Dos siglos de historia del arte colombiano, en 656 páginas

354

En el libro, Halim Badawi presenta la interesante historia del arte en Colombia, junto a un fuerte componente crítico de la misma.

656 páginas necesitó el crítico, investigador y curador de arte, Halim Badawi, para hacer un completo y profundo recorrido por los últimos dos siglos de arte en Colombia reunidos en el libro ‘Historia urgente del arte en Colombia’.

Se trata de un relato alterno construido a partir de temas que no siempre han sido cubiertos por la historiografía convencional, como la relación entre los artistas viajeros y el surgimiento del arte moderno, las mujeres artistas en la modernidad, la fotografía y los orígenes del arte contemporáneo, los archivos culturales, el coleccionismo y el mercado.

Asimismo, un capítulo especial sobre lo que él llama la historia oscura, las relaciones íntimas entre el arte con el narcotráfico, así como aquellas historias sobre la falsificación de grandes obras.

En esta extensa obra, rica en detalles, Halim Badawi presenta la interesante historia del arte en Colombia, junto a un fuerte componente crítico de la misma. El autor lanza valoraciones e hipótesis sobre los artistas con los que trabaja y, además, también es una antología, ya que reúne alrededor de medio centenar de textos, algunos publicados y otros inéditos, que ha escrito durante la última década, algunas veces en versiones previas a la publicada o en versiones revisadas expresamente para esta nueva edición.

“Halim Badawi es un investigador empeñado en desentrañarle aspectos nuevos al arte colombiano. Su aproximación a los temas es heterodoxa en el buen sentido. Su tono es siempre crítico, pero los enfoques son los del historiador. Por eso suele evidenciar particularidades que ni la crítica ni la historia ha considerado antes, arrojando luces sobre obras, artistas e incluso hechos que, gracias a él, dejan de ser marginales”, comentó Álvaro Medina.

Los textos, originalmente escritos en distintos tonos para medios disímiles, desde prensa cultural hasta revistas académicas, fueron hilados a la manera de una historia que no pretende ser hermética, lineal o exhaustiva como las viejas historias, o una simple compilación de fechas y datos.

Por el contrario, el autor busca rescatar pequeños episodios olvidados, voces no siempre escuchadas, algunas silenciadas otras disidentes, los entramados ocultos, la construcción del poder cultural y su relación con el poder político, la noción de red, los detrás de cámaras y los márgenes del discurso oficial.

“Esta historia es muchas cosas: es crítica, es archivo, es erudita, es novedosa, y por encima de todo es una necesidad para aproximarse de manera actual al arte en Colombia”, afirmó la artista e historiadora colombiana Beatriz González.

Badawi es una voz autorizada, no sólo por su labor como crítico, también por su especialización en arte colombiano y latinoamericano de los últimos dos siglos, en especial sobre la historia del coleccionismo, los archivos de artistas y los orígenes del arte moderno. /[email protected]

También podría gustarte