Elección de personero y contralor, ¿mérito o voto?

355
Los concursos públicos para ambos cargos comenzaron en 2019, con la propuesta de varias universidades locales. Concejo y Asamblea se valieron de su trayectoria para seleccionarlas.

Que los concursos para elegir los cargos de contralores y personeros esté mediado por las universidades como evaluadores de las habilidades técnicas de los aspirantes no ha eximido a estos procesos de polémicas, demandas y líos jurídicos.

La reciente elección de la contralora de Medellín dejó en evidencia que los procesos académicos para definir los ternados llegan hasta donde lo permiten las movidas políticas. Si bien por votos ganó Diana Carolina Torres, su puntaje fue el tercero de los que obtuvieron sus dos rivales en las pruebas académicas.

Y aunque el debate se centró en las presuntas inhabilidades de dos de los candidatos, otros dos procesos para definir al contralor de Antioquia y al personero de Medellín están frenados por acciones judiciales.

*Academia vs ruedo político*

En el caso de la elección de la contralora de Medellín, el concurso realizado por la Universidad CES tuvo una suspensión provisional en diciembre de 2019, por orden de un juez, ante la tutela de uno de los participantes inconforme con los procedimientos.

Superado ese impasse, la universidad seleccionó a los tres aspirantes con la votación más alta y el Concejo programó la votación para el jueves. Pero sin iniciar la sesión ya había nuevos cuestionamientos sobre posibles inhabilidades de algunos participantes, lo que hizo que la sesión se suspendiera por más de ocho horas y que el resultado final estuviera contra todos los pronósticos, pues varios corporados habían anunciado su apoyo a David Ospina, quien estuvo hasta 2019 en la Personería de Medellín y que no obtuvo ningún voto.

“Tuvimos muchos conceptos jurídicos pero la interpretación de qué es una autoridad administrativa (el tipo de cargos que generaban inhabilidad en los aspirantes) no es taxativa”, dijo el concejal del Centro Democrático, Simón Molina al término de la sesión.

El corporado aclaró que inicialmente su bancada había considerado que Diana Carolina Torres, era la mejor candidata, pero se abstuvo de votar por ella ante la falta de claridad sobre si su papel en la Contraloría de Antioquia —en la que está como jefe desde la captura del titular, Sergio Zuluaga, ocurrida a mediados de 2019— podría generar problemas legales para su posesión.

*Cambio en la elección*

¿Por qué ahora se eligen por mérito los contralores y personeros?

Todo inició con los concursos de selección. En el caso de los contralores, el proceso cambió tras la aprobación en 2019 del Acto Legislativo 04, que modificó el control fiscal.

La norma dice que el período de los contralores (cuatro años) no puede coincidir con el de los mandatarios que auditan, y por eso ordenó que entre 2020 y 2022 se diera una transición.

Los responsables de la elección son las corporaciones regionales —Concejo o Asamblea, según el caso—. Ellos a su vez contratan una universidad que haga las pruebas de conocimiento y las evaluaciones de experiencia profesional y recorrido académico. Las tres personas que obtengan los mayores puntajes pasan a integrar una terna, y la corporación vota.

“Eso hace que, de alguna manera, la elección de contralor termine movida por coaliciones políticas, y si el gobernante de turno tiene una mayoría puede incidir en esa decisión”, explicó Santiago Leyva, doctor en Administración Pública y docente de la Universidad Eafit.

Leyva considera que el mejor ejemplo de cómo los contralores pueden terminar siendo “de bolsillo” es el ocurrido en la Contraloría de Antioquia durante el período pasado, cuando la coalición del exgobernador Luis Pérez eligió a Sergio Zuluaga Peña. El funcionario, a la postre, terminó capturado y está vinculado a un juicio por presunta corrupción en el ente de control.

*Y sobre la Personería*

En la Personería de Medellín el procedimiento es distinto, porque aunque también hay un concurso público, quien asume el cargo es quien obtiene el mayor puntaje, explicó el presidente del Concejo de Medellín, Luis Bernardo Vélez.

Actualmente el proceso está suspendido por orden de un juez que consideró que la Universidad Pontificia Bolivariana no es competente para hacer las evaluaciones.

“Nosotros apelamos y la universidad también, y estamos a la espera de que el juez decida para saber qué va a pasar con el cargo”, dijo Vélez y aclaró que desconoce las razones por las que el juez cuestionó a la universidad. El centro educativo informó que no se pronunciará sobre el tema.

Los tres concursos públicos para los cargos mencionados empezaron en 2019.

Medellín (El Colombiano).

También podría gustarte