Carro de presunto asesino de menor fue incinerado

Nuevamente el orden público del sector de Taganga, se vio afectada la mañana de ayer, luego que la familia del menor Jhon Bairo Matos Pinto, asesinado de un impacto de bala en medio de una riña decidieron tomar la justicia por su propias manos por aparente venganza prendieron fuego a la casa y un vehículo de los parientes del presunto responsable del crimen.

El caso que se produjo al parecer por una aparente venganza y disputa entre dos familias, luego del asesinato del menor de edad, tuvo lugar alrededor de las 10:15 de la mañana, cuando presuntamente los tíos, primos y demás allegados a Matos Pinto arribaron hasta donde se encontraba el vehículo, después rociaron gasolina encima de este y prendieron fuego.

Hasta el lugar de la conflagración se trasladó el comandante de la Policía Metropolitana, coronel Gustavo Berdugo, el secretario de Gobierno saliente, Adolfo Bula, para apersonarse de la situación y continuar con las investigaciones que correspondientes que ayuden a dar con el paradero del individuo que disparó el arma de fuego. “Esto se dio por la confrontación de dos familias que tienen problemas desde hace varios años. Este nuevo caso está en investigación, ya tenemos plenamente identificado al presunto agresor (…) estamos trabajando para dar con la captura del sujeto a fin de que responda ante las autoridades”, explicó el comandante de  coronel Gustavo Berdugo Garavito.

Así mismo, unidades del Cuerpo Voluntario de Bomberos de Santa Marta atendieron la emergencia y sofocaron las llamaradas que amenazaban con quemar varios cables de energía y una casa vecina. Recordemos que, durante los enfrentamientos de las dos familias, la madrugada del 1 de diciembre los familiares de la víctima llegaron a un kiosco de palma propiedad de la madre del agresor ubicado en la calle 14 con carrera 1 y le prendieron fuego, acabando con todo lo que se encontraba en el lugar.

EL HECHO

Recordemos que el hecho de intolerancia se produjo entre la mezcla de tragos en horas de la madrugada, y en medio de una discusión que sostenían dos mujeres. Allí, presuntamente, un allegado de las protagonistas del caso intervino al ver que su mamá estaba siendo agredida por la otra persona.

Un residente del sector que observó la situación, explicó que de manera repentina las dos familias se atacaron entre sí, uno de los hijos de las protagonistas, ingresó a la vivienda  y presuntamente sacó un arma de fuego con la que sin mediar palabra le disparó a la víctima, dejándolo gravemente herido sobre el suelo.

El afectado quedó tendido sobre la calle, de donde fue auxiliado y llevado hasta un centro médico de la ciudad, y aunque los galenos de turno hicieron todo por mantenerlo con vida, este murió minutos más tarde. Unidades de la Policía Judicial fueron los encargados de realizar los actos urgentes y el levantamiento del cadáver.

Cabe resaltar que, cuatro personas involucradas en el hecho resultaron heridas con impactos de arma de fuego en el cuerpo, por lo que tuvieron que ser llevados a clínicas privadas de la capital, donde recibieron atención médica de los especialistas.

También podría gustarte