El Fuego Bolivariano iluminó  Cali y salió rumbo a Cartagena

284

Iluminada por el fuego bolivariano, la ciudad de Cali cumplió con creces está primera cita oficial de los Juegos.

 

“Cali está lista con su organización y tiene dispuestos los escenarios que soportarán los cuatro deportes que se disputarán en el marco de la cita bolivariana”, dijo Jorge Soto, coordinador de la subsede bolivariana.

 

 La alta temperatura apareció como un ingrediente generoso, que al esparcir su energía sobre la llama del fuego bolivariano iluminó cada milímetro del recorrido, como cómplice del esfuerzo de los notables campeones de la tierra vallecaucana que lo portaron orgullosamente y en testimonio de la perfecta organización de Cali como subsede de los Juegos Bolivarianos 2017.

“Cali está lista con su organización y tiene dispuestos los escenarios que soportarán los cuatro deportes que se disputarán en el marco de la cita bolivariana”, dijo Jorge Soto, coordinador de la subsede bolivariana.

Con esa perspectiva se dio la partida en la sede de la Secretaría de Deportes, dependencia anexa a la Alcaldía, que vela por los programas del deporte caleño, en un comienzo que presentó un marco protagónico consecuente con lo que procura siempre la Capital Deportiva de Colombia.

Diana Castillo, fue la encargada elevó las emociones al encender el pebetero.

 

“Estamos maravillados de la apertura de este ciclo y muy felices de acompañar la antorcha; igualmente felices de ayudar a Santa Marta en estos Juegos. Queremos manifestarles que estamos listos para recibir a todos los participantes”, afirmó Silvio López, secretario de deportes de Cali.

El campeón Francisco Balanta dio los primeros pasos con el fuego en su mano derecha. El judoca señaló orgullosamente el recorrido por escenarios de la Unidad Deportiva Panamericana, entre ellos el estadio de Atletismo Pedro Grajales.

En las principales avenidas de la ciudad, los campeones vallecaucanos armonizaron emocionadamente los relevos con sus compañeros. La nadadora Daniela Gutiérrez, entregó al taekwondista Camilo Baena. Después recibió Jennifer Padilla, quien hizo derroche de sus dotes como atleta y ofreció el fuego bolivariano a Gloria Mosquera de Taekwondo. Otro episodio fue para María Avendaño, competidora de Sofbol quien dejó otra parte del recorrido en Luz Azuela Álvarez, campeona de judo.

En las principales avenidas de la ciudad, los campeones vallecaucanos armonizaron emocionadamente los relevos con sus compañeros.

 

El tramo final fue para la triatleta Diana Castillo, quien elevó las emociones al encender el pebetero: “Es un honor para mí, portar el fuego y encender este pebetero e igualmente representar a Colombia en estas justas. Estoy muy orgullosa del aporte que le hace el Valle del Cauca a los Juegos Bolivarianos”.

Iluminada por el fuego bolivariano, la ciudad de Cali cumplió con creces está primera cita oficial de los Juegos, ratificándose una vez más como la gran potencia deportiva de Colombia y confirmando que está lista para finiquitar con éxito los campeonatos de bolo, tiro deportivo, golf y ciclismo de pista de los XVIII Juegos Bolivarianos.

También podría gustarte