Pasar la página sin mirar atrás

589

Pretendemos, anhelamos, queremos los magdalenenses para nuestro departamento un gobierno útil y funcional al servicio de pueblos y pobladores, que no de partidos, cofradías, grupos o movimientos. Que tenga como carta de navegación una radiografía, si no exacta, al menos aproximada de nuestra situación, desde donde pueda apuntarse a la definición de prioridades. Que sepa quiénes pueden colaborar y aportar. Dueño de un papel más proactivo y competente. Que desde lo asertivo tome las mejores decisiones y nos haga viables. Que mejore en manera integral el funcionamiento institucional y nunca cerrarse a ninguna opción de progreso.

Conviene, para todos, un gobierno visionario, capaz de administrar sin odios ni resentimientos. De pasar la página sin mirar atrás, De no estar pendiente del espejo retrovisor y mucho menos distraerse en ello, sino de gobernar sin perder tiempo, en la verdad que mirar hacia atrás no es solución. Es dedicarse a administrar, gestionar y gerenciar. Actuar si abusos hay. Pero en principio se trata de pasar la página y pensar en el porvenir, mismo que debe pasar por un gobierno útil y funcional al servicio del pueblo y sus pobladores como líneas arriba referíamos. Un gobierno centrado en lo importante. En las políticas públicas mayormente necesarias, en lo que realmente tenga sentido: infraestructura, turismo, empleo, combate a la pobreza y la exclusión, productividad, competitividad, cultura, juventud, justicia, seguridad, deportes, entre otros generales y esenciales aspectos. Trabajar en equipo. Proyectar, prospectar y definir las estrategias mejores de progreso y prosperidad.

Hacer de la administración un todo articulado. Ir siempre de menos a más. establecer compromisos de colaboración armónica con las fuerzas políticas y demás otras fuerzas vivas que actúan e interactúan en el departamento. Velar por un gasto austero, adelgazarlo, adentrase en planes realistas tanto económicos como de infraestructuras, pero nunca utópicos o inalcanzables. Un gobierno comprometido a hacer realidad todas las políticas sociales y no desgastado en competencias impropias. Establecer planes de concertación. Mejorarse. Redefinirse. Reinventarse. Compatibilizar.

Un gobierno que convencido desarrolle e implemente a tope sus propuestas. Que sepa hacia dónde quiere ir. Entender que el acto de gobernar no admite mirar para atrás, toda vez que ello lo atiende tanto la historia como la Justicia si fuere del caso. Gobernar, se ha dicho siempre, es mirar el hoy desde el mañana. Queremos soluciones prontas y definitivas a los problemas. Plantear escenarios sobre bases ciertas. Superar obstáculos. Encaminarse más pronto que después hacia perspectivas alentadoras. Saber adónde se debe llegar y juegue en ello la credibilidad un papel principal. Vender optimismo diciendo qué se piensa realizar. Impulsar un desarrollo y crecimiento razonable, lo mismo que impulsar reformas desde los consensos. Trabajar articuladamente un proyecto departamental con planes, proyectos y programas sobre lo importante y el largo plazo sin dejar de lado lo urgente. Eso y más es lo que esperamos de la administración que inicia en beneficio colectivo. [email protected] * Jurista

También podría gustarte