Grupo especial de la Policía investiga crimen de comerciante

665

Ante el reciente hecho de sangre ocurrido en el corregimiento de Siberia, parte alta del municipio de Ciénaga, donde fue asesinado Urielso Hernández Cabrales, de 44 años de edad, quien se encontraba en su establecimiento comercial y fue sorprendido un sujeto, quien en medio de un presunto hecho delincuencial le disparó con una escopeta, el comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Oscar Solarte Castillo señaló que en conjunto con el CTI de la Fiscalía trabajan en el esclarecimiento de esta acción criminal.

 Al respecto, el coronel Solarte, explicó que permanecen verificando los móviles y las causas de cómo ocurrieron los hechos sobre el caso registrado en un sector retirado del caso urbano, “Se presenta desafortunadamente un evento de violencia entre dos personas, donde una de estas agrede con una escopeta al propietario al parecer de una pequeña tienda del sector, estamos investigando los móviles de este homicidio. Se conoció que por el trayecto tan largo que tiene que ocupar para llegar a un centro asistencial, desafortunadamente cuando arriba al municipio de Ciénaga llega sin signos vitales”.

 Por otro lado, las autoridades también investigan si los móviles del crimen obedecen a presuntos nexos con drogas, debido a que su compañera sentimental manifestó que la víctima había salido hace aproximadamente 2 años de la cárcel, tras pagar tres años por el delito de porte de estupefacientes, en hechos ocurridos en Tasajera, versión que están verificando.

Como se informó en la edición de ayer el hecho tuvo lugar a eso de las 5:45 de la tarde de este miércoles, cuando presuntamente Hernández Cabrales que se encontraba en su tienda desarrollando sus labores diarias fue interceptado por un sujeto que se movilizaba en una motocicleta, y quien lo intimidó con el arma al parecer para hurtarlo.
Trascendió que, la víctima y el presunto agresor iniciaron un forcejeo, donde pasados los minutos el sujeto accionó el arma y le propinó una herida a la altura del brazo y el costado izquierdo, dejándolo tendido sobre el piso en grave estado de salud.

 Tras escuchar las detonaciones, familiares y allegados del comerciante salieron a conocer lo ocurrido, y de inmediato lo condujeron hasta la sala de urgencias del hospital San Cristóbal de Ciénaga, donde el reporte de los médicos en turno indicó que había ingresado sin signos vitales

También podría gustarte