Parques realizará cierre temporal del Tayrona por un mes

365

El primer cierre del Parque Tayrona del año 2020 comienza desde mañana primero de febrero y durará un mes, tiempo en el que descansan los ecosistemas y personal de Parques realiza seguimiento a las especies que habitan en el área protegida, además las comunidades indígenas realizan sus rituales en los sitios sagrados.

El cierre se aplicará en las 19.309 hectáreas que componen el área protegida, partiendo desde Punta Venado hasta la margen izquierda del río Piedra; y los operativos de control se coordinarán con las diferentes autoridades.

Con la finalidad de garantizar el descanso de los ecosistemas en uno de los meses más secos del año, y generar espacios para la realización de los trabajos culturales de los cuatro pueblos Indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, desde este sábado primero y hasta el 29 de febrero, se llevará a cabo el periodo de descanso del Parque Nacional Natural Tayrona, denominado ‘Respira Tayrona’.

Los controles se realizarán por el Personal del Parque Nacional Natural Tayrona, con el acompañamiento de la Policía Metropolitana de Santa Marta a través de las especialidades de Carabineros, Tránsito y Transporte; el Grupo de Protección Turismo y Patrimonio Nacional y Grupo Protección Ambiental y Ecológica, la Dirección General Marítima, Dimar, la Estación de Guardacostas de Santa Marta, el Batallón de Alta Montaña No. 6, la Secretaría de Seguridad del Distrito y el personal de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta.

LA CONSERVACIÓN

El descanso del Parque Tayrona es una medida de manejo, conservación y fortalecimiento de las dinámicas ecosistémicas para descanso del territorio, la realización de actividades ambientales, culturales,  de limpieza, sanación, protección ambiental y espiritual; de fortalecimiento de las relaciones con el territorio y como parte de una estrategia concertada para darle un respiro a la fauna y flora del lugar y así, permitir la regeneración de los procesos naturales de las playas, los ecosistemas y las especies que habitan en esta área protegida.

De igual manera se ha realizan los procesos de monitoreo e investigación de los objetivos de conservación del área protegida, para lo cual se instalarán cámaras trampas que permitan evidenciar la presencia-ausencia del paujil, grandes y medianos mamíferos, caimán, entre otros.

Por otro lado, las autoridades indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, desarrollarán actividades de “monitoreo cultural” de los espacios y sitios sagrados a través de prácticas consuetudinarias de armonización y pagamento para la preservación de ley de origen y de sus preceptos territoriales.

En este periodo, se avanzará en el fortalecimiento de los procesos de planificación y coordinación con los prestadores de servicios y operadores ecoturísticos para la conservación y el mejoramiento de la prestación de los servicios que se ofrecen al interior del área protegida, a través de las instancias de participación como son el Comité de Prestadores Ecoturísticos de Bahía Concha, el Comité de Arriería y del Comité Coordinador Comunitario de Prestadores y Operadores Ecoturísticos del Parque Nacional Natural Tayrona. Cabe recordar que el cierre del Parque Tayrona apoya la conservación, en cumplimiento de la misión institucional.

También podría gustarte