Un cachaco tras la conquista de una familia paisa

522

Felipe Martínez vuelve y le apuesta a la comedia romántica con su nueva película, ‘Loco por vos’, que este jueves se estrena en las salas de cine del país.

Grabada entre Bogotá y Medellín, protagonizada por Laura Londoño y Roberto Urbina, cuenta con la participación de Mónica Lopera, Germán Quintero, Carmensa Cossio, Raúl Ocampo, Federico Rivera, Reykon, Daniel Patiño (Paisa Vlogs), Ramón Marulanda y la actuación especial de Julián Arango.

Además de una reconocida experiencia en la televisión colombiana e internacional, Felipe Martínez se ha destacado por la dirección de películas como ‘Bluff’, ‘Malcriados’ y ‘Doble’.

Ahora, vuelve con la historia de Lucas y Simón, amigos que trabajan en una agencia creativa en Bogotá, quienes hacen una fiesta como un favor a su jefa, Johana. Allí, Lucas conoce a Lina, la prima paisa de Johana que viaja a Bogotá para sacar la visa e irse a estudiar diseño de modas en Estados Unidos.

Locamente enamorado, Lucas viaja a Medellín para tratar de conquistar a Lina, donde se dará cuenta que antes que conquistarla a ella, tendrá que conquistar a su familia paisa.

UNA COMEDIA ROMÁNTICA

¿Cómo surgió la idea de esta película?

Es una idea que estaba en Dynamo, la productora de la película, hace años, se habían hecho varias versiones de guión pero no encontraban una que les gustara y me llamaron para reescribirla ya que yo había hecho para ellos hace unos años ‘Malcriados’ y buscaban lograr un sentimiento parecido con esta película.

Así que leí el material que había y realmente simplifiqué la trama y busqué lograr que uno pudiera identificarse con los personajes principales añadiéndoles un proceso de maduración en cada una de sus historias. Creo que eso les gustó y después de unos meses me ofrecieron dirigirla también.

¿Cómo fue el proceso de casting de esta película?

Desde que entré al proyecto como guionista, estaba la idea de tener a Laura y Roberto como protagonistas, pero cuando yo tomé la dirección, debo decir que por un tiempo, exploré la idea de que el protagonista masculino fuera menos atractivo físicamente que el de ella, por lo que casteamos a varios actores por ese camino y también buscamos otras opciones para la protagonista. Después de fallar estrepitosamente entendí que Laura y Roberto eran perfectos para hacer una excelente comedia romántica y retocamos el guión para hacerlos más “queribles” y que el espectador lograra identificarse el proceso de cada personaje. Creo que eso fue un acierto.

También buscamos mucho al personaje de Johana, la prima de la protagonista, aunque sabíamos que Mónica Lopera era nuestra favorita, teníamos el problema de Mónica que vive en Londres y era complicado traerla desde allá. Por eso casteamos a un montón de excelentes actrices pero al final entendimos que Mónica era perfecta para el personaje y se logró traerla. Raúl Ocampo fue el único que hizo el casting y quedó inmediatamente, no hubo dudas de que él es el mejor rolo gomelo que existe (risas).

¿Qué fue lo más difícil de grabar la película?

Las escenas de la finca. Empezamos el rodaje de la película con esas escenas, filmamos en una finca cerca de La Calera falseando Medellín, pero casi nunca tuvimos sol por lo que sentíamos que no iba a ser creíble. También en la finca están las escenas en que más actores hay, además de todos los familiares paisas.

Fue bastante difícil lograr que las puestas en escena quedaran bonitas y que en los encuadres no se sintieran amontonados. También debíamos estar muy pendientes de muchos detalles y de lograr un tono de actuación consistente entre los diferentes personajes y el tipo de humor de los diferentes actores. Fue un reto del que aprendimos mucho.

¿Cómo fue grabar esta película?

Fue difícil al principio porque siento que empezamos con lo más difícil de la película que eran las escenas de la finca a las afueras de Medellín. Pero superada esa locación siento que la película fue fluyendo muy bien y encontramos un tono de comedia muy medido y elegante que creo que funcionó muy bien.

Por otro lado, fue linda la relación que surgió entre nosotros, al día de hoy seguimos hablando entre nosotros después de meses de finalizado el rodaje y siento que todos salimos muy contentos del proyecto.

¿Cómo fue su experiencia con el equipo?

Casi todos los del equipo de detrás de cámara veníamos de hacer juntos la serie de Netflix; ‘Historia de un Crimen: El Caso Colmenares’, por lo que nos conocíamos muy bien y sabíamos lo lindo que era trabajar juntos, así que en ese sentido fue muy bonito reencontrarnos y hacer un proyecto en un género tan diferente de lo que habíamos hecho antes.

EN BÚSQUEDA DE LA TAQUILLA

¿Cuáles son sus expectativas con esta película?

Espero que la película funcione en taquilla. La verdad es que en Colombia se han hecho muy pocas comedias románticas y lo que se suele hacer en comedia busca un humor mucho más simple y chabacano, con actuaciones sobre actuadas y una realización mucho menos cuidada. Me gustaría que esa búsqueda de hacer cine comercial pero con mejores valores de producción sea bien recibida por las personas que vayan al cine.

¿Alguna historia o anécdota?

Una noche debíamos hacer las escenas en que tanto Lucas (Roberto) como Lina (Laura) llegan al edificio del protagonista en un taxi y llueve a cántaros. Pero llovía tan fuerte que nos fue imposible rodar las escenas porque era peligroso para el equipo poner la luces. Fue muy irónico no poder rodar una escena de lluvia por que llovía demasiado.

Por otro lado, unos días antes de que iniciáramos el rodaje Laura se enteró de que estaba embarazada, teníamos miedo de que en las escenas de la fiesta en que Lucas y Lina hacen el amor se notara la pancita de Laura. Pero por suerte pudimos cubrirlo con la posición de los brazos de Roberto y no necesitamos de una doble de cuerpo para esa escena. Pero si fue un poco duro para Laura las largas jornadas de rodaje de noche, porque a veces se sentía algo indispuesta.

¿Tomó referentes reales de un regionalismo tan marcado?

Claro, buscamos referentes por todos lados. A la hora de escribir y dirigir me basé en personas que conozco tanto rolas como paisas. Debo decir que yo mismo soy un rolo bien rolo y he transitado por el mundo de la publicidad como los protagonistas bogotanos de la historia. Por otro lado, una vez había sido aprobada la historia cuando estábamos reescribiendo el guión, contratamos a la guionista Valeria Gómez, que es una paisa paisa, que me ayudó mucho con las escenas que sucedían en Medellín y con la forma de hablar de los paisas. Siento que con la entrada de ella, el guión creció un montón porque le agregó muchos detalles muy realistas del universo paisa.

¿Qué es lo más loco que usted ha hecho por amor?

Irme a Buenos Aires a buscar a mi ex.

¿Qué le diría a un amigo suyo en la situación de Lucas?

Que uno debe hacer las cosas que necesita si está enamorado, porque si no las hace nunca se va a perdonar el no haberlo hecho. Debo decir que hay mucho de mi en el personaje de Lucas, yo me he enamorado a primera vista y he sentido el impulso de buscar ese amor así pareciera que no tenga sentido. Y creo que eso es lo más lindo de la película, el amor nos toca a todos, no importa si eres mujer, hombre, rico, pobre, latino, europeo o asiático. El amor es lo que nos une a todos, por eso creo que gustan tanto las historias románticas, todos nos sentimos de una u otra forma identificados.

BOGOTÁ, (Colprensa).

También podría gustarte