Fuertes vientos han tumbado 42 árboles

271

Un total de 42 árboles caídos es el saldo que dejan las fortísimas brisas en Santa Marta, las cuales según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, pueden llegar a alcanzar entre los 56 y 65 kilómetros por hora.

Continúan las emergencias en la ciudad de Santa Marta producto de las fueres brisas que azotan a la ciudad de Santa Marta, árboles caídos, vallas partidas, vehículos aplastados e incendios forestales, son algunas de las  otras contingencias que han dejado hasta el momento los fuertes vientos en la ciudad de Santa Marta durante las primeras semanas del año. Cabe resaltar que hasta el momento, ninguna de estas emergencias han dejado víctimas humanas, según lo reportado por los organismos de socorro.

Un total de 42 árboles caídos es el saldo que dejan las fortísimas brisas en Santa Marta, las cuales según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, pueden llegar a alcanzar entre los 56 y 65 kilómetros por hora.

De acuerdo con  informes emitidos por el Cuerpo de Bomberos Voluntario de la ciudad de Santa Marta ,estos incidentes se presentaron en sectores como el Barrio Timayüi, Los Almendros, Miraflores, La ciudadela, El Rodadero, Nuevo Milenio y Villa Dania, la Esperanza, Obrero, Taminaca, Pescaíto, 20 de Julio, San Francisco, la avenida del Ferrocarril, el Centro Histórico , entre otros.

El LLAMADO A LOS SAMARIOS

Las autoridades hacen un llamado principalmente a los conductores de la ciudad de Santa Marta, “para aquellos conductores de carros y motos, que transiten por ejemplo por  el Ziruma, se les aconseja ir con precaución, porque las brisas fácilmente pueden zarandear a estos vehículos”, dijo Jaime Avendaño, director de la Oficina de Gestión de Riesgo distrital. También, se recomienda no parquear los vehículos debajo de árboles en mal estado.

Otras de las recomendaciones para evitar estragos por los fuertes vientos son: Revisar las viviendas para que no haya cornisas, balcones y fachadas en mal estado que puedan producir caídas de piedras, paredes y escombros; cerrar puertas y ventanas para evitar corrientes de aire que puedan llevar a la rotura y caída de vidrios y asegurar elementos como los toldos, persianas y antenas. Del mismo modo, se aconseja retirar, jaulas y cualquier objeto que pueda caer a la calle;

Para aquellos que se encuentren en la calle o en el campo, se les recomienda alejarse de casas viejas o en mal estado; evitar los muros y las vallas publicitarias, así como también de los árboles que se encuentran el peligro de caída y con rotura de grandes ramas; no transitar por parques o avenidas arboladas y no pasar debajo de andamios o edificios en construcción.

CONFLAGRACIONES

Por otro lado, debido a las altas temperaturas en la ciudad y a las fuertes brisas, miembros del Cuerpo de Bomberos Voluntarios han atendido varios incendios forestales que se han registrado en diferentes sectores del Distrito de Santa Marta.

 A más de 50 asciende la cifra de las conflagraciones de carácter forestal que han sido atendidas por el organismo de socorro durante los primeros días del año, que justamente se presentan por las fuertes brisas y las altas temperaturas, pero que también son producto de la imprudencia de ciudadanos irresponsables.

Algunas personas, muy a pesar de las advertencias de los miembros de los cuerpos de socorro siguen  quemando basuras en lotes, al aire libre, que al prenderse toman fuerza por las fuertes brisas y ponen en peligro a las viviendas de los sectores aledaños.

 “Hay que tener en cuenta que la mayoría de estos incendios atendidos se presentaron por personas inescrupulosas que lanzaron o incendiaron lotes o baldíos para limpieza o para siembra en algunos terrenos”, expresó el Jefe Operativo del  Cuerpo de Bomberos Voluntarios de la ciudad de Santa Marta.

De acuerdo con lo anterior, afirmó que están trabajando fuertemente en impedir que la mano criminal del hombre continúe actuando y causando incendios forestales y de cobertura vegetal, tanto en el centro de la ciudad como en sus alrededores.

Asimismo, aconseja alertar a las entidades idóneas si hay presencia de árboles o ramas demasiado cerca a la red eléctrica, o en peligro de caerse; no realizar podas de árboles atravesados por líneas eléctricas y por ningún motivo tocar los cables que hayan caído por causa de fuertes vientos, así como tampoco iniciar quemas indiscriminadas de basuras.

También podría gustarte