Nueva reglamentación para separar residuos en la fuente

El viceministro de agua, José Luis Acero, explicó que “la bolsa blanca será para residuos como el plástico, el vidrio, metales, papel y cartón.

A partir de experiencias de algunas ciudades del país como Bogotá, Bucaramanga y Pereira, los ministerio de Ambiente y de Vivienda expidieron recientemente la resolución 2184 de 2019 que establece, desde enero de 2021, el código de colores blanco, negro y verde para la separación de residuos en la fuente.

El color blanco se utilizará para depositar los residuos aprovechables como plástico, vidrio, metales, papel y cartón. Mientras que el color negro se usará para residuos no aprovechables como el papel higiénico, las servilletas, los papeles y cartones contaminados con comida, papeles metalizados, entre otros. Y finalmente el color verde se utilizará para los residuos orgánicos aprovechables como los restos de comida, desechos agrícolas, entre otros.

Este código de colores deberá ser adoptado por los municipios o distritos que adelanten programas de aprovechamiento conforme a sus Planes de Gestión Integral de Residuos Sólidos (Pgirs), lo que, de acuerdo con el Ministerio, permitirá “simplificar la separación en la fuente en los hogares, preparando al país para el desarrollo e implementación de nuevos esquemas de aprovechamiento, en dónde se unifiquen los esfuerzos entre todos los actores de la cadena”.

Se procederá a “adoptar el código obligatorio para la separación de residuos, fomentando la cultura ciudadana en la materia por parte de los usuarios del servicio público de aseo en los municipios o distritos que desarrollen programas de aprovechamiento en el marco del servicio público domiciliario de aseo”.

“Lo que buscamos fue hacer el proceso de separación de residuos de una manera más sencilla para todos los colombianos, en donde solo existan tres colores para este proceso de selección y así podamos crear una verdadera cultura del reciclaje en donde aportemos al medio ambiente y todos nos veamos favorecidos”, dijo el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón.

Por su parte, el viceministro de Agua, José Luis Acero, explicó que “la bolsa blanca será para residuos como el plástico, el vidrio, metales, papel y cartón. La bolsa negra se usará para depositar por ejemplo el papel higiénico, las servilletas, papeles y cartones sucios, entre otros y en las bolsas color verde irán los restos de comida y desechos agrícolas”.  El viceministro señaló que durante el 2020 se deberá hacer pedagogía al respecto y los municipios serán los encargados de esta tarea a través de sus Pgirs.

 “Esta disposición se enmarca dentro de la Estrategia Nacional de Economía Circular establecida en el Plan Nacional de Desarrollo, que como lo ha dicho el Presidente Duque tiene que trascender de lo enunciativo a lo real, involucrando a todos los sectores productivos, para lograr, desde el punto de vista operacional, producir conservando y conservar produciendo. Asimismo, contribuye a sembrar en todas las escalas de producción del país las llamadas ‘9R’, dentro de las que se encuentran; reducir, reciclar y reutilizar, en dónde la separación adecuada de los residuos juega justamente un papel importante”, afirmó Ricardo Lozano, ministro de Ambiente.

 “La estrategia busca mejorar la eficiencia en el flujo de materiales, entre otros, mediante el aprovechamiento de residuos y su reincorporación en el ciclo productivo, lo cual se hace posible entre otros a través de la separación de residuos en la fuente de generación”, añade el texto.

FORMATO ÚNICO NACIONAL

La resolución 2148 de 2019 establece, además, el Formato Único Nacional para la Presentación del Programa de Uso Racional de Bolsas Plásticas y del informe de avance, con el fin de garantizar la presentación homogénea de la información por parte de los distribuidores de bolsas plásticas en el país, como los almacenes de cadena, grandes superficies comerciales, supermercados de cadena, entre otros. Así mismo, para facilitar la consolidación y análisis de los datos por parte de las autoridades ambientales competentes.

Cabe resaltar que el Programa de Uso Racional de Bolsas Plásticas es un instrumento de gestión reglamentado mediante la Resolución 0668 del 28 de abril de 2016, que deben formular e implementar los grandes distribuidores de bolsas plásticas, y el cual busca sensibilizar a los sectores comerciales y al consumidor final de estas bolsas, sobre la necesidad de racionalizar su uso y minimizar al máximo la utilización de las que no son reutilizables o de un solo uso.

Sumado a lo anterior, la nueva resolución adiciona una obligación para la presentación del reporte anual por parte de los distribuidores que no están obligados a presentar el Programa de Uso Racional de Bolsas Plásticas, los cuales, a partir de ahora, además de informar la cantidad de bolsas vendidas en los puntos de pago, tendrán que realizar el cálculo del porcentaje anual de reducción de bolsas vendidas respecto al año base (2015 o 2016, dependiendo del inicio de (2015 o 2016, dependiendo del inicio de operación de actividades comerciales).

También podría gustarte