64 barrios afectados por la falta de agua

462

Según las autoridades posterior al mes de marzo es cuando se evidencia en mayor medida el impacto de la temporada seca, en la que entre acciones de respuesta se suministraría el agua a través de 40 carros cisternas.

La temporada seca que inició en el país desde diciembre del año pasado y que se extenderá hasta el mes de marzo ya comienza a tener sus primeros impactos en la ciudad con el desabastecimiento de agua. Según la Oficina de Gestión de Riesgo y Desastre del distrito, en la actualidad 58 barrios de la ciudad son los primeros afectados por el descenso en las lluvias que alimentan los ríos de los que se extrae el agua para el abastecimiento de agua potable a las familias samarios.

El dato entregado por Jaime Avendaño, director de la Oficina de Gestión de Riesgo, si bien es preocupante aún no divisa el verdadero impacto que pueda tener la temporada seca en la ciudad, principalmente en materia de desabastecimiento de agua, al que también se suman los incendios forestales.

 “Tenemos 58 barrios con severidad alta (…) actualmente nos encontramos en nivel de alerta cuatro que no es el más alto, pero lo que esto nos indica es que tenemos que realizar monitoreo constante a los puntos críticos identificados, porque la probabilidad de ocurrencia de una emergencia es muy alta, en cualquier momento podemos afrontar el desabastecimiento, hemos tenido lluvias en la zona alta de la Sierra Nevada, pero pueden acabar e iniciar la emergencia”, dijo el funcionario distrital.

ACCIONES DE RESPUESTA

Actualmente según el Distrito, se cuentan con 163 puntos de abastecimiento para las comunidades, donde hay albercas comunitarias o tanques de almacenamiento, como en el caso de Ciudad Equidad están ubicados cuatro tanques cada uno con capacidad de 10 mil litros; en San Martín están instalado dos, y en Taganga hay uno con proyección de instalación de otro, que completan 60 tanques, es decir, 600 mil litros de agua para abastecer a los ciudadanos.

Por su parte la Essmar cuenta con 10 carros cisternas, a los que se sumarían 10 nuevos vehículos contratados desde la Oficina de Gestión de Riesgo, y 20 carros cisternas de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo, para la entrega de más de un millón de litros de agua, que son el consumo diario únicamente en los sectores con mayor impacto durante la temporada seca.

En total en materia de presupuesto, desde la Essmar se tiene $504 millones, a los que se sumarían los $554 millones que desde la Oficina de Gestión de Riesgo se direccionarían para la atención en el marco de la temporada de sequía.

SOCIALIZACIÓN CON LÍDERES:

Precisamente con el objetivo de  mitigar el impacto de la Temporada Seca,  la Alcaldía Distrital de Santa Marta, lideró una jornada de capacitación y socialización del Plan de Contingencia con el que se busca hacerle frente a la temporada seca o el fenómeno de variabilidad climática que se está presentando, ante los miembros de las Juntas de Acción Comunal para desarrollar un plan  de trabajo conjunto,  activo y participativo con las comunidades.

El evento se desarrolló en el marco de la decisión tomada por la alcaldesa Virna Johnson y el  Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres, el pasado 17 de enero, de mantener informados e incluir a los representantes las JAC, en el proceso de  fortalecimiento de la Estrategia Municipal de Respuesta, a partir de un intercambio permanente de información sobre las situaciones o amenazas de riesgo que se registraran en sus comunidades.

Durante el desarrollo de la jornada, los actores sociales tuvieron acceso a información detallada y relacionada con las acciones de respuesta para la distribución de agua, presupuesto asociado a esta labor, la instalación del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) para hacer seguimiento a los incidentes registrados en  la temporada , la articulación interinstitucional  que lidera la Alcaldía para dar respuesta a las comunidades  y las medidas preventivas que necesitan ser tomadas para evitar que se potencialicen las amenazas en sus sectores.

La  iniciativa busca “integrarlos a la estrategia municipal de respuesta, hacer el mapa del escenario de riesgo, identificar los puntos álgidos y sensibles  donde tengamos tanques de 10  o cinco mil litros y organizar  las rutas de distribución, qué se establecerán. Vamos a brindarle a la comunidad, el vital líquido”, expresó al término del encuentro, el director de la Ogricc, Jaime Avendaño.

De acuerdo a los estudios del Distrito de los 327 barrios de la ciudad, en época de desabastecimiento son 78 los sectores en riesgo bajo, 165 en riesgo medio y 84 barrios en los que el impacto por la sequía es alto en materia principalmente por el desabastecimiento de agua potable, siendo estos principalmente los ubicados en la Localidad Dos, donde habitan no menos de 89 mil 426 personas.

También podría gustarte