23 árboles se salvaron de la tala en el túnel verde

265

Luego de ajustar varios días acampando a manera de protesta, los colectivos ambientales fueron notificados de la suspensión de la tala del Túnel Verde en Envigado, ubicado en el corredor de la carrera 43 A, entre las calles 29A sur y 21 sur.

El permiso ambiental otorgado por el Área Metropolitana (Amva) a la alcaldía autorizaba la tala de 133 árboles, el trasplante de 30 y la poda de 32 para la construcción de la etapa 2B del metroplús en esta zona. Sin embargo, el Amva obligaba a conservar 252 y hacer la reposición de 286 en el área de influencia.

Juan José Orozco, secretario de Medio Ambiente de Envigado, le explicó a EL COLOMBIANO que desde el sábado contactaron a los líderes de los colectivos y que el alcalde Braulio Espinosa tomó la decisión de detener la tala, puesto que con lo que se había hecho hasta el momento ya se hace viable construir el tramo 2B.

Añadió que hoy tendrán una reunión con estos grupos ambientales y recordó que la alcaldía tiene como requisito plantar 286 ejemplares nuevos. La cifra de nuevas siembras, dijo, podría aumentar según el espacio disponible. A pesar de eso, el funcionario agregó que ya fueron talados cerca de 110 árboles.

“Hicimos un análisis del proyecto y vimos que la administración anterior dejó un contrato para el aprovechamiento que se vencía el 8 de enero, entonces iniciaron el 31. La Procuraduría vio la documentación y se levantó un acta donde dice que el municipio cumplía con los requisitos y por tal motivo se procedió”, indicó Orozco.

Aún no hay una fecha estipulada para el inicio de obras.

“Ya el daño está hecho”

Camilo Quintero, miembro del Colectivo Ambiental Túnel Verde de Envigado, calificó lo ocurrido de “muy grave” y enfatizó en que la confianza de las organizaciones en la administración se vio afectada.

“No es una suspensión real. La alcaldía taló los árboles que tenía que talar. Lo grave y lo triste es que pasaron por encima de la comunidad, que desde hace seis años está solicitando un rediseño a este sistema del transporte”, dijo.

Quintero confirmó que sí fueron citados a una reunión con la Secretaría de Medio Ambiente hoy y que están en total disposición de dialogar: “Llevamos dos días acampando y seguiremos aquí de manera pacífica y decidida para hablar sobre la importancia de proteger los árboles”.

Críticas por la fauna afectada

Los colectivos ambientales denunciaron que no había existido un protocolo de ahuyentamiento de fauna antes de proceder con la tala de árboles, por lo que numerosas especies (como las ardillas) fueron perjudicadas. Al respecto, el secretario Orozco indicó que “sí hubo ahuyentamiento, tuvimos ahí un equipo técnico y de profesionales como veterinarios, tal y como lo establece el Área Metropolitana”.

Medellín (El Colombiano).

También podría gustarte