HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

 ‘Fuimos engañadas, no tenemos un contrato y tampoco tenemos salud’

434

Engañadas, utilizadas y explotadas. Así se sienten las madres comunitarias que ayer realizaron un platón a las afueras del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF,  para pedir por el cumplimiento de los acuerdos que se hicieron entre el Gobierno Nacional y las centrales sindicales.

Con arengas y pancartas con mensajes alusivos a lo transitadas, engañadas y estafadas que dicen sentirse las madres comunitarias, decenas de mujeres pidieron el cumplimiento del acuerdo que indicaba el retorno a sus labores a más tardar este 15 de enero.

“Todavía no han contratado laboralmente a las madres comunitarias, no hemos entrado y hay más de 2 mil niños y niñas esperando por ser atendidos, hay preocupación porque tampoco tenemos salud”, indicó Cristina Rochero una de las afectadas.

De acuerdo con Rochero, esta es una situación que no solo sé está viviendo en la capital del Magdalena, sino también en los distintos municipios como Zona Bananera, Ciénaga y Guacamayal, en donde los Hogares Comunitarios de Bienestar no han podido iniciar sus labores, ante la negativa de un contrato a las madres comunitarias.

“El ICBF violó el acuerdo que hizo con el sindicato a nivel nacional y con las madres comunitarias, exigimos respeto, estamos angustiadas porque no son 2 o 3 años son más de 30 años de estar laborando en estos hogares, que nos nieguen los contratos es negarnos a nosotras la salud, nuestro derecho a laborar, no tenemos nada de esto en estos momentos”, indicó la señora Cristina Rochero.

Son varias las mujeres que exigieron la definición de su situación laboral, asegurando que la incertidumbre en que se mantienen desde hace casi un mes, no solo ha afectado sus bolsillos, sino también, ha traído complicaciones como el deterioro de la salud de muchas de ellas.

“Muchas de nosotras estamos enfermas, y cuando quisimos acudir al médico nos dijeron que ya no estamos afiliadas a un sistema de salud, nos negaron hasta la medicina y aquí algunas necesitamos medicamentos de alto costo, nos están negando todo, el bienestar está jugando con la salud de muchas y eso no es justo tenemos derecho a la vida y a la salud”, indicó otra de las madres comunitarias que con pancarta en mano exigió la respuesta por parte de los directivos del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

EL SUR DE LA CIUDAD SIN ESTE SERVICIO

Por otro lado, el presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio de Las Américas, Luis Martínez, fue uno de los usuarios que decidió sumarse a la jornada de manifestación, asegurando que además de las madres comunitarias, los padres y niños han resultado severamente afectados por la falta de labores en los Hogares Comunitarios de Bienestar y los Centros de Desarrollo Infantil.

 “Han sido mucha las reclamaciones de los padres, porque el año anterior para esta época el Centro de Desarrollo Infantil ya tenía atención a los niños, hoy vemos con sorpresa como muchas madres del barrio o sectores aledaños a Las Américas no pueden ejercer su función laboral, porque no tienen con quien dejar a los niños, porque estas madres comunitarias no han sido contratadas”, precisó Martínez

El presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio de Las Américas, denuncia además que son más de 300 los niños que se encuentran sin este servicio en los barrios del sur de Santa Marta como los son María Eugenia, Korea y Pastrana, entre otros.

Asimismo, Martínez también resaltó la falta de respeto que significa la negación de los contratos para estas madres comunitarias, asegurando que, “estas mujeres han dado su juventud al servicio de la niñez, nosotros hoy las acompañamos para que el ICBF cumpla con los acuerdos, concilié con estas mujeres que han dado mucho por nuestros hijos, son ocho horas de cuidados que diariamente brindan estas madres, por eso exigimos una respuesta”.

Finalmente, el líder del barrio Las Américas agregó, “Le pedimos al director del ICBF que le dé la cara a estas mujeres que están en la zozobra, que temen por su salud y sus contrato, que les diga cuál es la situación por la cual no pueden abrir los Centros de Desarrollo Infantil, CDI, que cabe resaltar está es una situación a nivel nacional, como puedes ver hay madres comunitarias de la Zona Bananera, no es solamente en Santa Marta, es en todo el territorio, son más de un 1.500.000 de niños no están asistiendo a los CDI, exigimos una respuesta”

AYUDA DE LOS GOBIERNOS

Cansadas de que todos los años tengan que realizar la misma protesta, las madres comunitarias le hacen un llamado a las máximas autoridades tanto distritales como departamentales para dar solución a esta situación que las mantiene en la angustia y zozobra

“Doctora Virna Johnson, usted está haciendo un proyecto en pro de la mujer, mire donde estamos ahora, sin almuerzo, con sol, sin agua, estamos totalmente mal, pidiendo y exigiendo por nuestros derechos que están siendo violentados, solicitamos su apoyo y ayuda”, manifestó una de las madres comunitarias afectadas.

De igual manera, solicitaron la colaboración del Gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, “(…) ayúdenos, solo estamos exigiendo el respeto de nuestros derechos, estamos desvinculando de la salud, a estas alturas de la vida no tenemos salud, no nos atienden, no nos dan medicamento”.

Cabe destacar que, hasta la edición del hoy el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Regional Magdalena, no se ha pronunciado frente a esta situación.

También podría gustarte