El VAR, decisivo y polémico en Sudamérica

285

La actuación del colombiano Wilmar Roldán, árbitro de la vuelta de semifinales de Libertadores entre Lanús y River fue protagonista por sus errores. /AFP

 

La asistencia de video no tuvo el mejor de los estrenos en la Conmebol, pues la polémica empañó el uso que se le quiere dar en pro de la justicia.

 

El estreno en Sudamérica del sistema de videoarbitraje VAR no dejó indiferente a nadie. Su debut, nada menos que en las semifinales de la Copa Libertadores, estuvo acompañado de polémica tras resultar clave en la clasificación de Lanús a la última instancia de la máxima competición continental.

Y es que River Plate puso el grito en el cielo por sentirse perjudicado en varios fallos tras caer eliminado 4-2 ante su compatriota a causa de un penal señalado por televisión.

Al árbitro colombiano Wilmar Roldán se lo vio incómodo ante el hecho de acudir a un sistema demasiado nuevo. Al DT riverplatense, Marcelo Gallardo, le pareció que “si los conejitos de Indias éramos los de este lado de Sudamérica, hoy les salió muy mal”.

Los ‘granates’ habían perdido el partido de ida 1-0 cuando el VAR se usó por primera vez. Ahora jugarán la final con el vencedor de la llave del brasileño Gremio con el ecuatoriano Barcelona.

River protestó enérgicamente porque el VAR no se empleó en el primer tiempo, por una presunta mano de Iván Marcone en el área de Lanús que Roldán no cobró como penal.

Visiblemente molesto, en ese momento se vio a Marcelo Gallardo reclamar a uno de los asistentes por la imposibilidad de recurrir al video.

En el primer minuto del segundo tiempo, Lanús empató con gol de José Sand. Allí sí Roldán usó el VAR por primera vez para corroborar la posición en la que estaba ubicado el delantero, y al ratificar que estaba habilitado validó el 2-2 transitorio.

Ya con el resultado 3-2 para el local, el árbitro colombiano soportó las airadas protestas de los jugadores de Lanús, y tras consultar con los encargados del VAR, pidió otra vez asistencia.

Al borde del campo de juego, observó la jugada por la que enmendó su fallo inicial y cobró el penal de Gonzalo Montiel a Nicolás Pasquini, que Alejandro Silva anotó para el 4-2 definitivo.

En rueda de prensa, dijo Gallardo: “Fallamos en el uso de la tecnología y fuimos perjudicados. Hubo muchos errores y no se pudieron poner de acuerdo. Claramente no sirvió para nada, sirvió para un equipo solo y eso es desalentador. Que el sistema se use para los dos equipos”.

El DT agregó que “si para un árbitro es difícil tomar una decisión, prefiero que se equivoque un árbitro y no se equivoquen siete (por el ampliado número de asistentes)” .

El entrenador de River dijo que también se dejó pasar una infracción sobre Ignacio Scocco y una presunta agresión de Román Martínez a Ariel Rojas que Roldán no sancionó o no solicitó el VAR.

 

¿UN ÉXITO?

Hace apenas una semana, la Conmebol, a través del presidente de la Comisión de Arbitraje, Wilson Seneme, había asegurado que el uso del VAR había sido “un éxito” e incluso Gallardo había elogiado el sistema.

“Se demostró que no se perdió la esencia del fútbol con esta tecnología y que no hay mucho interferencia. Me parece muy bueno este respaldo para que los colegiados lo usen si es necesario”, dijo entonces al acabar el choque de ida.

El VAR, que ya se usa en la Serie A italiana o la Bundesliga alemana, tiene tantos defensores como detractores y su empleo en el Mundial de Rusia-2018 está en el aire a día de hoy.

También podría gustarte