Dos niños murieron luego de que farmacia de EPS les dio narcótico y no purgante

376

Una tragedia en Bogotá enluta a una familia en la localidad de Suba luego de que la trabajadora de una de las farmacias de Cruz Verde, confundiera los medicamentos y entregara dos frascos de Tramadol (analgésico usado para el dolor severo), en lugar de Albendazol (purgante).

El fatal error desencadenó en la muerte de los dos pequeños de 7 y 10 años, a quienes su mamá les suministró el Tramadol, esperando purgarlos, como lo había formulado el pediatra.

Los hechos ocurrieron el martes 21 de enero cuando en horas de la mañana la mamá de los niños se dispuso a cumplir con las indicaciones del pediatra quien le formuló Albendazol para purgar a los dos niños. Confiada en el medicamento que le fue entregado en la farmacia de la EPS, bajo fórmula médica, la mujer suministró las dosis a sus hijos.

Según versión de los vecinos del conjunto residencial que ayudaron a auxiliar a los niños, la mujer habría relatado que minutos después del suministro del supuesto purgante a los menores de edad les dio sueño, por lo que ella no vio problema en que se acostaran a descansar. Sin embargo, el efecto del fuerte medicamento mostró señales horas después.

En la tarde de ese mismo martes la mujer se alertó de que los pequeños no reaccionaban, por lo que en un acto desesperado salió gritando, pidiendo ayuda de sus vecinos.

 “Ella gritaba que los niños, que algo le había pasado a los niños y fuimos pero no reaccionaban. Unos dicen que parecía que habían convulsionado”, relató un residente del conjunto Oasis I.

Tras observar la escena, en carros particulares decidieron trasladarlos hasta un centro asistencial donde los médicos confirmaron el grave estado de salud en que llegaron.

En medio del angustiante momento se le indagó a la madre de los menores qué habría podido provocar esta reacción, encontrando que, según relató la mujer, lo único que les había dado era un purgante, pero tanto la fórmula médica, como los medicamentos ya no estaban en su poder ni en la casa. Ya los había botado.

CRUZ VERDE RECONOCE ERROR

Tan pronto se conoció el hecho,  Cruz Verde inició una investigación al interior de la entidad para determinar responsabilidades, concluyendo que efectivamente a la madre de los niños fallecidos sí se le entregó un medicamento que no correspondía al de la fórmula médica.

A través de un comunicado la farmacia reconoció la responsabilidad en el caso y se puso en contacto con la familia López Torres para brindar acompañamiento constante, colaborar en las investigaciones y lo que se requiera.

En la comunicación, emitida el jueves 23 de enero, Cruz Verde aclara que se trató de un error por parte de una auxiliar farmaceuta quien en el momento de la entrega confundió los medicamentos.

Por este motivo dijo que se encuentran revisando los protocolos de almacenamiento y dispensación de medicamentos.

De igual forma reconoció como un error grave el cometido por la trabajadora, quien según el comunicado, fue despedida.

También podría gustarte