Trump ordenó matar al general iraní Soleimani

212

El Pentágono aseguró que Soleimani había liderado ataques en bases de la coalición en Irak durante los últimos meses, incluido el 27 de diciembre, día en el que murió el contratista estadounidense.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó “matar” al comandante de la Guardianes de la Revolución iraní Qasem Soleimani, quien murió en un ataque en Bagdad, informó el Pentágono la noche del jueves.

“Por orden del presidente, el ejército estadounidense ha tomado medidas defensivas decisivas para proteger al personal estadounidense en el extranjero al matar a Qasem Soleimani”, dijo el Departamento de Defensa de Estados Unidos en un comunicado. Minutos antes, Trump había tuiteado una bandera estadounidense.

En el ataque, llevado a cabo el viernes en el aeropuerto internacional de Bagdad, capital de Irak, también murió el subjefe de la poderosa fuerza paramilitar chiita Fuerzas de Movilización Popular (Hashed al Shaabi).

Una multitud proiraní atacó esta semana la embajada de Estados Unidos después de unos ataques aéreos estadounidenses contra una facción dura de Hashed al Shaabi.

Washington ordenó estos ataques en respuesta a la muerte en un bombardeo de un contratista estadounidense que trabajaba en Irak.

El ataque de Estados Unidos con misiles se llevó a cabo sobre el aeropuerto de Bagdad en la madrugada del viernes.

Fuentes de seguridad dijeron a la AFP que el bombardeo alcanzó un convoy de Hashed al Shaabi y mató a ocho personas, incluidas “figuras importantes”.

El Pentágono aseguró que Soleimani había liderado ataques en bases de la coalición en Irak durante los últimos meses, incluido el 27 de diciembre, día en el que murió el contratista estadounidense.

“El general Soleimani también aprobó los ataques contra la embajada de Estados Unidos en Bagdad que tuvieron lugar esta semana”, dijo el Departamento de Defensa.

OPERACIÓN IMPECABLE

El bombardeo estadounidense sin precedentes que mató el viernes en Bagdad al general iraní Qasem Soleimani y al líder paramilitar iraquí Abu Mehdi Al Muhandis abre un periodo de incertidumbre para Estados Unidos y sus aliados en la región.

El Pentágono no entregó detalles de la operación, aunque dejó en claro que el presidente Donald Trump dio la orden de llevarla a cabo.

Según varios medios estadounidenses, se utilizaron drones que golpearon dos vehículos en una carretera que conduce al aeropuerto internacional de Bagdad.

Soleimani, que comandaba las fuerzas especiales Quds de Irán y era considerado como una de las figuras más poderosas del país, viajaba en uno de ellos.

Abu Mehdi Al Muhandis, el número dos de Hashd Al Shaabi, coalición paramilitar mayoritariamente pro-Irán, también murió en el atentado.

Un responsable militar estadounidense aseguró a la AFP que el impacto que pulverizó este viernes en Bagdad dos vehículos donde se encontraban Soleimani y Mehdi se realizó con “un tiro de precisión de dron”.

Este método de asesinato de miembros de un ejército extranjero refleja más el modus operandi del ejército israelí que de las fuerzas estadounidenses, que típicamente organizan con precisión a sus fuerzas especiales cuando buscan eliminar figuras de alto mando.

Los ejemplos incluyen Osama bin Laden, o más recientemente, el exlíder del Estado Islámico Abu Bakr Al Bagdadi.

También podría gustarte