Líderes de tierras han recibido 213 amenazas

353

 

Con el fin de abordar esta problemática se instaló la Mesa de Diálogo Multiactor sobre riesgo y protección de comunidades reclamantes de tierras en el Departamento.

 

 

Los municipios donde se han presentado los mayores casos de amenazas son Santa Marta, El Retén, Zona Bananera, Fundación, Aracataca, Puebloviejo y Plato.

 

El Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep), reveló que en el departamento del Magdalena, un total de 213 amenazas han recibido los líderes reclamantes de tierras de Magdalena, entre 2012 y 2017.

Por lo tanto, con el objetivo de suministrar un balance de los procesos de denuncia por amenazas en contra de reclamantes de tierras y un informe de los avances de las investigaciones en contra de opositores vinculados en los procesos de despojo, se realizó en Santa Marta la Mesa de Diálogo Multiactor sobre riesgo y protección de comunidades reclamantes de tierras.

En el desarrollo de esta mesa se dio a conocer que entre 2015 y 2016, la situación de seguridad de personas y comunidades reclamantes en Magdalena se ha agravado considerablemente. Si bien, han circulado panfletos amenazantes, se reactivaron grupos paramilitares y más recientemente, gremios ganaderos, terratenientes vinculados a paramilitares y ex funcionarios han realizado reuniones y una campaña de desprestigio en contra de los procesos de restitución.

Las víctimas están expuestas al riesgo de violaciones a sus derechos humanos, entre ellas se encuentran las amenazas, homicidios, señalamientos y desplazamiento forzado; además de demandas contra líderes y defensores de derechos humanos; los desalojos a población retornada, destrucción de cultivos de pan coger, bloqueos de vías y fuentes de agua; el repoblamiento, invasiones, cooptación de líderes y creación de organizaciones paralelas; y ausencia de garantías de no repetición: impunidad social, política y judicial.

 

Las victimas están expuestas al riesgo de violaciones a sus derechos humanos, entre ellas se encuentran las amenazas, homicidios, señalamientos y desplazamiento forzado.

 

CIFRAS DE LA SEGURIDAD Y LOS RIESGOS

En el Magdalena se han brindado 62 medidas de protección a líderes reclamantes de tierras ha brindado la Unidad Nacional de Protección (UNP). 20 de esas medidas se han desmontado; 253 solicitudes de riesgo han sido estudiadas por la UNP, de las cuales 123 han sido evaluadas como riesgo extraordinario y 126 como riesgo ordinario; 195 solicitudes de protección están en espera de estudio y respuesta de la UNP.

Además de 70 solicitudes de estudio de riesgo se concentran en Santa Marta y El Retén; 30 medidas de protección fueron otorgadas en Puebloviejo, municipio que mayores medidas ha recibido, 21 para hombres y 9 para mujeres.

Las medidas de protección han sido, en su mayoría, chalecos antibalas, celulares y apoyos económicos por periodos de tres meses con posibilidad de extenderlos tres meses más.

 

MUNICIPIOS CON MÁS AMENAZAS

En los municipios donde se concentran las solicitudes de estudio de riesgo para acceder a medidas de prevención y protección, son: en Santa Marta y El Retén se registran 70, en Zona Bananera 20, en Fundación 19, en Aracataca 14, en Puebloviejo 13 y en Plato 12, representando el 88% de las solicitudes en estudio.

De este número de solicitudes, el municipio en el que se han proveído la mayor parte de medidas es Puebloviejo: Un total de 30 medidas de protección, 21 para hombres y 9 para mujeres, seguido de Santa Marta 12, El Retén 7 y Zona Bananera 4. Las medidas de prevención y protección implementadas han respondido en todos los casos a solicitudes que han sido catalogadas como de riesgo extraordinario.

 

LA SEGURIDAD

Entre otras preocupaciones en materia de seguridad que vienen denunciando los líderes reclamantes de tierras se encuentra: el temor por el rearme de grupos armados ilegales y la intrusión del denominado ‘Clan del Golfo’ a los municipios, las amenazas directas mediante llamadas telefónicas y panfletos, la presunta presencia del postulado paramilitar alias ‘Carlos Tijeras’ en el territorio luego de que este recobrará su libertad.

Además de la limitada presencia de la fuerza pública en los municipios donde cohabitan los reclamantes de tierras y familiares de los despojadores, el aumento de los actos de delincuencia común y la interrupción o negación de las medidas que ha otorgado la Unidad Nacional de Protección a algunos de los líderes.

Entre julio de 2011 y diciembre de 2016, el departamento de Magdalena ha sido uno de las regiones en la que más personas reclamantes de tierras han sido blanco de amenazas a su integridad: Según la información registrada por la Mesa Multiactor, se han presentado 109 amenazas, dos atentados y dos asesinatos en contra de personas vinculadas a procesos de restitución de tierras.

También podría gustarte