Alcoholismo, un gran problema  de salud

238

El alcoholismo está reconocido como un gran problema de salud. En Colombia es la tercera causa de muerte, después de las enfermedades del corazón y el cáncer  y no perjudica solamente a los alcohólicos. Sus efectos hacen daño a otras personas  en el hogar, en los lugares de trabajo y en las carreteras.

Entonces, ya sea que usted llegue o nunca llegue a ser alcohólico, el alcoholismo puede afectar su vida. Por lo anterior,  la  organización Alcohólicos Anónimos con sede en Santa Marta, los invita a leer atentamente información muy valiosa para todos:

Alcohólicos Anónimos (A.A.) es una comunidad de hombres y mujeres que comparten su mutua experiencia, fortaleza y esperanza para resolver su problema común y ayudar a otros a recuperarse del alcoholismo.

El único requisito para ser miembro de A.A. es el deseo de dejar la bebida. Para ser miembro no se pagan honorarios ni cuotas; se mantienen con sus propias contribuciones.

A.A. no está afiliada a ninguna secta, religión, partido político, organización o institución alguna; no desea intervenir en controversias; no respalda ni se opone a ninguna causa.

Su objetivo primordial es mantenerse sobrios y ayudar a otras personas alcohólicas a alcanzar el estado de sobriedad.

“Hemos aprendido mucho sobre cómo se puede reconocer y detener el alcoholismo. Pero, hasta ahora, nadie ha descubierto un medio de prevenirlo, porque nadie sabe por qué algunos bebedores llegan a ser alcohólicos. Los médicos y los científicos interesados no se han puesto de acuerdo en cuanto a la causa (o las causas) del alcoholismo”, indicó la organización de Alcohólicos Anónimos.

Por lo tanto, A.A. se concentra en ayudar a los que ya son alcohólicos, para que puedan dejar la bebida y aprender a llevar una vida normal y feliz, sin alcohol.

El alcoholismo es una enfermedad. A.A. cree que los alcohólicos no pueden controlar su forma de beber, porque están enfermos, de cuerpo y mente (o de las emociones). Si no dejan la bebida, el alcoholismo casi siempre empeora.

La Asociación Médica Norteamericana y la Asociación Médica de Gran Bretaña, las organizaciones principales de médicos de estos países avanzados, también han dicho que el alcoholismo es una enfermedad. ¿Cuáles son los síntomas?

No todos los alcohólicos tienen los mismos síntomas, pero muchos en las varias etapas de la enfermedad muestran estas señales: descubren que sólo el alcohol les hace sentirse seguros de sí mismos y cómodos con otra gente; a menudo, quieren “sólo un trago más” al fin de una fiesta; esperan con ansia las ocasiones de beber y piensan mucho en ellas.

Se emborrachan cuando no tienen la intención de hacerlo; tratan de controlar su forma de beber, cambiando tipos de licores, tomando la decisión de no beber o haciendo promesas solemnes; beben furtivamente; dicen mentiras sobre cuánto y con qué frecuencia beben; esconden botellas; beben en su lugar de trabajo (o en la escuela); sufren de lagunas mentales (es decir, no pueden recordar lo que dijeron o hicieron la noche anterior); beben por la mañana, para aliviar la resaca, los sentimientos de culpabilidad y el miedo; dejan de comer y así sufren de desnutrición; contraen cirrosis del hígado; tiemblan violentamente, alucinan o tienen convulsiones al carecer de alcohol.

Alcohólicos Anónimos es una comunidad mundial de hombres y mujeres, que se ayudan los unos a los otros a mantenerse sobrios.  Ofrecen la misma clase de ayuda a toda persona que tiene un problema con la bebida y quiere hacer algo para resolverlo. Puesto que todos son alcohólicos, los miembros se entienden de una manera singular.

Una vez que un individuo ha perdido su capacidad de controlar la bebida, nunca puede estar seguro de poder beber sin peligro — o, en otras palabras, nunca puede convertirse en uno “que fue” alcohólico o en un “ex-alcohólico”. Pero en A.A. puede hacerse un alcohólico sobrio, un alcohólico en recuperación.

A partir de este sábado, A.A. enviará  un tema relacionado para combatir esta ‘enfermedad’. Alcohólicos Anónimos, oficina principal en Santa Marta, Calle 20 No 8-69, Centro. Horario de atención al público de 3:00 p.m. a 6:00 p.m, de lunes a viernes. Teléfonos  421 64 48. Celular 3015914288.

También podría gustarte