Lideresas fueron amenazadas de muerte

824

Por:
EMILY
BUSTAMANTE NÚÑEZ

La administración departamental en cabeza del gobernador Carlos Caicedo activó la ruta de atención y acompañamiento a mujeres líderes amenazadas de muerte a través de un panfleto que llegó de manera física a sus casas y oficinas, lo cual está integrado de un equipo interinstitucional.

Estas mujeres exigen que se les brinden las garantías pertinentes para continuar con su ejercicio de lucha y defensa por los derechos humanos en el Magdalena.

En la reunión participaron el secretario de Gobierno Departamental, José Humberto Torres; el secretario de Gobierno Distrital, Adolfo Bula; jefe encargada de la Oficina de la Mujer, Diana Viveros; jefe de la Oficina de Paz, Víctimas, Derechos Humanos y Posconflicto, Anabel Zúñiga; el comandante de la Policía Metropolitana Coronel Gustavo Berdugo; defensora del Pueblo, Nayara Vargas; organizaciones de mujeres y las lideresas amenazadas.

Jeniffer del Toro, una de las mujeres amenazadas de muerte, dijo que “el caso de las amenazas contra lideresas defensoras de derechos humanos Magdalena es un tema prioritario para la institucionalidad y no desestiman las autoridades el origen y la intencionalidad detrás de ese panfleto. Por lo tanto, activaron una ruta interinstitucional donde participa Fiscalía, Defensoría del Pueblo, Secretaría de Seguridad del Distrito y otros entes de todo el Estado en función de preservar la vida de nosotras. El llamado es a tomar todas las medidas necesarias cuando hay este nivel de alerta y riesgo para defensoras de derechos humanos, no queremos esperar convertirnos en una cifra más en este macabro desfile de estadísticas de líderes asesinados en el país”.

COMPROMISOS DE LA REUNIÓN

Anabel Zúñiga, jefe de la Oficina de Paz, Víctimas, Derechos Humanos Y Posconflicto, sostuvo que “por directriz del Gobernador se creó un equipo coordinado para atender este caso. Nosotros ratificamos el compromiso por el ejercicio, el derecho que tienen a defender los procesos sociales, específicamente las mujeres del Departamento, quienes desde sus luchas, sus reivindicaciones y agendas han venido teniendo una dinámica de incidencia dentro del territorio. Cuando hay un hecho como el ocurrido, concretamente una amenaza por su accionar y trabajo, nosotros tenemos que resentirlos todos porque significa que la riqueza social del Magdalena quiere ser callado, no lo podemos permitir porque es un derecho constitucional”.

Añadió que “en primera medida, el compromiso es por el legítimo trabajo de los procesos de mujeres y también desplegamos acciones concretas, algunas se despliegan en una ruta de protección de manera individual y colectiva, se despliega también en una misión y en un compromiso que generamos con la Fiscalía para una investigación oportuna de lo ocurrido. La Defensoría del Pueblo frente a un seguimiento al tema de protección con la UNP y activación de ruta y nosotros vamos a empezar un trabajo para que a mediano plazo, estas mujeres desde sus organizaciones van a tener un papel importante en la construcción de una agenda hacía una política pública de prevención y protección”.

Este equipo tiene la tarea de consolidar una ruta jurídica concreta con cuerpo que articule de manera armónica todo lo que implica las garantías para el ejercicio de los luchadores, líderes y lideresas, son herramientas que se desplegaron del Acuerdo de Paz y, esta administración departamental va a institucionalizarlas.

LAS AMENAZAS

Del Toro, como una de las amenazadas, relató que “lo que entendemos por secuencia lógica es que efectivamente hay una relación entre nuestro activismo y la militancia política en la última acción compartida entre organizaciones de mujeres del Magdalena de rechazo a un presunto violador como presidente de la duma departamental y esta amenazas que ocurren una semana después de nuestro acto de intervención. Este panfleto nos llegó el domingo simultáneamente en el municipio de Ciénaga y en Santa Marta a las casas y oficinas de compañeras de organizaciones de mujeres”.

Añadió “esperamos que se pueda articular toda la institucionalidad alrededor de la preservación de la integridad de las compañeras que participamos en el acto de rechazo a la designación de una persona que enfrenta cargos por violencia sexual como presidente de la Asamblea Departamental, queremos que salgan unos resultados concretos que se materialicen en medidas de protección. Entonces entendiendo el contexto nacional en el que estamos marcado por un asesinato de líder social cada ocho horas, nosotras no podemos desestimar esas amenazas al contrario surge la obligación incluso de nosotras por nuestras propias familias buscar medidas y apoyo institucional”.

Sobre el plantón, Jeniffer del Toro, precisó que “somos cinco las mujeres mencionadas en ese panfleto, las cinco compartirnos escenarios de militancia por la agenda de género y participamos en el plantón del 9 de enero en contra de la designación de un hombre acusado de violencia sexual como presidente de la duma. No es una cuestión particular, las agendas de mujeres son propias y no obedecen a ningún mandado político, venimos desde hace tiempo reivindicando los derechos humanos”.

LAS REACCIONES

El gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, manifestó que “convoqué la reunión porque nos preocupa ese tipo de amenazas a líderes del Magdalena, debido a que ellas vienen adelantando una agenda de luchas sociales a favor de las mujeres y nos parece inadmisible esas amenazas, activamos la ruta de atención a víctimas y a mujeres”.

Por su parte, el presidente de la Asamblea del Magdalena, Julio David Alzamora, indicó “como hijo, esposo y padre repudio las amenazas contenidas en este panfleto que está circulando por redes. Ruego y exijo a las autoridades brindarle protección a cada una de las víctimas de esta intimidación y adelantar todas las investigaciones pertinentes. A Jennifer del Toro, Marian de las Salas, Oriana Camargo, Cristina Cantillo, Virginia Parra y a todas las magdalenenses les ofrezco toda mi solidaridad y el compromiso de luchar incansablemente por la defensa de sus derechos”.

Asimismo, la alcaldesa de Santa Marta, Virna Johnson, sostuvo que “mi enérgico rechazo a las amenazas contra el grupo de líderes que defienden los derechos y el respeto por la dignidad de las mujeres. Hago un llamado a las autoridades a que investiguen, las protejan y esclarezcan estos hechos. No es aceptable ninguna clase de intimidación contra la ciudadanía”.

La diputada Claudia Patricia Aarón, agregó que “como mujer y como Diputada, rechazo categóricamente la amenaza contenida en el panfleto que ha circulado el día de hoy. Exijo a las autoridades brindar protección a las víctimas de esta intimidación y adelantar las investigaciones tendientes a determinar la autoría de la amenaza. Tienen en mí una voz para defender objetivamente nuestros derechos y nuestras vidas. Sororidad”.

Por otro lado, la defensora de derechos humanos y de la mujer, Norma Vera Salazar, dijo que “ninguna amenaza se debe desestimar, qué lástima que la defensa de los derechos de la mujer termine en una conducta tan vil y cobarde cómo este panfleto, en un país en el que ser líder social significa colocarte una lápida sobre la espalda, medidas urgentes debe tomar la institucionalidad. Duele el nivel de intolerancia y misoginia de quienes se atreven a calificar este panfleto como autoamenaza, hay implicaciones gravísimas para la seguridad de las  lideresas”.

También podría gustarte