Trabajadores marcharon al ritmo del ´cacerolazo´

377

Con una amplia participación de sectores sociales y sindicales transcurrió en la ciudad de Santa Marta la jornada del paro de este 21 de enero, en donde cientos de samarios se congregaron a las afueras de la Institución Educativa Liceo Celedón para pedir por la defensa de la vida.


La manifestación promovida a nivel nacional por la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, Fecode, empezó en la ciudad Santa Marta a las 5:30 de la tarde y arrancó desde las puertas de la Institución Educativa Liceo Celedón situada en la avenida de El Libertador.

La movilización que terminó en cacerolazo, inició con un recorrido por las principales arterias de la capital del Magdalena como lo son la Avenida Campo Serrano, la carrera primera y se tomó sitios el Parque Bolívar y la Gobernación del Magdalena contó con la participación cientos de estudiantes, sindicalistas, madres cabeza de hogar, pensionados, jueces y  docentes, entre otros sectores sociales de la ciudad.

La marcha tuvo como objetivo levantar la voz para pedir por una educación pública de calidad, por la paz, la democracia, los derechos fundamentales de los líderes sociales y la comunidad en general.

Así lo dio a conocer Ángel Manjarrés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, CUT Magdalena, “las actividades de esta nueva marcha están en concordancia con la situación nacional, en torno a retomar la lucha del pasado 21 de noviembre y la parte fundamental de esta manifestación es por el derecho a la vida, alzar nuestras voces de rechazo ante tanto asesinato de líderes y lideresas sociales, sindicales e indígenas y estudiantes”.

Asimismo, el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, CUT Magdalena, aseguro que además la manifestación busca mostrar el respaldo ante los puntos consignados en el pliego de peticiones del Comando Nacional del Paro y de igual manera, mostrar su apoyo a los sectores en conflicto.

También indicó que con esta manifestación le exigieron al Gobierno Nacional que cumpla con la implementación del Acuerdo de Paz con las Farc, así como lo acordado con estudiantes, organizaciones indígenas, comunidades negras y campesinas, organizaciones sindicales, Fecode, movimientos de mujeres y de víctimas, transportadores, organizaciones de derechos humanos, entre otras.

 “A nivel nacional y departamental esta marcha pretende enviarle un mensaje al Gobierno Nacional para que aterrice sus propuestas de manera conjunta, que se siente con el Comando Nacional de Paro para que se dé una reivindicación de todos los sectores sociales y democráticos del país, por eso necesitamos que sé nos escuche o continuaremos la lucha, la manifestación y los cacerolazos”, advirtió el presidente de la CUT Magdalena.

Cabe resaltar que la manifestación finalizó en las horas de la noche en el Parque Bolívar, en donde los representantes de los sectores sociales, sindicales y  estudiantiles, entre otros, con cucharas, ollas y tapas en mano, llevaron a cabo un cacerolazo denominado ‘Por la paz, la vida la democracia, la justicia social y la defensa de lo público’.

 De igual forma, entre 100 y 200 uniformados de la Policía Metropolitana de Santa Marta y agentes de tránsito adscritos a la Secretaría de Movilidad del Distrito, estuvieron ubicados en puntos estratégicos a lo largo de la ruta concertada para la manifestación, velando por la seguridad y el buen desempeño de la misma.

SECTORES SOCIALES Y SINDICALES

Por su parte, los sectores sindicales y colectivos de la ciudad de Santa Marta y el departamento del Magdalena también se unieron a la masiva manifestación y se hicieron sentir, entre ellos la Unidad Afro.

“Decidimos apoyar este paro, porque los negros seguimos siendo excluidos en Colombia, por eso entramos a la lucha para que el Estado colombiano reconozca todos los derechos que debió la sociedad de reconocernos hace rato, nosotros estamos aquí por dignidad, para representar dignamente a nuestro pueblo”, indicó Jorge Rivas Moreno, vicepresidente de la Unidadafro.

Rivas dio a conocer además, que el mensaje puntual que le envían al Gobierno Nacional es que se siente a negociar y no a solo dialogar como asegura viene haciendo desde el año  pasado, “si no se sienta con el  Comando Nacional de Paro, no va a haber tranquilidad en Colombia, porque todos los puntos del pliego de  peticiones son de total necesidad para los colombianos y mejorar el conflicto que hay en el país”.

Rosa María Villalva, representante de la Convergencia Democrática y de los colectivos de mujeres marcharon por los derechos  y las vulneraciones de las que las mujeres han venido siendo víctimas en los últimos años, “estamos viendo nuevamente a las mujeres asesinadas, en este 2020 van 21 líderes sociales asesinados, no sabemos donde va a parar todo esto y el Gobierno Nacional se hace el de la vista gorda, por eso exigimos respeto a la vida de nuestros líderes sindicales y sociales”.

EDUCACIÓN CON CALIDAD

El Sindicato de Trabajadores de la Educación del Magdalena, Edumag,  el cual lideró la manifestación de este 21 de enero, dio a conocer que en esta oportunidad están exigiendo al gobierno colombiano mejorar las pésimas condiciones que se vienen presentando en el servicio educativo “(…) pero también estamos pidiendo el respeto a la vida de los líderes y las lideresas sociales y sindicales, el respeto por la paz y por la autonomía”, indicó Georgina Arroyo Gutiérrez, vicepresidenta del sindicato de educadores.

