El ataque al general iraní

103

El mundo entero está muy nervioso por las posibles consecuencias que puedan tener las muertes que fuerzas norteamericanas causaron a dos de los más destacados generales del gobierno Iraní, por orden del Presidente Donald Trump.

El Presidente de Irán, en una intervención tras la muerte del General Quasem Soleimani, hizo una clara alusión a que ellos tomarían represalias contra el gobierno americano y el pueblo iraní salió masivamente a las calles a protestar, acompañando su féretro en su sepelio de manera masiva e impresionante, reflejando su absoluto apoyo a esas palabras.

Varios de los anteriores presidentes norteamericanos habían contemplado la posibilidad de un ataque a personas representativas del gobierno iraní, pero la habían descartado por consideraciones de derecho internacional y por las graves consecuencias que podrían ocasionar con esta decisión. Temas como la intervención armada en un territorio extranjero, el ajusticiamiento de unas personas por fuera de los tribunales y el escalamiento de las tensiones en una región del mundo con grandes conflictos, fueron consideraciones que siempre llevaron a estimar estas decisiones como un último recurso.

Ahora, en Estados Unidos, especialmente los voceros del partido Demócrata están intentando ampliar las acusaciones contra el Presidente Trump por no haber tenido en cuenta al Congreso para tomar una decisión de estas magnitudes e incluso en varios medios de comunicación, tanto de los EE.UU. como internacionales, han comentado sobre la inoportunidad de estas muertes e incluso han llegado a decir que es una estrategia del presidente Trump para distraer al pueblo norteamericano frente a la investigación de la que está siendo objeto, teniendo en cuenta los daños que le pueda causar en una posible reelección en la que está empeñado. No faltan muchos que consideran un alto grado de irresponsabilidad tomar este ataque por las graves consecuencias a nivel mundial.

Como consecuencia de las represalias anunciadas serán muchas las decisiones que el gobierno de los Estados Unidos deberá tomar para protegerse.

Entre tanto en las Naciones Unidas deberá tratarse el tema, pues esto puede cambiar el ambiente que hay en el Medio Oriente y por otra parte, como organismo encargado en su comité de seguridad del análisis de hechos que puedan causar graves hechos para la seguridad mundial.

Ojalá los líderes mundiales actúen con ponderación ante semejante situación y esperemos que este tipo de situaciones no vuelvan a presentarse, por el bien de la humanidad.

*ExComisionado de Paz

También podría gustarte