¿Qué son las FAES, el cuerpo élite que recapturó a Merlano?

366

Un cuerpo de policía afín a la causa de Nicolás Maduro fue el encargado de poner fin a los tres meses y 26 de la fuga de la excongresista del Partido Conservador, Aída Merlano Rebolledo. Se trata de la Fuerza de Acciones Especiales, FAES, que confirmó que la política fue detenida en compañía de un misterioso hombre en el sector de El Milagro, Maracaibo en el vecino país.

Cuando fue creada esta Fuerza, en 2017, Nicolás Maduro señaló que su misión era la de proteger al pueblo frente al crimen. Su actual director es Miguel Domínguez y fue el encargado de organizar el cierre de la frontera el 23 de febrero del año pasado cuando se pretendía llevar a cabo el ingreso de ayuda humanitaria a ese país.

Para ese entonces, era el comisionado de la FAES en el fronterizo estado de Táchira. Por cuenta de esa acción, Domínguez fue sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. “Estamos estableciendo sanciones contra miembros de las fuerzas de seguridad de Maduro, en respuesta a los hechos repudiables de violencia, muertes trágicas y la quema inadmisible de alimentos y medicamentos destinados a venezolanos enfermos y hambrientos”, expresó en su momento el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin.

La organización Human Rights Watch, por su parte, ha insistido en el último semestre que las FAES son generadoras de graves violaciones a los derechos humanos por cuenta de sus prácticas en barrios de bajos recursos que son patrullados por sus integrantes que se cubren el rostro con pasamontañas, visten uniformes camuflados y portan armas largas.

Para HRW esta unidad de la Policía Nacional Bolivariana es responsable de varios casos de ejecuciones extrajudiciales. En un informe divulgado en septiembre del año pasado se advierte que los integrantes de las FAES sacaban de sus viviendas a los familiares de las víctimas antes de cometer los crímenes.

 “En todos los casos de ejecuciones que investigamos, hubo familiares que dijeron que agentes de las FAES alteraron el lugar de los hechos y manipularon la evidencia. Los agentes colocaron armas y drogas para incriminar a las víctimas o efectuaron disparos contra las paredes o al aire para sugerir que las víctimas se habían ‘resistido a la autoridad’”, advierte el documento de la HRW.

En su cuenta de Instagram, la FAES divulga constantes mensajes de propaganda sobre las acciones que realizan y los cursos que inician. Para ingresar a esa capacitación se requiere ser venezolano, no mayor a 25 años y “no poseer antecedentes y no tener tatuajes visibles”.

El curso de instrucción consta de 836 horas de adiestramiento interno en el que a la par de ejercicios militares y de combate, se capacitan en doctrina chavista y juran lealtad al gobierno de Maduro./Colprensa

También podría gustarte