#Quenolehaganlainocentada

467

Desde los albores de la humanidad, los hombres han usado distintas artimañas para estafar y engañar. Los griegos engañaron a los troyanos con el famoso “Caballo de Troya”. Dicen, además, que Agripina, en sus múltiples intentos de asesinar a Claudio, finalmente logró engañarlo y asesinarlo con un “apetitoso” champiñón envenenado que el incauto y glotón emperador romano engulló gustoso.

En nuestro país, desde hace muchos años, se han presentado fenómenos masivos de defraudación y engaño a través de captación ilegal de dineros, mediante esquemas piramidales y promesas de rendimientos exorbitantes, que no cuentan con una contraprestación real en bienes y/o servicios o, de existirla, no están soportadas en una explicación financiera razonable. Los famosos esquemas “Ponzi”, como se conocen en los Estados Unidos por cuenta de un inmigrante italiano, que estafó a miles de personas en los años 20, se repiten una y otra vez en todo el mundo. Se parecen a los famosos pescaditos de oro de Aureliano Buendía, pues siempre son lo mismo, y a pesar de conocer los riesgos, la gente sigue siendo atraída y cayendo en estos esquemas cual moscas a la miel.

Por esta época navideña suelen “alborotarse” estas conductas, por cuanto las personas cuentan con sus primas de fin de año y los inescrupulosos buscan aprovecharse de incautos o simplemente de ambiciosos que piensan que el dinero crece en los árboles. La experiencia de la Superintendencia de Sociedades, como autoridad competente para conocer de los procesos de intervención por captación ilegal, ha sido amplia. Los casos conocidos por esta Entidad desde 2008 han implicado más de 3 billones de pesos de recursos captados ilegalmente y más de 250.000 afectados. Por esta razón, en conjunto con la Superintendencia Financiera, estamos realizando la campaña para que no le hagan la inocentada a los ciudadanos. Como diría la filosofía popular: “de eso tan bueno no dan tanto” y “no hay almuerzos gratis”.

Siempre alguien paga lo que otro recibe en los esquemas piramidales y de rendimientos exorbitantes. De las pérdidas de unos, salen las ganancias de otros. Esta campaña está siendo difundida a través de las redes sociales, con el hashtag #QueNoLeHaganLaInocentada, divulgando mensajes que buscan concientizar a las personas para que no entreguen sus primas, sus ahorros y sus recursos en esquemas de captación ilegal. Estamos invitando a los ciudadanos a cuidar su dinero. De hecho, para el Estado colombiano es importante que estos esquemas no se presenten porque afectan los bolsillos de los ciudadanos.

El próximo año continuaremos trabajando en dos frentes para combatir esta práctica: la prevención y la intervención. En la prevención seguiremos con campañas de sensibilización, que buscan concientizar a las personas para que no arriesguen sus ahorros y se vean inmersas en esas figuras prohibidas de captación ilegal. Estamos convencidos y comprometidos con la prevención y la educación porque son la mejor herramienta con la que las personas cuentan para no caer en las redes de los inescrupulosos estafadores, por lo que continuaremos trabajando en campañas pedagógicas preventivas. En cuanto a la intervención, en la medida que se presenten estos fenómenos, tomaremos las acciones correspondientes conforme a la ley para la recuperación de los recursos y su devolución a los afectados. Al final del día, no hay que creer incautamente en “Caballos de Troya”, ni ambiciosamente engullir “apetitosos” champiñones envenenados.

*Superintendente de Sociedades

También podría gustarte