Jorge Celedón sigue siendo el mismo

391

El vuelo que trajo a Jorge Celedón a Cúcuta aterrizó a las 5:30 de la tarde del sábado. El cambio brusco de presión le produjo un dolor intenso en el oído izquierdo, sumándose al leve malestar de gripe que lo aqueja por estos días.

Pero ninguna dolencia física le borra al villanuevero su noble sonrisa y la cordialidad con la que se retrata con sus seguidores, firma autógrafos y conversa con la prensa.

Al llegar al hotel Arizona, el eterno niño del ‘Drama provinciano’ vestía camiseta blanca, tenis, gorra y bluyín, prendas que le brindaban, además de comodidad, esa apariencia joven que tantos otros artistas cincuentones anhelan.

Comenzó la charla contando lo feliz que está por su reciente colaboración con Jessi Uribe titulada ‘Tu fiesta’. “Jessi es mi compadre, es un gran amigo y fue muy bonito grabar con él. Este tema es una invitación a celebrar la vida, a compartir con los seres queridos”.

Y tal ha sido la acogida, que ya el tema es uno de los nuevos himnos de fiesta de esta temporada. El video musical es otra obra que les ha traído alegrías. “Quisimos hacer algo distinto. Le regalamos un concierto a dos niñas de bajos recursos para que cumplieran su sueño de celebrar sus 15 años. Grabamos toda la sorpresa con sus familias y así nació este audiovisual”, contó.

Y hablando de años, por más de 35 Jorgito ha construido una carrera en el vallenato que le ha legado reconocimientos internacionales, entre ellos 4 Grammy Latino. Hace un mes llegó otro de una televisora ecuatoriana que lo nombró como mejor artista vallenato.

Su música, que hoy es escuchada en 79 países, es una versión melodiosa de sus vivencias. “Me inspiro en lo que vivo, en lo que veo, todo eso lo plasmo en lo que escribo”, agregó Celedón, que vino a la Perla del Norte para cantar en la tradicional Fiesta de Locos del Club Tennis.

Espera que para febrero próximo se lance su nuevo trabajo discográfico, que tendrá dos canciones de su autoría y probablemente una colaboración con una de las voces femeninas del vallenato actual: Karen Lizarazo.

“Me encanta lo que está ocurriendo en el género. Estas voces femeninas vienen a engrandecer nuestro folclor, con amor, con entrega, con corazón. Hay muchas jóvenes como Karen que están haciendo un bonito trabajo y rescatando lo que Patricia (Teherán) hizo en su momento”.

Una Navidad diferente

La agenda artística del vallenatero para estas fechas siempre está copada de compromisos. Mañana, 31 de diciembre, probablemente se encuentre en una presentación musical dentro del país.

Explicó que “todavía no nos han confirmado; pero lo que es el 31 de diciembre y primero de enero siempre tenemos presentaciones. Por lo especial de las fechas cada una vale tres veces más de lo que valen normalmente”.

La que sí fue una fecha inamovible y “sagrada” de su agenda familiar fue el 24 de diciembre. Este año la celebró en Bogotá, ciudad en la que reside con su esposa y sus dos hijos, a quienes siempre mantiene en total privacidad.

“Ellos lo prefieren así y yo lo respeto. Cuando quieran acompañarme en las giras, en los conciertos, siempre lo podrán hacer”.

Sobre los gustos musicales de su hijo Santiago, que ya tiene 11 años, el intérprete de ‘4 rosas’ reveló que le gusta el rock y “otros géneros diferentes al vallenato”.

No sabe si seguirá sus pasos en la música, pero por lo pronto tiene una guitarra y está aprendiendo a tocarla. “Cuando llego a mi casa me desconecto, les brindo tiempo de calidad, tengo mis brazos abiertos para la familia y eso es para mí el mejor regalo”.

¿Qué más le falta por lograr luego de tantos reconocimientos y colaboraciones? “Eso mismo me lo preguntó mi amigo (el salsero) Víctor Manuel, porque es cuando uno dice: tengo la casa, el carro, pero ahora no tengo el tiempo de disfrutar esas cosas (risas), por eso valoro el tiempo de calidad que paso con mi familia”.

Al terminar la entrevista, Jorgito, el hijo ilustre de Villanueva, aguardaba por subir al escenario y reencontrarse con los cucuteños, a quienes describió como “un gran público, que siempre está de pie y con buena energía”. Y esa, -añadió- es la energía que necesito para que se me pase todo este malestar que tengo encima.

Mensaje solidario para la frontera

“Ecuador, Colombia y Venezuela deberían tener la misma cédula de ciudadanía. Nosotros somos los mismos, en estos países no hay fronteras, tenemos el mismo Libertador, somos familia.
A mis amigos venezolanos les digo que no pierdan la esperanza ni la fe. Dios tiene cosas muy grandes para esta bonita tierra”.

También podría gustarte