La cifra de desempleo de hoy es por desaceleración de 2015: Mincomercio

586

José Manuel Restrepo, ministro de Comercio, fue uno de los miembros del Gobierno que terminó el año tranquilo, gracias a que su sector tuvo un buen desempeño en 2019 y buenas proyecciones para el 2020.

Se declara optimista frente a los retos, y aunque admite que el desempleo es un tema espinoso, cree que el Gobierno está tomando las medidas correctas para tener un año al menos parecido en temas de crecimiento y proyección económica al 2019.

¿Cómo cerró el 2019 en temas de comercio el país?

Muy bien. El comercio interno creciendo venía creciendo a niveles entre 7 y 8 puntos porcentuales por encima de inflación en los últimos meses, eso genera una dinámica que ayuda al crecimiento, ayuda a que Colombia crezca.  También terminó el año muy bien con una industria creciendo cerca del dos, cuando veníamos de varios años de cero o negativo. Y eso que todavía le falta mucho. Y con eso empieza una dinámica nueva de crecimiento que se nota en exportaciones. Octubre y noviembre del año pasado cerrado entre el 4 y 6 %

El turismo también ayudó a que el 2019 cerrara muy bien…

Sin duda alguna. Fue el sector récord, récord en tasas de ocupación en 15 años, récord en número de visitantes no residentes, en ingresos generados en hotelería. Reconocimiento de Israel, Japón, Reino Unido sobre los ‘travel warning’ (riesgo de viajar a un país), de que ya la cosa no es tan grave. Eso va a generar un atractivo nuevo para los visitantes. Ese es un sector que viene creciendo muy rápidamente.

¿Y qué está todavía en deuda?

Lo que es de mi sector y que todavía le faltan dinámicas de crecimiento son las exportaciones, pero cuando me circunscribo a las que son de mi sector, que son las no minero energéticas, ya las veo creciendo en octubre y noviembre al 4 y 8 % la manufactura y el agro.

El panorama que cuenta parece muy positivo en lo macro, pero la realidad del desempleo es preocupante. ¿Cómo explica usted ese fenómeno?

Yo lo explico así: la forma a través de la que se genera empleo, la más importante es crecer. Pero entre el crecimiento y el empleo hay un ‘lag’, un periodo de tiempo, un rezago. Estamos viendo hoy un resultado de empleo, que en el fondo, es el resultado de desaceleración de la economía de muchos años, que llegó incluso a crecer al 1,4 % Y esa dinámica del  empleo se empezó a generar desde el 2015. Para que haya de nuevo reactivación de empleo se necesitan varias cosas: primero crecer, que estamos creciendo, seguiremos creciendo, y con el rezago normal eso genera empleo.

Pero también se están tomando acciones, como la zona económica y especial, que busca responder al shock migratorio. Esa zona se crea para Norte de Santander, La Guajira, Arauca, Armenia y Quibdó, que son las zonas de más desempleo e impacto de la crisis migratoria.

¿Y qué beneficios específicos traería ese programa?

Permite atraer empresas nuevas o motivar empresas existentes con un beneficio tributario que es cero renta en cinco años y la mitad en cinco más, sobre la base de la generación de empleo.

Pero el problema del empleo está en otras regiones también…

Yo veo un buen resultado de crecimiento en infraestructura civil (10% a final del año), eso genera empleo. Necesitamos la vivienda no VIS, en el sector construcción, porque las viviendas son grandes generadoras de empleo.

Pero la construcción no terminó el año con cifras muy buenas…

En infraestructura civil, sí. En VIS, sí. En no VIS, no. Y esta es la que tenemos que lograr que crezca, porque genera dinámica de empleo positiva.

Además, la Ley de Crecimiento contribuye a reducir los costos para los empresarios que contraten a personas entre los 18 y los 28 años, eso genera empleo. Y es una forma que ha sido exitosa en el pasado.

Está muy optimista de cara el 2020

Yo soy muy optimista. Y no soy el único. Cepal también lo hace, el Fondo Monetario Internacional también lo es. Y soy optimista porque la reactivación de la inversión extranjera también va a generar empleo. Y es que crecer a 25, 5 a 9 meses es porque está llegando inversión extranjera. Y eso se ve en Procolombia. Y la ley de Crecimiento envió un  mensaje de seguridad jurídica.

¿Cómo evalúa el tema del dólar? Terminó el año volátil y nada que se estabiliza

La preocupación con el dólar es su volatilidad. Cómo ha venido fluctuando yo diría que es manejable, desde el punto de vista de empresa. Un dólar alto es una oportunidad para motivar más turismo interno y es más barato que el extranjero venga a Colombia. Eso es bueno. Y motiva más exportaciones porque una tasa de cambio, aunque no debe ser el determinante de una exportación, pues se puede aprovechar para ese fin. Lo que debemos es llevar el pulso a la tasa de cambio de que no se nos vuelva excesivamente volátil, que eso sí afecta la decisión empresarial.

Otro elemento que está jalonando el crecimiento es el consumo, ¿está bien crecer así, no es peligroso?

Creo que es una fuente de crecimiento válida. Y eso supone que hay ingresos, que la gente consume porque tiene ingreso. Y no lo veo peligroso. Creo que en el mundo hay economías que son fuertes en consumo. Los Estados Unidos tienen fortaleza en consumo. No digo que hacer depender el crecimiento solo del consumo. Pero el consumo supone que hay una dinámica empresarial, que hay una dinámica de ingresos. Yo creo que esto hay que seguirlo alimentando con crecimiento en servicios, en crecimiento agro y en construcción, que genera crecimiento a largo plazo.

¿Y qué apuesta hay para mantener el crecimiento este año, más allá de confiar en el consumo?

Hay varias, una prioridad estará en el turismo y será avanzar aún más en las políticas de turismo sostenible. Y en la formalización. Nosotros creamos la Mesa Permanente de la Formalización Turística, que busca con actores del Gobierno, empresarios, identificar acciones para lograr formalidad turística en todo el país.

Otra prioridad será el emprendimiento. El reto es extender lo que ya se ha venido haciendo en algunas regiones que son los ecosistemas de emprendimiento y yo creo que en 2020 tendremos seis o siete más. La idea es llegar a 24 de estos centros donde el emprendedor se reúne, interactúa con el financiador, con otros emprendedores, con la academia. Y se debe implementar lo que ya se creó, que es el fondo de fondos de emprendimiento de capital de riesgo, son 41 millones de dólares, listos para distribuirlos a fondos de capitales de riesgo y estos a los emprendedores y así respondemos al 66 %  de las problemáticas de los emprendedores.

COLPRENSA (Bogotá).

También podría gustarte