Así fue la recaptura

324

La Fuerza de Acciones Especiales, FAES, que logró la detención de Merlano Rebolledo es un cuestionado cuerpo élite de seguridad, perteneciente a la Policía Nacional Bolivariana, que ha sido señalada por ser los presuntos autores de ejecuciones extrajudiciales.

En el sector El Milagro, de la ciudad de Maracaibo en Venezuela, fue detenida la prófuga Aída Merlano, según confirmó la Fuerza de Acciones Especiales de ese país a través de su cuenta en Instagram. Dice esa unidad que la excongresista del Partido Conservador “ingresó al territorio venezolano de forma ilegal en compañía de un ciudadano colombiano indocumentado”.

En la fotografía que acompaña el reporte se ve a la mujer de espaldas junto a un hombre. Sobre la mesa de evidencias se observa una peluca de tono rubio que, al parecer, usaba la política barranquillera condenada por la Corte Suprema a 15 años por delitos electorales. Su curul hoy es ocupada por Soledad Tamayo.

Por su paradero las autoridades ofrecían una recompensa de hasta 200 millones de pesos para quien entregara información de su paradero.

La Fuerza de Acciones Especiales, FAES, que logró la detención de Merlano Rebolledo es un cuestionado cuerpo élite de seguridad, perteneciente a la Policía Nacional Bolivariana, que ha sido señalada por ser los presuntos autores de ejecuciones extrajudiciales. Los patrullajes que hace esta unidad muestran a sus integrantes siempre cubriéndose el rostro. Cuando fue creada esta Fuerza, Nicolás Maduro señaló que su misión era la de proteger al pueblo frente al crimen.

Merlano Rebolledo se fugó el pasado primero de octubre tras acudir a una cita odontológica en el consultorio del dentista Javier Cely Baraja, un teniente coronel retirado del Ejército que salió de las filas militares por sospechas de hechos de corrupción.

Cely compareció en audiencia señalado por la Fiscalía por complicidad en fuga de presos ya que, de acuerdo con el ente acusador, permitió que se consumara el plan de escape de Merlano Rebolledo con quien tenía un alto grado de cercanía, según la perfilación hecha por expertos basados en el vídeo en el que se ve a la hoy fugitiva en el consultorio del dentista, quien se defiende en libertad.

También libre se encuentra Aída Victoria Merlano Manzaneda, la hija de la excongresista, quien calificó su detención como un espectáculo de la Fiscalía y un mecanismo de presión para que su mamá se entregara.

Ese día, antes de ingresar a la sala de audiencias, la joven Merlano Manzaneda dijo “mi mamá me conoce perfectamente, sabe que soy una persona fuerte, nada de esto va a quebrarme. Nadie va a quebrar mi voluntad. Saben el dolor que puede sentir una madre por ver su hija en estas condiciones”.

En esa misma diligencia el fiscal del caso pidió cárcel para Aída Victoria y para Cely argumentando, entre otras razones, que “estamos hablando de la burla de la justicia con el fin de evadir una condena es también grave. En la Costa tenía un caudal electoral, era una persona reconocida y muchas personas confiaron en ella”.

La jueza del caso, con jalón de orejas incluido, negó la petición y permitió que los dos implicados se defendieran en libertad. Una de las consecuencias de la decisión fue el cambio del equipo de fiscales que llevaban la investigación./Colprensa

También podría gustarte