Todo indica que se trató de un acto de intolerancia

856

Más de 20 unidades de todas las especialidades de la Policía reforzarán la seguridad y evitarán hechos de alteración del orden público en esta localidad del norte del Magdalena.

Ante el crimen de Luis Felipe Escobar Vargas y Fausto Ayala Herrera, además de la muerte del presunto homicida a manos de la comunidad, Jesús David Ibáñez Portacio, se generaron reacciones contundentes de la fuerza pública de esta zona del país, que, con más de 20 unidades especializadas policiva y militar patrullará y velará por la seguridad de las distintas zonas del municipio de Puebloviejo (Magdalena).

Así lo confirmó el alcalde municipal Fabián David Obispo, quien luego de liderar un consejo de seguridad extraordinario desarrollado la tarde de este lunes, en conjunto con las autoridades judiciales tomó acciones y líneas de trabajo para contrarrestar estos hechos, además de indagar los motivos del triple homicidio ocurrido en esta zona.

“Con todas las autoridades militarizamos el corregimiento de Tasajera, en esa zona se encuentran 15 unidades del Ejército Nacional para poder establecer la tranquilad y el respeto. Con la Policía tuvimos un refuerzo con el pie de fuerza en todo el municipio de Puebloviejo. Hay una tranquilidad ahorita en el municipio, obviamente hay un dolor intenso de las familias que perdieron a sus seres queridos”, señala el mandatario.

Con respecto a la identidad del presunto homicida, el alcalde refirió que era una persona que, “se movía entre Colombia y Venezuela, según la información de las autoridades, quienes resaltan que el crimen se comete por la intolerancia”.

Finalmente, el mandatario señaló que como primera autoridad de esa población ha realizado las acciones pertinentes para dar tranquilidad a los ciudadanos,  “Nosotros somos gente de bien, pujante, trabajadora (…) pero estos eventos nos entristecen y como autoridad vamos a tomar las acciones necesarias para que permanezca el orden público en materia de seguridad”, concluye Fabián Obispo.

RESPONSABLES DE LINCHAMIENTO

El comandante encargado de la Policía Metropolitana de Santa Marta, Teniente Coronel  Diego Vásquez, rechazó la reacción violenta de la población contra el presunto homicida y dijo que “de ninguna manera es justificable acabar con la vida de una persona”.

De igual modo, indicó que las autoridades judiciales a cargo de la investigación permanecen estableciendo los móviles, y que además se está por determinarse la identidad de quienes participaron en el linchamiento, para formularles cargos por el delito de homicidio.

¿QUIÉNES ERAN LAS VÍCTIMAS?

Las víctimas fatales del asesinato a tiros fueron identificadas como Luis Felipe Escobar Vargas, y Fausto Ayala Herrera, mientras que el presunto homicida corresponde a Jesús David Ibáñez Portacio, quien disparó contra uno de los afectados y luego contra su acompañante.

Los habitantes de Tasajera y los magdalenenses están consternados, porque los pescadores Luis Felipe Escobar Vargas, y Fausto Ayala Herrera, eran personas reconocidas y ‘buena gente’ que no tenían problemas de ningún tipo ni habían recibido amenazas de muerte, además tenían un parentesco, pues eran cuñados.

 “FUE POR INTOLERANCIA, NO POR HECHO SICARIAL”

El comandante encargado de la Mesan, coronel Sánchez explicó el presunto agresor Ibáñez Portacio agredió con un arma de fuego a una de las víctimas en el sector de la playa, con quien, al parecer había tenido problemas personales antes, por lo que no se trató de un hecho sicarial sino de un hecho de intolerancia.

Tras cometer el hecho, este se dio a la huida y alrededor de 400 personas lo rodearon por casi un kilómetro a la orilla de la playa de esta localidad. El sujeto se refugió en una de las viviendas de la zona para protegerse de la turba enardecida que quería tomar justicia por su propia cuenta, pero un allegado a la víctima fatal ingresó al inmueble para sacarlo y este reaccionó disparándole indiscriminadamente.

“Las personas intentan quemar la casa con los policías y al agresor adentro, rompen las ventanas y la puerta y sacan a la persona para agredirla (…) en el piso, ya desarmada la golpean con objetos contundentes y le ocasionan la muerte”, explicó el coronel Vásquez.

Finalmente, el alto uniformado hizo un llamado a la comunidad para que no tome justicia por sus propias manos, y deje a las autoridades hacer un trabajo, “No podernos prestarnos para estas hechos de barbarie que de verdad generan más violencia. Es una conducta que no tiene justificación desde ningún punto de vista”, puntualizó el oficial.

En las instalaciones de la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Ciénaga, permanecían los cuerpos de Ayala Herrera y Escobar Vargas, quienes fueron reclamados la tarde de ayer en las dependencias de la entidad judicial por sus familiares, quienes le brindarán cristiana sepultura.

Por su parte, el cadáver de Ibáñez Portacio, permanece en la morgue de Medicina Legal a espera de ser retirado por su familia.

También podría gustarte