Colapsaron columnas de ladrillo matando a dos hermanas de 8 y 5 años

Drama y dolor en Manzanares. Las dos niñas habían llegado a la ciudad a pasar vacaciones procedentes de Fundación. Las dos vigas colapsaron por el peso de un tanque elevado de agua.

Una lamentable tragedia ocurrió en el populoso barrio Manzanares de Santa Marta, cuando dos vigas de concreto colapsaron provocándoles la muerte a dos hermanitas de 8 y 5 años que habían llegado desde Fundación, Magdalena, a pasar vacaciones en la casa de un familiar.

El desafortunado incidente ocurrió la noche del sábado, cuando los dueños de casa le habían organizado en el patio de la vivienda un  improvisado camping a tres menores de edad. Las niñas no tuvieron la oportunidad de disfrutar de su juego, por cuanto una mal hecha estructura de cemento que sostenía un tanque de almacenamiento de agua en el patio de una casa del barrio Manzanares, se vino abajo.

IDENTIDAD DE LAS VÍCTIMAS

Las víctimas fueron identificadas por las autoridades como Hanna Bertel Romero, de 5 años de edad y Ana María Bertel Romero, de 8 años, ambas hermanas y residentes del municipio de Fundación (Magdalena), quienes murieron cuando eran auxiliadas y conducidas a una clínica privada. Su prima Sofía del Pilar Romero Rangel de 9 años, sufrió heridas de consideración en el fatal suceso.

ASÍ OCURRIÓ EL HECHO

De acuerdo a la información suministrada por las autoridades, la tragedia que enluta al barrio Manzanares se produjo a eso de las 9:30 p.m., en el sector de la calle 32 con carrera quinta del barrio en mención, momentos en que las menores se encontraban jugando en el patio de manera tranquila.

Según lo relato por el tío de las menores fallecidas y padre de la afectada, Marcos Romero, este se dispuso a amarrar una hamaca en las columnas que sostenían el tanque elevado de 500 litros de agua de la vivienda, con el fin de supervisarlas mientras jugaban entre ellas, sin saber que dichas estructuras no contaban con las varillas de hierro que soportaran debidamente al recipiente, y de igual forma la hamaca.

 ‘ESTRUCTURAS NO TENÍAN VARILLAS’

Tras pasar un pequeño lapso de tiempo en el que su familiar ingresó a la vivienda, las niñas se dispusieron a subirse junto a su prima en la hamaca. El peso y el movimiento provocó el desprendimiento de dicha estructura y con ello, de forma accidental, la muerte de las dos hermanas Bertel Romero, quienes fueron aplastadas por las piezas de concreto y ladrillo.

“Para la comunidad de Manzanares fue una tragedia, teniendo en cuenta que estos niños se encontraban jugando en una hamaca amarrada a una de las columnas, la cual no pudimos dar cuenta que no tenían varillas; al parecer por el movimiento se despega de su base y colapsa sobre los menores”, explicó el capitán Ricardo Chaín, Jefe Operativo del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de la ciudad de Santa Marta.

Ante el fatal incidente, los gritos despavoridos de los ocupantes alertaron a los moradores de esa zona de la ciudad, quienes de inmediato ayudaron a quitar los concretos de encima y auxiliarlas; posteriormente dieron aviso a las autoridades y los organismos de socorro que llegaron a inspeccionar el lugar.

AUXILIO A LOS AFECTADOS

Sin perder tiempo, las dos víctimas fatales fueron conducidas aún con signos vitales a la sala de urgencias de la clínica El Prado, en donde pese a los esfuerzos del personal médico en turno por mantenerlas con vida fallecieron minutos después, debido a la complejidad de las heridas.

Entre tanto, Sofía Romero Rangel, la otra menor que resultó considerablemente afectada, permanece en la Unidad de Cuidados de Intensivos de esta misma clínica, luego de que recibiera sutura de 50 putos en la parte superior de su cabeza, por las múltiples heridas recibidas durante el incidente, que le dejó además lesiones en uno de sus ojos y uno de sus pómulos.

ORGANISMOS DE SOCORRO ATENDIERON EMERGENCIA

Por otro lado, el capitán Ricardo Chaín, Jefe Operativo del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Santa Marta arribó hasta la vivienda de familia junto a varias unidades profesionales para atender la emergencia y adelantar las investigaciones correspondientes a fin de verificar las verdaderas causas del suceso. “Lamentablemente, ya los hechos conocidos del colapso de dos columnas que sostenían a un tanque elevado de agua colapsaron y cayeron sobre unos niños que se encontraban en una hamaca en esos momentos. Dos de estas fallecen, y uno se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos de una clínica”, anotó el capitán Chaín.

Para la comunidad de Manzanares y los samarios en general, lo ocurrido fue catalogado como una tragedia, teniendo en cuenta que las menores se encontraban compartiendo una noche de risas, juegos y diversión familiar.

BOMBEROS LAMENTÓ LA TRAGEDIA

El comandante del Cuerpo de Bomberos, lamentó las muertes e indicó que la tragedia se produjo porque cedieron las vigas que sostenían la estructura. “Lo sucedido fue una tragedia para todos, teniendo en cuenta que estas niñas se encontraban jugando en una hamaca amarrada a una de las columnas, la cual no pudimos dar cuenta que no tenían varillas; al parecer por el movimiento se despega de su base y colapsa sobre los menores”.

RELATO DEL TIÓ DE LAS VÍCTIMAS

Marcos Romero, quien es entrenador de Fútbol y tío de las dos menores fallecidas, relató la tragedia que hoy mantiene a toda su familia sumergida en la  tristeza. El hombre, padre de la menor que continúa en la UCI de una clínica, explicó que en la familia armaron la carpa y adecuaron la zona de camping en el patio que aparentemente estaba seguro para que las niñas disfrutaran de la pijamada. “Ellas iban a hacer un camping, pero vieron la hamaca se montaron y en 30 segundos se desplomó el muro con el tanque de 500 litros de agua (…) mi hija está estable, bastante bien, considerando la herida que tiene en la cabeza”.

En medio de lágrimas, el hombre contó que no pudo llevarlas de paseo a Guachaca porque no le habían pagado, por lo que habían decidido pasarla en el patio de su casa, “Yo me las iba a llevar de paseo hoy (ayer), pero no me pagaron así que no tuve con qué. Mi mamá me preguntó que para donde iba, y yo le dije que me llevaba a las pelas y mis hijos”, puntualizó.

INSPECCIÓN JUDICIAL

Unidades del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Sijín arribaron hasta la clínica para realizar el levantamiento y la inspección de los cuerpos que fueron llevados hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde permanecen a la espera de que sean entregados a sus familiares para el cumplimiento de las exequias.

También podría gustarte