta es por la ingesta excesiva de comida por encima de lo que el cuerpo necesita. Para esta temporada es recomendable cuidarse durante el día, no excederse en el almuerzo o el desayuno para que la ingesta nocturna cubra la cuota de requerimientos calóricos diarios”.

No aguar la fiesta con el exceso de licor

Las cervezas, los cocteles y los licores en general son consumidos en la mayoría de los hogares colombianos durante diciembre. El alcohol acompaña las fiestas, pero su exceso puede provocar una ingesta de calorías inútiles.

Los cocteles aportan una dosis calórica muy alta, las cervezas por sus ingredientes como la cebada, levadura y lúpulo representan una ingesta elevada de calorías, así mismo, otras bebidas como el whiskey y el aguardiente contienen elevados niveles de azúcar.

“La mejor manera para pasar un buen rato no es emborracharse y llegar a los excesos en diciembre. Yo recomiendo una o dos cervezas, un trago medio de whiskey y dejar por el momento el consumo de los cocteles. Es clave recordar que todas esas calorías que ganamos en una noche de celebración, es necesario hacer ejercicio al día siguiente para quemarlas”, comentó Rosero.

También podría gustarte