Frente a lo anterior, también agregó: “Necesitamos que la escuela sea declarada territorio de paz, que la escuela sea ajena a cualquier tipo de conflicto, pero también le estamos diciendo al gobierno colombiano que cumpla con los acuerdos pactados entre Fecode, ahora mismo el Gobierno Nacional no le ha cumplido a  los estudiantes, niños y niñas del país”.

Además agregó, estos acuerdos no han sido cumplidos  principalmente por la Reforma Constitucional para el sistema general de participación, “exigimos que se modifique y se estructuran este Sistema General de Participación, para permitirle captar mayores recursos y que esto impacta de manera positiva en la tan anhelada calidad de educación. ”, puntualizó Arroyo Gutiérrez.

PLIEGO DE PETICIONES

Vale la pena resaltar que son en total 13 razones principales las que conforman la base para el paro de este 21 de enero, la primera de ella es la derogación del proyecto de ley de reforma tributaria, ahora llamado por el Gobierno Nacional como Ley de Crecimiento, que incluiría tres días sin cobro de IVA al año, la devolución del impuesto de valor agregado a las familias más vulnerables y la reducción de aportes de salud para los pensionados.

Asimismo, dentro del pliego se exige la acabar el holding financiero con el que se creó el Grupo Empresarial Bicentenario, el cual reúne 16 entidades públicas. Según los convocantes al paro bajo esta figura el Gobierno buscaría fusionar y privatizar dichas entidades lo que generaría una gran ‘masacre’ laboral, del mismo modo, piden tumbar la circular 049 del Ministerio de Trabajo sobre estabilidad laboral reforzada con la que se facilitaría el despido de trabajadores en situación de discapacidad o debilidad por cuestiones de salud.

Uno de los puntos más espinosos de los diálogos es la disolución del Escuadrón Antidisturbios, Esmad y la depuración de la Policía, lo cual piden con ahínco luego de la muerte de Dilan Cruz y por los desmanes, los actos vandálicos, abusos de autoridad y excesos de fuerza presentados que se presentaron durante las pasadas movilizaciones.

Otra de las peticiones es no presentar la reforma pensional con la que, según las centrales obreras, se daría fin al régimen de prima media dificultando aún más las posibilidades para que los trabajadores colombianos logren la pensión y no presentar reforma laboral y derogar los artículos 193, 198, 240 y 242 del Plan Nacional de Desarrollo tras considerar que pueden afectar la manera en que los trabajadores realizan sus cotizaciones a pensión.

Se exige no privatizar ni enajenar bienes públicos, muy de la mano de la petición N°2. Esta solicitud busca que sin importar la participación accionaria del Estado en las empresas se respeten y se blinden de cualquier posible venta y el cumplimiento de acuerdos anteriores con diferentes sectores participantes en el paro como estudiantes, indígenas, trabajadores y educadores del Estado.

Como novena razón el Comité del Paro Nacional pidió tramitar con dignidad agropecuaria las principales necesidades del campo colombiano, fomentando el desarrollo rural tras la revisión de los acuerdos de Tratado de Libre Comercio y producción. De igual manera, cumplir e implementar los Acuerdos de Paz firmados en La Habana con la ex guerrilla de las Farc.

Y finalmente, piden tramitar lo más pronto posible los proyectos relacionados con la Ley Anticorrupción; derogar el artículo 313 del Plan Nacional de Desarrollo, PND, que autoriza el cobro de 4 pesos por kilovatio de energía en los estratos 4, 5, y 6 para financiar Electricaribe y definir políticas ambientales para la protección de páramos y medio ambiente.

LOS PUNTOS QUE EL GOBIERNO NO NEGOCIARÁ

Pero lo que sí tiene claro el ejecutivo Diego Molano coordinador de la mesa de conversación con el Comité del Paro Nacional, aunque haya aumentado el número de peticiones presentado en el pliego, es que hay unos puntos que no serán negociados bajo ninguna circunstancia.

 “El pliego paso de tener 13 ejes a 140 puntos agrupados en 13 capítulos, hay temas que son innegociables. La revisión de la política de seguridad y defensa nacional, la libertad de presos políticos, el otro proceso el de Ecopetrol le puede costar al Estado más de 15 billones de pesos”, dijo Diego Molano coordinador de la mesa de conversación con el Comité del Paro Nacional.

El funcionario aseguró que por eso cada ministerio hará una minuciosa revisión de las peticiones que se han hecho. “Se revisarán los impactos institucionales que eso tiene, el impacto fiscal y por eso determinar hasta dónde puede el Gobierno sentarse a buscar construcción de acuerdos o solución de los mismos. Aquí lo que quiere el presidente Iván Duque es solucionar los problemas sociales”.

Molano, indicó que no se negociará el punto donde se pide la libertad de los presos políticos, empezando, porque en Colombia no existe esa categoría; se le dirá “no” también a la revisión de la política de seguridad y tampoco se revisará la petición de tener en 100% a Ecopetrol por su alto costo.

Puntualmente, el gobierno aseguró que no negociará: Revisar la política de defensa y seguridad nacional; que el Estado tenga el 100% de Ecopetrol; libertad de los presos políticos, en Colombia no existe esa categoría; no se retirará la reforma tributaria; no se acabará con el Holding financiero del Gobierno; no se acabará con el Esmad; no se retirará a Colombia de la OCDE; no se prohibirá el fracking y no se prohibirá el uso del glifosato.

También podría gustarte