Más de 50 niños dejaron de ser atendidos por su EPS

357

Más de 50 niños de los municipios de El Retén y  Aracataca, pertenecientes a la fundación Pie de Apoyo, dejaron de recibir su atención en salud debido a que su  EPS no hace el pago correspondiente a la IPS CISAD donde son atendidos.

Ante esta situación los niños no cuentan con un servicio de salud oportuno que les permita recibir tratamiento médico en caso de presentarse alguna emergencia, por otro lado aquellos que están en tratamiento médico seguir con sus consultas, teniendo en cuenta que el convenio no está vigente.

“La preocupación de nosotros como fundación que propendemos el bienestar de los niños con discapacidad, es la negligencia por parte de la E.P.S COOSALUD de no brindarle las terapias de rehabilitación  a una cantidad considerable de niños de los municipios de Aracataca y El Retén. Desde el mes de octubre fueron suspendidas las atenciones por la I.P.S CISAD la cual se las venía prestando y dejaron de darle el servicio aduciendo no tener contratos con esta empresa prestadora de servicio. La salud de estos niños ha tenido un retroceso por faltas de estas terapias, no nos interesa que IPS brinde el servicio, nos interesa que se contrate nuevamente con cualquier entidad  cercana a nuestro municipio y que el servicio sea acorde con las necesidades de estos niños ya que son de 3 a 4 terapias semanales, para pacientes te estratos 1 y 2  que no se pueden desplazar hasta Santa Marta porque se le incrementan los gastos de pasajes y estadías”, manifestó Jhon Jairo Claro, representante de la fundación Pie de Apoyo.

Seguidamente dijo: nosotros somos una fundación de carácter social, sin ánimo de lucro que nos preocupamos porque los derechos de estos niños no sean vulnerados basado lógicamente en la normatividad, en esta ocasión hacemos las veces de vocero instaurando la queja ante la personería para que sean estos los encargados de tomar cartas en el asunto.”

VIOLACIÓN A LOS DERECHOS DEL NIÑO

Teniendo en cuenta lo sucedido, la comunidad afectada manifiesta que esto es una clara violación a los derechos de los niños contemplados en el artículo 44 de la constitución nacional de Colombia, donde se dicta que son derechos fundamentales la vida, la salud, la integridad física, la protección social y  la rehabilitación de estos niños

“El colmo que una EPS como esta, no tenga en cuenta el estado de evolución de estos niños que necesitan tratamiento continuo para su desarrollo, evolución y crecimiento, a través de las terapias”, puntualizó Claro, quien además manifiesta que hará extensiva la queja a la Superintendencia de Salud, la Defensoría del Pueblo.

También podría gustarte