Indagación disciplinaria a funcionarios por polémico contrato de Hospital Cari de Barranquilla

409

Tras la polémica desatada luego de que se conociera que Ulahy Beltrán López, gerente del Hospital Cari de alta complejidad de Barranquilla, adjudicó en concesión la operación del centro asistencial al Consorcio Gestor Hospitalario del Caribe, la Procuraduría General anunció acciones para frenar dicho contrato.

Según anunció el Ministerio Público, se abrió una indagación disciplinaria contra algunos funcionarios del Hospital Universitario Cari de Barranquilla por presunta participación irregular en la firma del contrato directo con el Consorcio.

De igual forma solicitó a la Fiscalía y Contraloría intervenir en este caso, investigando tanto a funcionarios, como a particulares, que hicieron parte de esta adjudicación que le permitiría al Consorcio Hospitalario del Caribe la operación directa, por 15 años, de este centro asistencial.

En la misma determinación, la Procuraduría ordenó al gerente del hospital, Ulahy Beltrán López, la terminación inmediata del contrato, por considerar que hubo una presunta violación al Código Penal y Estatuto Anticorrupción. Dicha notificación se dio a través de comunicado directo.

Esta polémica se desató al determinarse que los funcionarios y particulares que participaron de dicha firma del contrato, lo habrían hecho en medio de un proceso “acelerado y secreto que terminó con el convenio firmado el pasado 27 de diciembre”.

El ente de control tomó las medidas tras alertarse sobre irregularidades y determinar que dicho contrato se firmó sin cumplir con los requisitos legales como contar con el aval de la junta directiva del propio hospital, siendo el gerente de la entidad quien se facultó para adelantar un proceso de contratación directa.

Ante esto, se dio la orden al gerente Ulahy Beltrán de informar este sábado las acciones adoptadas para “poner fin al contrato y dar cumplimiento al Estatuto de contratación del Hospital”.

Se espera que el próximo lunes una comisión de la Procuraduría llegue hasta el Atlántico para reunirse con la gobernadora Elsa Noguera, y la secretaria de Salud del departamento, Alma Solano, y generar un plan de acción que permita garantizar la correcta operación del centro hospitalario.

En dicha reunión también estarían definiendo medidas jurídicas para evitar que continúen las alteraciones al servicio, incumplimientos del régimen legal y afectación a los recursos públicos.

Polémico contrato

La polémica se desató el pasado 8 de enero cuando se alertó que el 27 de diciembre de 2019, y sin notificar a ninguno de sus superiores, el gerente del Hospital Cari, de alta complejidad, Ulahy Beltrán López, adjudicó en concesión al Consorcio Gestor Hospitalario del Caribe la operación del centro asistencial, uno de los más importantes de la Región Caribe.

Días después de haber firmado el contrato de manera directa, salió a la luz pública la actuación del gerente, quien había sido advertido por la Procuraduría para que no adelantara dicho proceso, debido a que se presentaron varias objeciones.

El Consorcio Gestor Hospitalario del Caribe estará a cargo de la operación de los servicios del Cari, por 15 años, en los que deberá realizar inversiones en la infraestructura física, dotación tecnológica, biomédica e industrial, que garantice la apertura progresiva de servicios de alta complejidad y la reapertura de otros, asegurando la sostenibilidad financiera.

Lo que llama la atención en el proceso es que el Consorcio Gestor Hospitalario del Caribe fue el mismo operador que, en una primera convocatoria pública, la cual fue declarada desierta, no resultó apto para quedarse con la licitación del Cari.

“Hay un contrato suscrito a partir de un proceso de contratación directo, una vez resultó fallida la convocatoria pública, porque se declaró desierta el 20 de diciembre. En consecuencia y ante las facultades que normativamente tenía desde la gerencia, se dio el escenario de la contratación directa”, afirmó Beltrán, quien aseguró que con la firma de dicho contrato actuó bajo ‘la luz de la normatividad’.

Fuente: Sistema Integrado Digital
También podría gustarte