Cuatro niños indígenas han muerto en el Bajo Baudó por extraña enfermedad

En las últimas dos semanas, cuatro menores de edad, pertenecientes al resguardo indígena wounaan de Buena Vista, en Bajo Baudó, Chocó, murieron a causa de una epidemia desconocida.

Orlando Moya Ortiz, consejero mayor del pueblo wounaan, aseguró que los niños presentaron diarrea y vómito y que, al parecer, hay unos 56 menores de edad más con los mismos síntomas.

Añadió que las comunidades pertenecientes a este resguardo, ubicado a seis horas en lancha de Pizarro, cabecera municipal de Bajo Baudó, no cuentan con una adecuada atención en salud.

Los niños fallecidos fueron identificados como Yafreyda Cabezón Barriga, Belliman Mepaquito Chamarra, Yailex Jaither Isarama Cabezón y Juan José Conquista Barrigón, con edades entre los cinco y seis años de edad.

Ortiz indicó que esperan que el Gobierno Nacional preste especial atención a esta alerta de salud que se está lanzando desde el Consejo de Autoridades del Pueblo wounaan.

Denunció, además, que aunque la EPS que atiende a estas comunidades está adelantando brigadas médicas, el servicio sigue siendo precario.

Desplazadas

En Alto Baudó, Riosucio, Bojayá y Juradó está la mayoría de los once mil desplazados que actualmente hay en Chocó. Las comunidades indígenas y afrodescendientes son las más afectadas.

Este mes, solo ha ocurrido el desplazamiento de 28 familias, integradas por 123 personas de Nuquí. Las demás víctimas salieron de sus hogares desde el año pasado.

La secretaria del Interior de Chocó, Nubia Carolina Córdoba, anunció que habrá un plan de choque que consiste en visitar las poblaciones, tener un censo de afectados, cuáles son sus necesidades y determinar cuántos retornaron. En marzo habrá una reunión para diseñar la hoja de ruta.

Nubia Carolina Córdoba le solicitó al Gobierno Nacional una ayuda integral para los desplazados de Chocó, así como la envió a Tumaco, Nariño.

El enfrentamiento entre grupos armados como el ELN y el Clan del Golfo, por el control de las rutas del narcotráfico y la minera ilegal, así como la presencia de minas antipersonal, han motivado el desplazamiento.

Tropas de la Séptima División del Ejército aumentaron su presencia en Chocó, especialmente en Bojayá, para brindar las condiciones de seguridad que permitan el retorno de las familias.

Fuente: Sistema Integrado de Información

También podría gustarte