Fuertes brisas afectan el servicio de energía

323

La infraestructura eléctrica ha sido una de las más afectadas con las fuertes ráfagas de vientos que azotan a la ciudad de Santa Marta desde los primeros días del año 2020.

Diferentes sectores de la capital del Magdalena, continúan reportando fallas en el servicio de energía, entre ellos Los Olivos, Juan 23, 20 de Julio, 13 de Junio, Santa Cruz, Bonda, el Centro Histórico y Miraflores, debido a que las fuertes brisas han acusado afectaciones tales como el desprendimiento del cableado eléctrico que se conecta con los transformadores y provoca que las cañuelas se disparen, dejando así sin energía a los barrios.

Pese a que la empresa Electricaribe a través de un reciente comunicado manifestó que fue necesario duplicar las cuadrillas y reforzar el equipo operativo para la atención de daños, por lo que se dispuso de el aumento de brigadas que se encuentran laborando durante la noche y la madrugada en la ciudad de Santa Marta, los fuertes vientos parecen no dar tregua y son cientos las denuncias que la empresa sigue recibiendo por fallas en el servicio de energía.

Hasta 24 horas sin energía han durado los residentes de los distintos barrios afectados por los estragos causados producto de los fuertes vientos, entre ellos los más afectados han sido los comerciantes, quienes reportan millonarias pérdidas y un sin número de problemáticas. Así como también los niños y los adultos mayores de las diferentes comunidades.

Una de las más resientes afectaciones se originó en Sabana de Bonda, en donde la comunidad del sector estuvo más de 24 horas sin el servicio de energía eléctrico, producto del disparo de una cajuela, “Así no se puede, todo un día sin luz en el sector y no hay nadie que responda, cualquier acto delincuencial es responsabilidad de Electricaribe y Superservicio, ni a través del 115 atienden el llamado”, aseguró residente del sector.

OTRAS AFECTACIONES

No obstante, estas no han sido las únicas problemáticas, los cables y árboles caídos, vallas partidas, vehículos aplastados e incendios forestales, son algunas de las  otras contingencias que han dejado hasta el momento los fuertes vientos en la ciudad de Santa Marta durante las primeras semanas del año. Cabe resaltar que hasta el momento, ninguna de estas emergencias han dejado víctimas humanas, según lo reportado por los organismos de socorro.

Una de las situaciones más preocupantes fue causada por el desprendimiento de un cable de energía que quedó guindando en la reja de una vivienda  ubicada en el barrio 13 de Junio.

Debido a que el cable estuvo prácticamente atravesado en la calle, los carros, el camión del aseo y demás vehículos no pueden transitar por el sector y para evitar un accidente o una tragedia, los vecinos decidieron poner palos, bolsas de basura y demás elementos de colores y llamativos para alertar a los que transitan por allí.

Pero además, estos vientos alisios han provocado que basuras, bolsas e incluso hojas comiencen a enredarse en los cables y postes, creando así foco de emergencias en distintos puntos de la ciudad de Santa Marta, creando así un foco de emergencia, porque solo una chispa  podría causar un incendio y provocar un incidente de mayor magnitud.

Sumado a los fuertes vientos, la alta salinidad también ha ocasionado interrupciones en la energía de Santa Marta. Por lo que es indispensable que la empresa encargada de la prestación  servicio realice el lavado para remover las partículas sólidas que se depositan en los aisladores y ocasionan las interrupciones.

También podría gustarte