Comercio sufrió millonarias pérdidas

749

En el marco de la conmemoración del Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2, Santa Marta llevó a cabo por primera vez el día sin carro, medida que sin duda impactó en todos los ámbitos de la forma de cómo se trasportaron los samarios hacia las escuelas, lugares de trabajo y en general. 

Si bien fueron un total de 62 mil 585 vehículos particulares los que dejaron de circular durante el día de ayer en horarios entre las 7:30 de la mañana y 5:00 de la tarde, con el fin de reducir así la emisión de agentes contaminantes en la ciudad, la estrategia causó afectaciones especialmente en el sector del comercio samario.

De acuerdo con la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco Santa Marta, el día sin carro en la capital del Magdalena afectó la dinámica operacional y logística de diversos sectores del comercio.

Así lo dio a conocer Angélica Silva, directora ejecutiva de Fenalco Santa Marta, “(…) seguramente en algunos sectores serán necesario revisar el desarrollo de la dinámica del día de hoy para tenerlas en cuenta en próximas jornadas y mirar cómo pueden verse más beneficiados que en este día y también, establecer las excepciones de manera mucho más clara sobre quienes pueden o no transitar en el día de hoy, puesto que hasta el momento en que salió el Decreto todavía existían muchas inquietudes o dudas sobre quienes podían o no movilizar”.

Frente a lo anterior, Silva agregó: “Por ejemplo algo que vimos en el Decreto es que no se incluyeron los ‘test drive’ o pruebas de manejo y eso afecta directamente a los concesionarios de automóviles, porque ellos en su operación comercial, necesitan hacer este procedimiento para vender su producto, temas parecidos como este deben revisarse para futuras jornadas”, indicó.

Sin embargo como líder gremial, la directora ejecutiva de Fenalco Santa Marta, aseguró que son respetuosos de las medidas que se toman sobretodo a favor del medio ambiente en la ciudad, asegurado además, que el comercio llevó a cabo las acciones necesarias para establecer jornadas especiales, descuentos y promociones, con el ánimo de transformar el día sin carro en una jornada especial para estimular al sector comercial.

 “Creemos que este día debió verse como un piloto en donde al finalizar la jornada sabremos el impacto real de la misma, no solo en materia de reducción del CO2, sino también en cuanto a la cultura ciudadana, a la facilidad de uso del transporte público, a la efectividad en el uso de este servicio, también en las rutas disponibles y hacer una revisión en conjunto con las autoridades sobre si se programan próximas jornadas, cuáles deberían ser los ajustes y cambios para que precisamente se tenga un mayor impacto”, dio a conocer Silva.

Además, la vocera del gremio de comerciantes, exhortó a que una vez  finalizada la jornada y que se tengan los resultados del impacto en materia ambiental, del día sin carro, a realizar una mesa técnica en la que autoridades y fuerzas vivas de la ciudad puedan revisar conjuntamente el balance de la medida y trabajar en las excepciones que estarán incluidas dentro de futuras jornadas.

RESTAURANTES AFECTADOS

Otro de los sectores comerciales que también reportó pérdidas en sus ventas fue el gastronómico, así lo dio a conocer Paola Narváez, directora ejecutiva de la  Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica, Acodrés Magdalena.

“Nos dicen nuestros afiliados que las ventas no salieron tan buenas como resultó ser en años anteriores para estas mismas fechas, puesto que durante el día se observó una  la baja demanda de personas que acudieron a los establecimientos gastronómicos”, expresó Narváez.

Sin embargo, la directora ejecutiva de Acodrés Magdalena, aclaró que, “esto no quiere decir que no sigamos haciendo el día sin carro, hay que buscar y seguir trabajando en estrategias para el comercio, un ejemplo que hay que resaltar es que los supermercados afiliados a Acodrés hicieron promociones durante todo el día, una de ellas era que podrían hacer sus compras y puede recogerlas después de 5:00 de la tarde”.

Según Narváez el éxito de la medida radica en buscar alternativas estratégicas para promover el comercio durante estas jornadas y desde cada uno de los gremios, “(….) sobretodo Acodrés, buscamos todas las maneras especiales de invitar a los samarios para que vinieran a disfrutar del día sin carro en un restaurante, recalcó si se establecieron estrategias, pero hay que analizarlas más para que el comercio no pierda, aunque es importante resaltar que para el comercio lo más importante es seguir trabajando por la protección del medio ambiente”.

CIERTO DESCONTETO

Por otro lado, pese a que en Santa Marta la mayoría de sus habitantes estuvieron de acuerdo con la medida y acataron el día sin carro, un menor porcentaje de la población hizo saber su descontento a través de las redes sociales.

Como es el caso de Lucas Gutiérrez, director del programa Santa Marta Como Vamos, quien expreso lo siguiente: “Santa Marta no tiene una mala calidad del aire, por lo que el día sin carro en la ciudad no es una medida que aporte mucho al respecto. En todo caso es una medida útil para concientizar a la gente en el uso del transporte público o medios alternativos de movilidad”.

Gutiérrez también añadió en un trino, “pienso que el enfoque sobre reducción de emisiones no fue el más pertinente. Hay que seguir promoviendo el día sin carro haciendo pedagogía sobre la necesidad de usar más transporte público. En cualquier ciudad la solución en movilidad no es más vías, es más transporte público”.

Fernán Medrano al respecto manifestó que no se contempló el efecto negativo que la medida trajo al comercio samario, “implementar el día sin carro es una medida obsoleta a la hora de proteger el medio ambiente y la disminución de los gases de efecto invernadero”.

Finalmente, Diego García indicó que si bien el día sin carro no es malo, solo es un paño de agua tibia, “lo que en realidad necesita la ciudad es un plan a través del cual en un tiempo propuesto se haga un recambio de aquellos vehículos altamente contaminantes”.

También podría gustarte