Van 783 lesionados con pólvora

116

Del total de lesionados, 259 son menores de edad, mientras que la cifra de adultos corresponde a 524. También se reportó que 229 adultos estaban bajo los efectos del alcohol cuando resultaron afectados.

Un saldo de 783 lesionados con pólvora es lo que ha reportado el Instituto Nacional de Salud durante las fiestas de fin de año que culminan este lunes con el día de Reyes Magos.

Del total de lesionados, 259 son menores de edad, mientras que la cifra de adultos corresponde a 524. También se reportó que 229 adultos estaban bajo los efectos del alcohol cuando resultaron afectados.

Otro dato importante es el que el 69% de los lesionados se hallaban manipulando artefactos pirotécnicos, mientras que el 21% estaban observando.

En materia de lesiones, el 92% corresponde a quemaduras, 72% a laceraciones, 33% a contusiones; las amputaciones, por su parte, constituyen el 10% de las lesiones; además, hay un 7% en daño ocular y 4% en daño auditivo.

Por departamentos, Antioquia sigue liderando la lista con 94 casos. Le sigue Valle del Cauca con 85; en Bogotá se han registrado 49 lesionados, 56 en el Cauca, 63 en Nariño, 28 en Bolívar, 24 en Boyacá. En los departamentos de Chocó, Guainía, San Andrés, Vaupés y Vichada no se registraron casos.

Los totes, voladores, volcanes, cohetes y luces de bengala constituyen la mayoría de artefactos pirotécnicos que han provocado las lesiones.

Con estos datos, se destaca una reducción del 4% frente al año pasado, cuando se registraron 816 lesiones.

500 QUEMADOS EN DICIEMBRE

El Instituto Nacional de Salud (INS) confirmó que son 509 las personas que resultaron  quemadas con pólvora durante el pasado mes de diciembre y en la celebración del año nuevo en el país.

La cifra de 783 personas quemadas con pólvora hasta el momento representa una disminución del 10% en relación con el año anterior, que en este mismo periodo reportó 563 afectados de los cuales 347 fueron adultos y 216 menores de edad.

Según el INS los mayores accidentes con pólvora se presentaron en un 68% por manipular estos en elementos pirotécnicos, mientras que el 20% de los heridos fueron observadores los cuales sufrieron quemaduras en un 93%, laceraciones 69%, contusiones 31%, amputaciones 8%, daños oculares 6% y daños auditivos 4%.

El monitoreo permitió establecer que los mayores daños fueron causados por la utilización de elementos como totes, voladores, volcanes, cohetes y luces de bengala.

Las autoridades de salud confirmaron que tras conocer este panorama lo que más le preocupa es que el 39% de los afectados por el uso de la pólvora eran adultos que estaban bajo los efectos del alcohol, una cifra que es mayor a la del año anterior que reportó el 35% de incidencia.

El ministro de Salud, encargado Iván Darío González, mostró su preocupación por la “peligrosa” mezcla entre alcohol y pólvora.

 “Hemos visto una creciente tendencia asociada al consumo de alcohol y la manipulación de pólvora, realmente son decisiones muy poco inteligentes tomar trago y manipular pólvora, tomar trago y manejar o tomar trago no legal”, indicó.

Señaló que para esta temporada existen tres riesgos totalmente evitables: la pólvora, el consumo de alcohol no legal y los accidentes de tránsito.

La directora del Instituto Nacional de Salud, Martha Ospina, hizo un llamado a los padres de familia para que en caso de que un menor resulte lesionado por pólvora es importante “llevar a los niños a los hospitales para evitar complicaciones e incluso sanciones más fuertes por parte de las autoridades”.

PADRES SERÁN SANCIONADOS

La directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Juliana Pungiluppi, reveló que se han abierto 41 procesos administrativos por menores de edad quemados con pólvora y agregó que por lo menos 26 padres de familia han recibido amonestaciones.

Esa entidad recordó que los padres se podrían ver expuestos a pagar sanciones de hasta cinco salarios mínimos mensuales legales vigentes.

“Por parte del ICBF en este periodo se han abierto 41 procesos administrativos de restablecimiento de derechos por niños que fueron lesionados con pólvora. Se impartieron 26 amonestaciones a padres que por negligencia dejaron que sus hijos resultaran quemados. Los padres deberán asistir a talleres de pautas de crianza que imparte la Defensoría del Pueblo”, explicó Pungiluppi.

Las estadísticas señalan que van 259 menores resultaron quemados, de los cuales 14 presentan amputaciones, 24 registran daños oculares, 3 daños auditivos y 8 intoxicación por ingerir fósforo blanco.

Entre tanto, departamentos como Casanare, Chocó, Guainía, Vichada y Vaupés, lograron mantener en cero la cifra de menores lesionados con pólvora, mientras que Cauca, Antioquia, Valle del Cauca, Nariño y Tolima registraron las cifras más altas del país.

“En octubre (de 2019) expedimos una circular desde la rectoría del sistema Nacional de Bienestar Familiar a todos los alcaldes y gobernadores del país, reiterándoles sus responsabilidades, pero especialmente sus facultades que les da la ley 670 de 2001 para proteger a los menores de las lesiones con pólvora. Una de estas es expedir decretos que prohíban el uso y comercialización de artículos pirotécnicos”, señaló Pungiluppi.

El departamento de Sucre fue uno de los de mayor receptividad a este llamado, ya que según esa entidad, de 26 municipios que tiene, 24 emitieron decretos donde prohibían la venta de pólvora.

“Las Alcaldías y Gobernaciones como principales autoridades de Policía, cuentan con instrumentos que pueden usar para evitar que se eleve el número de menores quemados por pólvora”, dijo la funcionaria.

BAJARON LAS CIFRAS

De otro lado, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar aseguró que hasta el momento se ha presentado una disminución del 25% en los casos de menores quemados en el país en lo que va de diciembre, en comparación con la misma época del año pasado.

Según la entidad, basada en cifras del Instituto Nacional de Salud, en los

 “A pesar de la disminución de casos de menores de edad lesionados por pólvora, como sociedad no podemos bajar la guardia en la prevención de su uso. Debemos seguir reforzando las medidas que sean necesarias para proteger y mantenerlos alejados de la pólvora”, dijo la subdirectora General del ICBF, María Mercedes Liévano.

 “De todos nosotros depende mantenerlos fuera de situaciones que los pongan en riesgo, recordemos que cuando permitimos que los niños usen pólvora, nada queda para celebrar en estas fiestas”, agregó la funcionaria.

El ICBF reveló que los departamentos en donde han sido abiertos 22 procesos de restablecimiento de derechos por estas razones son: Cauca con 8, Meta con 2, Tolima con 2, La Guajira con 2, Magdalena con 1, Bolívar con 1, Norte de Santander con 1, Sucre con 1, Valle del Cauca con 1, Risaralda con 1, Amazonas con 1 y Santander con 1.

De esos procesos abiertos, 17 han derivado en sanciones para los padres de familia, quienes deberán demostrar “asistencia obligatoria a un taller de buenas prácticas de crianza que imparte la Defensoría del Pueblo”, afirmó el ICBF.

En total, 15 menores de edad resultaron afectados, en algunos casos, por quemaduras de pólvora con daño ocular, auditivo, fracturas y hasta amputaciones de dedos de las manos, informó el Gobierno Nacional.

También podría gustarte