´Revolcón´ para los Juegos Nacionales

216

Los Juegos Nacionales que se disputarán en el 2023 en Pereira, Armenia y Manizales podrían ser diferentes a las últimas ediciones. Ernesto Lucena, ministro del Deporte, plantea hoy la necesidad de modificar la Carta Fundamental (reglamento) y las fechas de realización de las máximas justas deportivas del país.

El funcionario estuvo en la Universidad de Manizales, donde se presentó la Válida del Enduro World Series que se disputará en la ciudad la última semana de marzo próximo.

¿En qué está hoy el proceso para los Juegos Nacionales del 2023?

Esperamos que, tanto gobernadores como alcaldes, conformen el comité organizador y se nombre un director de Juegos. Con eso comenzaremos la evaluación de infraestructura y las disciplinas deportivas que se tendrán. Además, el Ministerio está evaluando la Carta Fundamental de los Juegos por muchos motivos, primero, la fecha, porque no se pueden cruzar con otros certámenes, y segundo, por ciertas disciplinas deportivas y número de medallas.

Hubo quejas del deporte colombiano por manipulación de la Carta Fundamental de los Juegos para favorecer regiones quintando deportes o pruebas ¿qué piensa?

Esas son inquietudes que hemos recibido de varios departamentos. Queremos hacer una evaluación muy democrática con la participación de todos para elaborar la Carta Fundamental que necesita el deporte.

¿Qué balance le hace a los Juegos Nacionales que pasaron en Bolívar 2019?

Quedé feliz, veníamos con la mancha negra de los Juegos del 2015, por corrupción, quebrantamiento del tejido social deportivo y ahora hemos dignificado al atleta. Queremos destacar la participación de quienes hacen el Ciclo Olímpico y vimos competencias muy duras en medio de altas temperaturas. Pero hay talento en todas las edades y veo recambio en los procesos.

Colombia brilló en los Juegos Suramericanos Escolares ¿eso indica que hay renovación?

Los Juegos Supérate, nuestra cuna deportiva, también hay que evaluarlos, nos preocupan las fases intramurales y municipales. Hay que hablar con los rectores porque pareciera que les preocupa más la cobertura que la calidad de los Juegos. El Ministerio quiere algo más técnico, no podemos obligar a los jóvenes, tenemos que incentivarlos. Los Supérate, las fases regionales y nacionales deben ser muy buenas.

Hubo quejas con los Supérate porque se cruzaron en fechas con los Juegos Nacionales ¿por qué pasó eso?

Eso es verdad y seguirá pasando si dejamos los Juegos Nacionales en esa fecha. No podemos mover los Supérate porque van acomodados al calendario académico. Para nosotros también fue complejo porque nos tuvimos que duplicar para atender las necesidades y bien. Recibimos todas las críticas.

¿A qué se refiere cuando habla de crear la Liga Universitaria?

Es una obsesión mía desde que llegué al Ministerio, ya lo hablé con Ascun Deportes, para hacer la Liga Universitaria y beneficiar a todos. Los deportistas, porque muchos de ellos dicen que las universidades se convierten el cementerio de los deportistas y no debería ser así. Hay unas que lo hacen. Debemos recuperar los espacios y debemos educar a nuestros atletas. Un atleta bien educado se abre a nuevas situaciones. El que no llega tiene su carrera profesional.

¿Qué ha hecho Coldeportes con los clubes profesionales de fútbol que hoy están incumpliendo?

Hay que ser claros, nuestra competencia con Inspección Vigilancia y Control comienza cuando el Club incumple dos meses de pago. Ahí iniciamos la investigación y nos sujetamos al Código de Procedimiento Contencioso Administrativo. Y eso le da un espacio al equipo para pagar y cumplir. Uno quisiera sancionar de inmediato, pero el debido proceso no lo permite. Estamos detrás de los incumplidos y estamos en línea con el Ministerio del Trabajo.

¿Qué sintió cuando le dijeron que Robert Farah había sido positivo en un control al dopaje?

Sorpresa y dolor inmenso. Estoy en contacto con él, como ministro del Deporte me toca mantener una neutralidad, porque somos de la Asociación Mundial Antidopaje. Lo respaldo como amigo, Colombia tiene que abrazarlo y los atletas que tienen 30 o 40 pruebas al año no se ponen a jugar con eso. Hay que entender que las pruebas que se hacen hoy fuera de competencia son mayores a las que se hacen en competencias.

¿Cuándo estará al servicio el laboratorio antidopaje de Bogotá?

El laboratorio no solo será nacional, sino internacional, y no solo para tomar pruebas, sino también para hacer investigaciones. En julio estaremos recertificados, ha sido un proceso largo, arduo, pero lo hemos hecho bien. Y el pasaporte biológico lo haremos sin muchas objeciones de la Asociación Mundial Antidopaje.

¿En qué va el proceso de la ley para sancionar a quienes negocian con sustancias dopantes?

Presentamos la reforma al Artículo 380 del Código Penal, para condenar no solo al que suministra la sustancia, sino también a toda la cadena de suministro, cuando se haga con engaños. Está radicado y pasó primer debate en Cámara. La segunda es la creación del Tribunal Nacional Antidopaje. El dopaje se nos ha vuelto una ruta.

El deporte se queja porque Inspección Vigilancia y Control del Ministerio es muy reducida para atender la carga jurídica del deporte colombiano ¿cuál es su opinión?

En la reforma que quiero plantear a la Ley 181, es fundamental que los reconocimientos para las ligas los deben hacer los departamentos. Son más de 700 solicitudes y el Ministerio no tiene la capacidad de vigilar. Desde que Coldeportes se fue de las regiones y quedaron los entes departamentales, deben ser competencia de ellos. Así garantizaríamos la segunda instancia.

¿Por qué Manizales no está como sede o subsede para el Mundial Femenino?

Quien hace la postulación es la Federación Colombiana de Fútbol. Nosotros aunamos esfuerzos y apoyamos. A cada uno nos toca hacer algo, a la Vicepresidenta, a la Federación y al Ministerio del Deporte.

¿Qué es Colombiana Tierra de Atletas más allá de la marca?

Les damos identidad a nuestros deportistas, le pusimos filosofía y lo hemos valorado como el reto, ojalá no se les olvide. Resiliencia, empatía, trabajo en equipo y optimismo. Debajo de eso hay otro programa que se llama Talentos Colombia para hacer visible a esos niños de la Colombia profunda que a veces no tienen la oportunidad./Colprensa

También podría gustarte