“Tecnología en el sistema electoral no puede implementarse de un día para otro”

Serán tres las líneas de modernización. El voto mixto, el registro civil en línea y la actualización de las cédulas, bajo esos tres pilares vamos a implementar las pruebas piloto del voto electrónico mixto, el registro civil en línea para que los colombianos puedan descargarlo y la actualización de la cédula que da el paso a la ciudadanía a la identidad facial”.

Esta semana, el registrador nacional del Estado Civil, Alexander Vega Rocha, anunció que Colombia contará con una nueva cédula de ciudadanía digital y que se avanzará en la implementación de herramientas tecnológicas relacionadas para la identificación de los colombianos, como el registro civil electrónico y la biometría facial.

Pero además, Vega, que llegó al cargo en diciembre, tendrá el reto de sacar adelante una reforma al código electoral (el actual está vigente desde que estaba vigente la Constitución de 1886), que en el pasado se ha hundido varias veces en el Congreso.

“Las reformas electorales han fracasado porque siempre han sido ligadas a las reformas políticas”, afirma.

Con respecto a la actualización de la cédula de ciudadanía, el registrador manifestó que no se va a anular la cédula actual, sino que se usará especialmente para los duplicados que se expidan. “Será una cédula digital de acuerdo a los estándares internacionales, tendrá un chip digital que incorporará la historia médica y otros datos biográficos de la persona”, sostuvo el registrador.

Respecto a identidad facial, Vega sostuvo que Colombia ya está adelantada en un 90% en biometría facial, la identificación con el rostro de la persona. “Vamos a hacer los pilotos en tres entidades. La Aeronaútica civil nos ha pedido que lo hagamos en pruebas piloto en el Aeropuerto El Dorado, para identificar a los viajeros”.

La competencia futbolística internacional de este año en Colombia, la Copa América de Fútbol igualmente también se usará esta tecnología. “La Federación Colombiana de Fútbol pasó una propuesta para que se haga la biometría facial en los estadios”, indicó.

También en el Inpec se espera usar esta identidad, para hacerlo con todos los internos que están detenidos. “Ya contamos con los equipos en la Registraduría y podemos ofrecer nuestros servicios a las entidades del Estado”, señaló el registrador.

Sobre el voto mixto sostuvo que las pruebas se darán en octubre, momento en que se realizarán las elecciones de los consejos de la juventud, como también en las elecciones atípicas que se den. “Consiste en que el ciudadano se identificará biométrica en la mesa y en una máquina se podrá votar. Es decir habrá doble cómputo, tanto la máquina como el depósito en la urna y al final de la jornada electoral podrá compararse el formulario E14 que lo sacará la máquina, ya no los jurados”, manifestó.

Un punto más que anunció el registrador nacional es la presentación de un proyecto de ley, en marzo al Congreso, para hacer una reforma electoral que será referente a los escrutinios, las inscripciones y la revocatorias entre otros aspectos. “Lo más importante será que propone es una actualización en tecnologías frente al Código Electoral”, dijo, entre ellas que para la elección de presidente de la República se pueda hacer desde cualquier parte y no sólo en el puesto en donde se está inscrito el ciudadano.

De la nueva cédula digital, de la identificación facial, del voto mixto, con el que se buscará cambiar los malos hábitos electorales de los colombianos y de otros temas relacionados con su labor, habló el registrador nacional con HOY DIARIO DEL MAGDALENA  y la Agencia Colprensa.

 ¿Está quedada Colombia en temas de la actualización de los servicios de registro y electorales?

Desde el punto de vista tecnológico, tanto la identificación como el sentido de la biometría facial, la cédula digital que se está usando ya en el mundo y el tema de incorporar tecnología en cómo la gente puede votar, todo ese tipo de tecnología que ya están, lo que buscamos es incorporar las más adecuadas a la cultura política del país, como también dar garantías y transparencia frente a los procesos electorales.

¿Pero dar ese paso sí permite que Colombia esté a la altura de la seguridad que se requiere con esas tecnologías?

La Registraduría siempre ha tenido la custodia, la guarda en la identificación de los colombianos y en eso siempre ha sido responsable y lo seguirá siendo. Lo que sí puedo decir es que esas tecnologías que se implementarán llegan a reforzar no sólo la seguridad y la custodia de la identificación de los colombianos y los procesos electorales, sino garantías aún más en ese deber de custodia que tiene la organización electoral en esas dos áreas.

¿Cómo espera que se dé la reforma electoral que anunció llevará a su trámite legislativo al Congreso?

Nosotros tenemos un código electoral de antes de la Constitución del 91. Para el registrador nacional es claro que esas reformas electorales han fracasado porque siempre han sido ligadas a las reformas políticas. Hay que diferenciar lo que es el proceso electoral del sistema político de elección.

