Aida Merlano prendió ‘el ventilador’

2.362

La excongresista Aida Merlano anunció que está dispuesta a denunciar la corrupción que hay en Colombia y se declaró “víctima de las familias políticas más importantes, los Gerleín y los Char, porque no quieren una nueva clase política”.

En su primera presentación ante un juez venezolano, la prófuga excongresista del Partido Conservador, Aída Merlano, lanzó una serie de acusaciones que ya son motivo de revuelo en Colombia. La política barranquillera llegó al Palacio de Justicia de ese país, ubicado en Caracas, escoltada por miembros del Sebín y de la Guardia Nacional Bolivariana, pero no esposada.

Tras su detención el pasado 27 de enero en Maracaibo, las autoridades venezolanas anunciaron que la procesarían por ser la presunta responsable de los delitos de falsa documentación, usurpación y asociación para delinquir. De allí su comparecencia este jueves ante el estrado.

Según reseñan medios de ese país, entre ellos la Agencia Venezolana de Noticias, AVN, Merlano en sus declaraciones sostuvo que “el gobierno de (Iván) Duque me raptó. Los raptores me contaron todo, me iban asesinar y a enterrar en una finca de Valledupar para que nunca me encontraran”.

Merlano se fugó de sus custodios del Inpec el primero de octubre del año pasado tras saltar desde la ventana de un consultorio odontológico en el norte de Bogotá. Casi cuatro meses después fue sorprendida por miembros de la FAES, un grupo policía élite creado por el régimen de Nicolás Maduro, que ha sabido aprovechar la detención para que juegue a su favor en un escenario de relaciones internacionales.

De hecho, la Merlano le pidió al propio Maduro una mano y solicitó “al presidente de este país, Venezuela, que si este caso debe llevarse a instancia internacionales, me ayude”. Acto seguido, imploró “protección a mi integridad. Desde que fui capturada he encontrado paz. No he hablado ni con mi familia, le tengo miedo al gobierno colombiano”.

Anunció que está dispuesta a denunciar la corrupción que hay en Colombia y se declaró “víctima de las familias políticas más importantes, los Gerleín y los Char, porque no quieren una nueva clase política”.

Cabe recordar que en la condena a 15 años que le impuso la Corte Suprema de Justicia por delitos electorales, ya se había solicitado la investigación contra las castas políticas tradicionales, con el fin de esclarecer cómo funciona la corrupción electoral en el país y, en especial, en la Costa.

De acuerdo con su versión, de la que no entregó prueba ni evidencia, Merlano dijo que su cinematográfica fuga fue organizada por “Uribe, los Char y los Gerleín” y añadió que también planearon su asesinato, “fui secuestrada, porque ellos sabía dónde estaba (…) ¿Por qué después 4 días de mi fuga decide Duque ofrecer dinero?”.

También podría gustarte