¡Tips para llegar puntual a clases!

342

Las vacaciones sirven para relajar la mente y el cuerpo después de un arduo ciclo escolar, y se pueda comenzar un nuevo periodo con muchos objetivos y metas por cumplir.

Sin embargo, es normal que el cuerpo se acostumbre a un ritmo de vida más tranquilo; lo que ocasiona que nos cueste más trabajo despertarnos temprano y llegar a las  respectivas actividades con tiempo.

Por eso, ahora que comienza la temporada escolar,  HOY DIARIO DEL MAGDALENA les comparte estos consejos para reducir la posibilidad de llegar tarde y comenzar este ciclo con el pie derecho.

-Organizar las cosas un día antes: Tanto el maletín como el uniforme que usarás para tu primer día de clases, debe estar organizado y colgado a unos cuantos pasos de tu cama, para que no pierdas tiempo en la mañana, ya que normalmente el cuerpo también es más lento a esas horas. Debes revisar todo lo que necesitas llevar a la escuela.

-Deja tus cosas básicas en un punto: Por lo general siempre salimos con cosas pequeñas que se nos pueden olvidar y que son importantes para nuestro día, así que arriba de un mueble o en la sala, coloca esos objetos que necesitarás en el transcurso del día.

-Procura llegar 15 minutos antes: Comúnmente dicen que tenemos 15 minutos de “tolerancia”, pero porqué no aplicar el caso contrario; llegar con 15 minutos de antelación te ayudará a llegar más relajado y podrás adaptarte más  rápido al día, que si llegas a la hora en punto y directo a enfocarte en tus estudios.

-Ten en cuenta el tráfico para llegar a la escuela y sobretodo prevé cualquier situación que pueda suceder, recuerda que la lluvia congestiona las vías y que hay calles que se congestionan más que otras.

Estas son algunas recomendaciones que puedes tener en cuenta para cuando lleves a tus hijos o te dirijas tú a la escuela, lo ideal es que no sean sólo para los primeros días de clase, sino que los pongas en práctica para fomentar una cultura de puntualidad que te beneficiará a corto, mediano y largo plazo; notarás un cambio en tu humor y tu día rendirá más.

EN LA LONCHERA

De otro lado, es importante que los niños participen en el surtido de la lonchera y eso permite hablar con ellos para saber cuánto es que consumen.

La idea también es que no queden residuos y se pierdan alimentos o queden sobrantes, que no se deben volver a usar.

El refrigerio no remplaza ninguna de las tres comidas principales (desayuno, almuerzo o comida) y en lo posible deben evitarse las bebidas gaseosas y empaquetados, los cuales se pueden remplazar por jugos de frutas naturales  sin azúcar, pan y galletas integrales.

Asimismo, se debe lavar a diario los recipientes y loncheras, empacar los alimentos por separado y recomendar a los menores consumir primero los productos que requieren refrigeración como carnes o lácteos.

En cuanto a los recipientes utilizados, se recomienda utilizar termos sin pitillo para facilitar su limpieza, usar papel aluminio y bolsas herméticas para evitar que se rieguen o humedezcan los alimentos y empacar cubiertos y servilletas solo cuando se requiera.

Estas son algunas de las combinaciones de refrigerios recomendadas por los expertos:

*Sándwich de pollo y queso con verduras y jugo de frutas.

*Tortillas de maíz, manzana y bebida láctea.

*Sándwich de atún con verduras, mango en cuadritos y bebida.

*Tajadas de pan, queso y huevo, jugo de frutas y un chocolate.

*Pan con mermelada o mantequilla, fruta y bebida con leche.

*Avena, arepa con queso y fruta.

*Ensalada de frutas, galletas de sal o dulce y queso.

*Yogurt, fruta entera y barrita de cereal.

*Sándwich con lechuga, tomate y carne, pollo o atún, y jugo.

También podría gustarte