Dos menores mueren ahogados en paseos de comienzo de año

328
El menor Didier Fermín Guzmán Huertas, que residía con su familia en el barrio Eternit de Lérida, llegó hacia las 11 de la mañana a la casa de su abuelita que vive en el barrio Alemán, de la norteña población tolimense.

En la tarde, el adolescente salió hacia el balneario Hecha Humo en Juntas, situado a 20 minutos del casco urbano de Lérida. En el sitio turístico, el joven estaba acompañado de su hermana, también adolescente de 17 años, y unos amigos, departiendo y disfrutando del baño.

Pero fue hacia las 4:30 de la tarde que sucedió lo inesperado. El adolescente, al parecer, cayó al afluente y no volvió a salir. Según comentó en redes sociales un allegado del joven, el muchacho no sabía nadar.

Al sitio llegaron líderes voluntarios de la Defensa Civil, que apoyaron la búsqueda del cuerpo del menor de edad, que fue rescatado y entregado a la Policía judicial para la inspección técnica al cadáver.

Juan José Alfonso Romero, de siete años de edad, falleció por ahogamiento en una piscina de un hotel en Carmen de Apicalá. El pequeño estaba con sus familiares en Las Hamacas, de ese municipio, a donde llegaron el primero de enero a disfrutar del año nuevo.

El menor de edad quedó a cargo de un tío paterno, quien al parecer se distrajo y perdió de vista al pequeño, que luego fue encontrado inconsciente bajo el agua. Los allegados del niño lo llevaron a un centro asistencial.

En medios locales de Melgar señalaron que fue llevado hasta el hospital Louis Pasteur, donde ingresó sin signos vitales.

No obstante, los médicos de turno le practicaron el procedimiento de reanimación. La inspección del cuerpo la realizaron uniformados de la Sijín de la Policía del Tolima.

IBAGUÉ (El Nuevo Día).

También podría gustarte