Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA

Febrero, el mes más crítico de la temporada de sequía

435

Los registros evidencian el mínimo histórico con 1,7 milímetros de agua en promedio durante el mes, aunque son los mismos niveles en diciembre con 14,2 milímetros, enero con 3,3 y marzo con 1,9 milímetros.

Aunque desde ya se evidencia el impacto de la falta de lluvias en la ciudad como parte de la temporada seca, los efectos en mayor medida se verán reflejados durante el mes de febrero, siendo este según los registros históricos la época más crítica en cuanto a nivel de precipitaciones y por ende, en abastecimiento de agua potable captada a través de los ríos que descienden de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Por lo menos, así lo indicaron los organismos de socorro, quienes con base en los registros históricos y los pronósticos entregados por el Ideam, iniciaron las preparaciones para afrontar la temporada seca, pero puntualmente las épocas de mayor impacto a nivel de riesgos que pueden ser incendios forestales, bajo caudal en los ríos y por ende desabastecimiento de agua.

Según Jaime Avendaño, director de la Oficina de Gestión del Riesgo, “dentro de las alternativas para abastecer agua a los habitantes tenemos tanto los carros cisternas como los pozos, los cuales solo utilizamos en estos periodos críticos, porque si se usan siempre se afecta irremediablemente los acuíferos”, dijo el funcionario distrital.

Entre las otras estrategias que se tienen pensadas, está la intervención con maquinaria amarilla en el río Guachaca, para mejorar la capacidad hidráulica, es decir, que se tenga más agua.

La temporada seca comienza en diciembre y termina en el mes de marzo, pero sus efectos se pueden prolongar hasta el mes de julio a pesar del inicio de lluvias suaves y moderadas en el mes de abril hasta junio, es decir, la duración de los efectos de la temporada seca son seis meses.

Según las autoridades el comportamiento de las precipitaciones de forma histórica evidencia que entre los cuatro meses que componen la temporada seca, febrero es en el que los registros evidencia el mínimo histórico con 1,7 milímetros de agua en promedio durante el mes, aunque son los mismos niveles en meses como diciembre con 14,2 milímetros, enero con 3,3 y marzo con 1,9 milímetros.

Situación que dista completamente de los registros de los meses posteriores como septiembre con 99,8 milímetros, aunque los picos históricos se evidencian en octubre con 106 milímetros de agua en promedio durante las lluvias registradas en ese mes.

De acuerdo a los estudios del Distrito de los 327 barrios de la ciudad, en época de desabastecimiento son 78 los sectores en riesgo bajo, 165 en riesgo medio y 84 barrios en los que el impacto por la sequía es alto en materia principalmente por el desabastecimiento de agua potable, siendo estos principalmente los ubicados en la Localidad Dos, donde habitan no menos de 89 mil 426 personas.

RECOMENDACIONES:

Ante la posibilidad que ocurra este escenario de desabastecimiento de agua potable en los hogares de Santa Marta, y con el objetivo que el impacto sea el menor posible, las autoridades entregan una serie de recomendaciones para evitar malgastar el preciado líquido.

  1. Al lavar tus manos y dientes opte por cerrar la pluma mientras se enjabona sus manos durante el proceso de lavado.
  2. No descargue de forma innecesaria el sanitario. No sostenga por más de un segundo la manija, este es el tiempo necesario para realizar el proceso.

Un sanitario moderno emplea un aproximado de cinco litros por descarga, que multiplicado por cuatro (4), que es el número de promedio de descargas diarias por personas, eleva a 20 litros la cifra; que en una familia de cuatro miembros representaría 80 lt. De agua diarios.

  1. No tome duchas en lapsos superiores a 10 minutos, tiempo en el que se podría gastar un promedio de 200 lts, de agua. El tiempo recomendado es de cinco minutos de baño, con cierre de la llave durante el proceso de enjabonado.
  2. Remplace el uso de mangueras e hidrobombas por un balde dispuesto con agua y jabón, un balde adicional con agua limpia, una esponja para el fregado y una toalla para el secado.

Así podrá limpiar la totalidad del automotor, haciendo uso responsable del agua durante la sequía.

  1. Procure utilizar el agua con prudencia y solo en las cantidades necesarias durante procesos como el lavado de prendas de vestir o vajillas. No deseche el agua implementada en las labores domésticas sin antes percatarse de la posibilidad de darles usos alternos.
También podría gustarte