Gobernantes del Magdalena

690

Gobernador y alcaldes del Magdalena, precisamos un departamento y municipios poderosos, desarrollados, en constante crecimiento donde converjamos todos, con iniciativas, se trabaje en equipo y prime lo importante y necesario sin abandonar lo urgente. Ir tras metas, objetivos, propósitos definidos y soluciones de fondo que no coyunturales; así como tras resultados superiores y transformadores. Establecer procesos, avanzar, administrar, gestionar y gerenciar lo público bien y mejor, sin la intromisión de dañinos como perniciosos y perversos populismo y demagogia que distorsionan la esencia de la democracia.

Hacer de la educación una grande infraestructura, la gran diferencia, una de nuestras mayores y más sólidas fortalezas, acercarla al bilingüismo, combatir la deserción, superarnos y superar los índices que mal y peor nos califican. No más frustraciones y entender con El Libertador Simón Bolívar, que “Las naciones marchan hacia su grandeza al mismo paso que avanza su educación”. Se imponen progresos sustanciales desde la primera infancia, impulsar los estudios técnicos, tecnológicos; y, llevar la universidad con calidad educativa a las más de las subregiones del departamento, seguros que más pronto que después garantizaremos saltos cualitativos en beneficio colectivo.

Otro aspecto de importancia suma es la salud, a la que cabe ampliar su cobertura y fortalecer al menos la atención primera, dotarla de mejor infraestructura en beneficio de todos. Combatir el desempleo a fondo, ser creativos, fomentar la iniciativa privada, apoyar la creación de empresas, adentrarnos en la cultura de proyectos, impulsar la agroindustria, lo mismo que acudir a la cooperación internacional; más hoy, que estamos afectados en alto grado por la migración proveniente de Venezuela.

De la misma manera, impulsar el turismo departamental, la construcción de viviendas y vías terciarias. Evitar la intermediación campo/ciudad, llevar la corrupción a cero. Gobernar con transparencia, rendir cuentas, hacer uso coherente de la tierra, robustecer las finanzas territoriales, velar por el medio ambiente, aceptar propuestas e ideas que nos lleven a mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos, ampliar grandemente la cobertura social y entender la seguridad como valor fundante.

Es trabajar por el progreso de nuestra gente, producir mejores resultados para la ciudadanía como respuesta real de las administraciones. Encaminar un gran plan de integración, así como de acueductos regionales que es uno de los temas más urgentes para resolver, velar por un agro fortalecido y luchar contra la desigualdad. Hacer administraciones transparentes y eficientes, impulsar y trabajar una verdadera relación regional y de integración del Magdalena con la nación y el resto de departamentos, en la verdad que nuestro desarrollo no solo depende de la gestión que hagan las alcaldías municipales, sino con su capital, país entero y el acercamiento internacional, clave todo lo cual para lograr avanzar en proyectos a todo tenor para mejorar la productividad.

Deben ser mandatos cercanos a la gente que defiendan realmente los intereses municipales y departamental que procuren mejorar la competitividad en las más de sus áreas. Deben ser igualmente y sin más estas administraciones que inician, definitivamente proactivas, cercanas, que trabajen en armonía, reconciliación y convivencia en la búsqueda incesante de un integral progreso sin exclusión para todos.

Capítulo aparte merece Santa Marta, qué en antesala de sus 500 años, debe ser pensada, repensada y encaminada en la solución definitiva de los muchos y graves problemas estructurales que acusa como es la falta de agua; al tiempo de adentrarla en caminos de futuro y en consecuente sentido promoverla generosa y agresivamente para eventos importantes nacionales e internacionales de primera condición. Es oportunidad de fortalecerla de cara a dicha celebración, en lo que importante será la solución de sus asuntos más neurálgicos. Es cita desde ya con la historia que sabrá agradecer o condenar lo que bien o mal se haga o deje de hacerse. [email protected] *Jurista.

También podría gustarte