Histórico abrazo de reconciliación entre víctimas de el Nogal y Exfarc

259
Este viernes, un grupo de víctimas del atentado al Club El Nogal entregó un informe a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), relatando lo ocurrido el 7 de febrero de 2003, en donde perdieron la vida 36 personas y 200 más quedaron heridas.

Bertha Lucía Fríes, quien ha sido la cara visible de las víctimas del atentado, fue la encargada de entregar el informe ante la presidenta del tribunal de paz, Patricia Linares, el presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco De Roux, y a su vez, a quienes fueron sus victimarios: Julián Gallo y Rodrigo Londoño, exjefes de la guerrilla de las Farc.

La entrega inició con un minuto de silencio en el que se le rindió honor a las víctimas caídas en el atentado. Tras esto, una vez Linares tuvo en su poder el documento que relata la barbarie cometida por la orden impartida de los excomandantes del grupo guerrillero, anunció que “cada uno de los hechos que nos cuentan las víctimas en los informes son insumos muy valiosos para esta Jurisdicción con el ánimo de garantizar la no impunidad y la reparación de las víctimas”.

Fríes dijo en la entrega que las víctimas quieren saber qué pasó y cuál es la verdad del por qué se perpetró el atentado. La mujer, que quedó con múltiples lesiones en su cuerpo, estaba sentada junto a Rodrigo Londoño, el máximo jefe de las extintas Farc y que según reportes judiciales habría sido uno de los que dio la orden de perpetrar aquel ataque.

A la par que Londoño revisaba los documentos, Julián Gallo también exmiembro de la guerrilla, pedía a las víctimas que los perdonaran. Tras escuchar estas palabras Fríes no dudó un segundo en asegurar que, además, de la verdad quería reconciliación, lo que terminó en un fraterno abrazo, del cual participaron Londoño, Gallo y Freddy Rendón Herrera y Rodrigo Pérez Alzate, exjefes de las Autodefensas Unidas de Colombia.

El informe, que hoy reposa en el tribunal de paz hace parte de cientos que han recibido de organizaciones que relatan los más cruentos testimonios que dejó el conflicto armado de las Farc en Colombia.

BOGOTÁ (Colprensa).
También podría gustarte