Lo que se busca es presentar una reforma electoral de tipo técnico al código electoral. Queremos es sacar el código de antes de la actual constitución y adecuarlo al siglo XXI. Lo que vamos a hacer en compañía de las cortes y del Consejo Nacional Electoral es presentar un proyecto que desarrolle la parte electoral frente a tecnologías, escrutinios, el régimen de inhabilidades.

¿Por qué la clase política no ha querido tramitar hasta hoy esa reforma electoral?

No, me queda claro que la voluntad siempre ha existido. Cuando uno habla con un miembro de un partido o un congresista, todos piden que haya una reforma electoral. El problema ha sido que cuando se ha presentado cualquier reforma en este sentido se incluye el componente político, es decir las listas cerradas, el Senado regional, el voto exclusivo en listas con paridad de género, entre otros. En ese momento deja de ser electoral la reforma y se vuelve política.

¿Ese nuevo código electoral acabará con los vicios de corrupción que siempre ha identificado a las elecciones?

Totalmente, es claro que las tecnologías atacan el fenómeno de la corrupción en cualquier área y en el proceso electoral humano. Las tecnologías llegan a quedarse, y también para dar transparencia y seguridad al tema electoral.

¿Es decir no se volvería a ver los casos como la desaparición de votos como le pasó al Partido Mira?

Lo que uno busca como miembro de la Registraduría, como jefe de la entidad, es que desaparezca la palabra fraude desde el punto de vista del resultado. Ésta reforma que se empieza a plantear va ligada al fallo del caso Mira, en donde en su momento se indicaron varias órdenes por parte de la Sección Quinta del Consejo de Estado, las cuales meramente se aplicaba a corregir el procedimiento electoral. Esa decisión se tendrá en cuenta y buscaremos que en el proceso electoral acabemos el mito del fraude en el sentido que las tecnologías y la actualización de la legislación nos ayude no sólo a combatir la corrupción sino el ciclo del fraude electoral.

¿El voto mixto que usted propone sí logrará cambiar esa cultura que tiene el elector colombiano hoy?

Cualquier cambio tecnológico es susceptible a la incredulidad, la incertidumbre y el miedo. Hay un caso en el mundo como el de Alemania que tuvieron que regresarse del voto electrónico al manual, y esa experiencia ayudó a los demás países a entender que las tecnologías en los sistemas electorales no pueden ser implementadas de un día para otro. Tienen que ser de manera gradual porque hay que tener en cuenta la cultura política del país, las generaciones que votan.

¿Qué quiere decir esto? Que las tecnologías, que pensamos hacer en el proceso electoral se van a hacer de manera paulatina, no en el tiempo extensamente sino en las poblaciones. Lo que buscamos es que la gente se vaya acostumbrando en cada elección. Empezaremos con pruebas piloto, luego en cada elección aumentaremos los puestos de votación.

¿Por qué un nuevo modelo de cédula para los colombianos y qué seguridad se tiene?

Se tiene claro que hoy en día que todos los procesos digitales que hace el gobierno, los bancos, tienen sus propios mecanismos de ciberseguridad. La cédula de ciudadanía digital, que esperamos ya esté en el segundo semestre, tiene los estándares de seguridad a nivel internacional. Esta no es una cédula inventada por la Registraduría, sino que acoge una identificación que ya se está usando en países como México, Chile, Francia, Holanda y buscamos es que la cédula tenga interactividad no sólo con los celulares sino los portales digitales en donde se requiera así la identificación.

¿Estaríamos a la par de otros países en que la cédula es el gran documento de identificación?

Colombia tiene una legislación muy importante y avanzada y lo que estamos haciendo es que con la cédula de ciudadanía lleguemos a esos estándares de alta tecnología. El Congreso acaba de aprobar la historia clínica electrónica. Un tema que deben tener los ciudadanos es tener su registro civil incorporado para cuando sea solicitado. Lo más importante es que le va a ayudar a la forma de vida de los colombianos. La nueva cédula llega para mejorar la vida de los ciudadanos.

Estos cambios obligan a tener presupuesto. ¿Sí lo hay o de qué depende?

Hay que quedar claro frente al tema. El año pasado el Congreso dejó en la ley del presupuesto todo el paquete de modernización de la Registraduría, es decir por ley ya están asignados los recursos. Segundo, la voluntad del presidente Iván Duque ha sido clara frente al proyecto de tecnología y dice que se la juega por el cambio y la automatización. El tercer elemento es que esto es un punto de convencimiento del registrador nacional./Colprensa.

También podría gustarte